Los altercados ocurridos en la Cámara de Diputados cuando el cuerpo intentaba celebrar una sesión especial para aprobar creación de varias universidades nacionales generaron una situación de confrontación entre la oposición y el oficialismo que podría dificultar la continuidad de la actividad parlamentaria hasta fin de año.

Los cruces entre los integrantes de las bancadas del Frente de Todos (FdT) y Juntos por el Cambio (JxC) continuaron en los medios de comunicación y en las redes sociales, lo cual obligará a mantener conversaciones entre los sectores parlamentarios para poder sancionar leyes que requiere el Gobierno nacional antes de fin de año.

El bloque del FdT había diagramado realizar dos sesiones -una que se frustró ayer- y otra el 14 de diciembre donde buscaba tratar dos proyectos clave como son la moratoria previsional, que apuntaba a beneficiar a unas 800 mil personas, y la reforma de la Ley de Lavado de Activos.

Ayer, la Cámara de Diputados fracasó en su intento de aprobar diversos proyectos, entre ellos el que establecía la creación de nuevas universidades, luego que la sesión ingresara en un clima tumultuoso que impidió su continuidad ante la falta de quórum provocada por Juntos por el Cambio (JxC).

La sesión, que se inició a las 14.35, fue levantada a las 15.40 debido a que el cuerpo quedó sin número suficiente cuando el diputado Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica-JxC, pidió votar la suspensión, en el momento en que se registraba la ausencia de cinco diputados del Interbloque Federal que inicialmente colaboraron para habilitar el debate.

Lo cierto es que tras la controversia que se vivió en el recinto, la relaciones entre oficialismo y oposición parecen haber quedado dañadas aunque desde FdT y JxC no descartaban que se pueda tender algún mecanismo de diálogo.

La paridad entre ambas bancadas obliga al oficialismo a tejer acuerdos para conseguir quórum para poder sesionar.

Las declaraciones producidas en las últimas horas tampoco permiten vislumbrar un camino para alcanzar un entendimiento que permita que la Cámara baja pueda sesionar en quince días.

En tanto, la diputada oficialista Mara Brawer presentó un proyecto de resolución en base al artículo 66 de la Constitución Nacional que permite aplicar sanciones cuando se produce una conducta inadecuada de un legislador, aunque para ello se requiere el aval de los dos tercios del cuerpo legislativo.

El proyecto pide el apartamiento del jefe de la bancada del PRO, Cristian Ritondo, por el gesto grosero que realizó hacia la titular de la Cámara, Cecilia Moreau, cuando se levantaba la sesión.

Brawer acusa a Ritondo de «inhabilidad moral sobreviniente, en razón de haber incurrido en actos que implican una violación» a la Constitución Nacional, la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer y la ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

El jefe de la bancada del Frente de Todos (FdT) en la Cámara de Diputados, Germán Martínez, denunció hoy que JxC «rompió el clima» que había en la Cámara de Diputados «con gestos y actitudes sumamente violentas».

«JxC rompió el clima que veníamos teniendo en la Cámara de Diputados con gestos y actitudes sumamente violentas», señaló Martínez esta mañana en declaraciones a Radio 10.

Sobre la posibilidad de sanciones para los diputados opositores que protagonizado estos hechos, Martínez consideró que «quizás no todos los bloques están dispuestos a avanzar en el repudio respecto a lo que pasó ayer».

«Tenemos que construir puentes de diálogo en Argentina para avanzar, no hay otra manera», concluyó.

En tanto, la diputada del Frente de Todos (FdT), Gabriela Estévez junto a unos 50 legisladores, presentó un proyecto de resolución para repudiar las «acciones misóginas» de los integrantes del bloque de JxC contra la presidenta de la Cámara baja.

La iniciativa repudia la postura de un «grupo de diputados y diputadas del interbloque de JxC que agredieron a la Presidenta del cuerpo e imposibilitaron el normal desarrollo de la sesión especial convocada para aprobar la creación de Universidades Públicas.

En tanto, funcionarios y dirigentes del Frente de Todos (FDT) respaldaron a Moreau, y repudiaron la «violencia machista» que padeció.

«La misoginia y el machismo estallaron hoy -por ayer -en el Congreso. Toda nuestra solidaridad con la presidenta @ceciliamoreauok», publicó en las últimas horas en su cuenta de Twitter la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

Por su parte, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Ayelén Mazzina, remarcó que, «una vez más, la misoginia y la violencia machista se presenta ante la falta de argumentos políticos», también expresó su solidaridad con Moreau y señaló que «en democracia solo es posible construir desde el debate de ideas, no vamos a permitir que quieran callarnos con gritos y amenazas, nunca más!».

Desde la oposición, los principales referentes legislativos de la coalición rechazaron las acusaciones del FdT y culparon al oficialismo.

En diálogo con radio Rivadavia, el titular del bloque de la UCR, Mario Negri, se despegó de las agresiones contra Moreau y dijo que no fue parte «de los insultos» porque le tiene «afecto y respeto” a la Presidenta de la Cámara.

En tanto, en un posteo en sus redes sociales, Negri agregó: “El kirchnerismo quiere la anarquía institucional. Paralizan el Consejo de la Magistratura, avasallan la Justicia y quieren que el Congreso se sume al plan de impunidad K”.

Por su parte la diputada nacional y secretaria Parlamentaria del Interbloque de JxC, Silvia Lospennato, sostuvo: «No avalo ni comparto ningún gesto ni expresión impropia de las muchas que vimos ayer la Cámara”.

“Tampoco es verdad que la impugnación a la Presidenta del cuerpo haya sido por su género. El reclamo era por las violaciones constantes al reglamento que ella debe hacer cumplir”, expresó la legisladora del PRO en su cuenta de Twitter. (Telam)

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *