Mujeres Radicales de Mar del plata – Batán reflexionaron sobre este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Un día para TODAS. Las que están, las que ya no están, las que las callaron, las que no supieron cómo, las que no pudieron, las que no se animaron… NUNCA la culpa fue de ellas, ni lo será.

La responsabilidad es de la sociedad, de la cultura, de quienes dicen «no pasó nada», «eso no es violencia», «ya va a cambiar». También de la justicia injusta, la que no llega a tiempo, la que no tiene respuestas certeras. La de un Estado que no sabe cómo: recursos aplicados a políticas ineficientes, peleas partidarias que no brindan soluciones y la falta de centralidad en una problemática que no merma. Por eso, pedir que uno solo se haga cargo es no comprender que tenemos que ser todos y todas detrás de una consigna que incluya, y no que divida, porque, si no, no hay salida posible.

Este 25 de noviembre se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La ONU declaró este día para visibilizar, reflexionar y erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres y nos dice que, a escala mundial, el 35 por ciento de las mujeres ha experimentado alguna vez violencia física o sexual por parte de una pareja íntima, o violencia sexual perpetrada por una persona distinta de su pareja.

La violencia contra las mujeres constituye un problema de salud pública y una violación de los derechos humanos. Es una realidad que nos interpela a la sociedad en su conjunto y para prevenir la violencia contra la mujer y responder a ella, debemos exigir el trabajo colaborativo y coordinado desde muchos sectores de la sociedad: salud, servicios sociales, educación, justicia, seguridad y medios de comunicación.

El 25 de noviembre es un día que nos lleva a la reflexión para comprometernos como sociedad y desde el lugar que nos encontremos involucrarnos para que nunca más se vulneren los derechos de una mujer. Por una sociedad más justa, con plena igualdad de derechos y libre de actos violentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *