Por: Roberto Garrone

El reciente viaje que una comitiva de empresarios vinculados con la actividad pesquera complet贸 en Brasil a partir de una agenda promovida por Daniel el Embajador, marca el regreso del mercado del pa铆s vecino en la agenda de prioridades de la pesca nacional, o mejor dicho, de los exportadores de langostino, el negocio m谩s pr贸spero y rentable que exhibe hoy la actividad.

Brasil en los 煤ltimos a帽os hab铆a quedado relegado a los exportadores de merluza, b谩sicamente empresas frigor铆ficas de Mar del Plata que paulatinamente fueron perdiendo terreno al competir con la merluza congelada a bordo en barcos congeladores, de mayor calidad que la generada en tierra, y que pod铆a siempre valer un poco menos, como les gusta pagar a los importadores brasile帽os.

Con China casi bloqueada por las trabas sanitarias y el regreso del coronavirus en bastas regiones, el incipiente mercado ruso que se desplom贸 tras la invasi贸n a Ucrania, el costo del flete mar铆timo que casi se ha triplicado desde el inicio de la pandemia y ha crecido a un ritmo mucho m谩s veloz de lo que se recuperaron los precios del langostino, y la recuperaci贸n de la econom铆a brasile帽a donde el Real se ha apreciado frente al d贸lar en los 煤ltimos meses, son motivos suficientes para que los exportadores del marisco hayan vuelto a mirar cerca.

En esa lista falt贸 el motivo m谩s importante: las empresas abocadas al negocio del langostino miran Brasil porque pueden. Desde el a帽o pasado que levant贸 las barreras para arancelarias que manten铆a desde hacia m谩s de un lustro y permite la importaci贸n de langostino patag贸nico. Otro logro del Embajador estrella que hoy busca posicionarse como sucesor de Alberto. Solo en Argentina鈥

Claro que la hip贸tesis que trazaron las empresas cuando se recuper贸 el negocio estuvo lejos de cristalizarse. Pese a la cercan铆a y a la demanda satisfecha solo por el langostino que ingresaba de contrabando por la frontera misionera, Brasil no figura entre los 10 primeros destinos de las exportaciones de langostino.

La industria ten铆a expectativas con la venta de 鈥渆nteros鈥 pero ese producto se consume en sectores de hoteler铆a y gastronom铆a vinculado a una industria del turismo que todav铆a no se ha recuperado de la pandemia. Las 鈥渃olas鈥 no tuvieron demanda porque las empresas argentinas ten铆an destinos que pagaban m谩s que lo que ofrec铆an los brasile帽贸s.

Scioli organiz贸 una ronda de negocios con casi 40 importadores brasile帽os para intentar acelerar las ventas que segu铆an deprimidas en este primer bimestre del a帽o, donde el pa铆s vecino no aparece entre los primeros nueve destinos del langostino. Se desdibuja en el grupo 鈥渙tros destinos鈥 con un porcentaje 铆nfimo de participaci贸n tanto en producto 鈥淓ntero鈥 como 鈥渃ola鈥 .

M谩s all谩 de las buenas sensaciones con que regres贸 el mismo jueves a la noche la comitiva, el mayor logro de la visita, vaya paradoja, fue para los exportadores de merluza, que segu铆an el itinerario por redes sociales porque nadie del sector hab铆a tomado parte. El 煤nico que fue de la c谩mara de frigor铆ficos exportadores fue una empresa de capitales chinos que reprocesa langostino en Patagonia.

Para no sufrir desabastecimiento en este per铆odo de cuaresma la autoridad sanitaria brasile帽a determin贸 flexibilizar las importaciones de merluza congelada argentina, o marplatense que es casi lo mismo.

La carga ha tenido problemas para cruzar la frontera desde el segundo semestre del a帽o pasado. Brasil tiene un c贸digo sanitario mucho m谩s celoso que otros mercados en cuanto a niveles de sodio y PH tolerantes para la carne de merluza. Y esta el tema de par谩sitos, algo com煤n en una especie salvaje, que tambi茅n fue motivo de rechazos.

SENASA ha relativizado la crisis pero los exportadores denuncian que Brasil rechaza carga hasta por productos mal etiquetados o rotulados. Las empresas volvieron a pedir a los representantes argentinos en Brasil que haya reglas claras y perdurables. En estos d铆as autoridades de SENASA viajar谩n para pulir las nuevas condiciones.

La decisi贸n brasile帽a por ahora es exclusivamente coyuntural. M谩s all谩 que demuestra que cuando necesitan la mercader铆a tanto riesgo sanitario no encierra la merluza argentina, generar谩 impacto sobre todo en la frontera donde comenzaban a juntarse camiones en espera.

Para ver el impacto que la gira tendr谩 en los pedidos de langostino habr谩 que esperar que avance el calendario. La semilla ya fue sembrada.


Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.

Deja un comentario

Deja tu comentario