Una industria ajena al interés legislativo

Por: Roberto Garrone

Hoy se vota para renovar parte del poder legislativo local, provincial y nacional y ninguno de los candidatos exhibió a la actividad pesquera y portuaria dentro de sus prioridades parlamentarias. A nadie sorprende, claro, si tampoco hay acuerdos básicos para mejorar aspectos vinculados a seguridad, salud o educación.

Este año el único proyecto vinculado a la temática que se abordó en el Congreso Nacional fue la iniciativa de los diputados Caamaño y Kirchner, de establecer un Área Marina Protegida Agujero Azul, el cual fue rechazado. La oposición fundamentó su negativa en que afectaba áreas ya asignadas para la exploración off shore.

También hay que decir que el área a vedar, un área de máxima productividad biológica ubicada sobre el talud en el sector norte del Mar Argentino, implicaba disponer recursos que no dispone el Estado para su cuidado y vigilancia.

«La Argentina ni siquiera tiene dominio sobre el lecho marino de toda el área que se pretende proteger. Si bien está dentro de la plataforma extendida presentada por ante la Naciones Unidas, solo se nos aprobó desde el paralelo 45º hacia el norte por encontrarnos en litigio por Malvinas y más de la mitad de la extensión de la AMP se encuentra hacia el sur de ese paralelo”, expuso la periodista Karina Fernández en el portal “Revista Puerto”.

En dicho artículo refiere que desde la oposición rescataron las declaraciones realizadas por la Directora de AMP del Ministerio de Ambiente, respecto de la falta de presupuesto para realizar una efectiva protección de esa nueva área que se pretende designar. Lo que no dijo el diputado es que el presupuesto actual no alcanza siquiera para proteger y controlar las áreas ya designadas por el Congreso.

«El sistema de AMP en 2016 contaba con un presupuesto de 100 millones de pesos que en su momento eran 8 millones de dólares y ahora nuestro presupuesto es de 240 mil dólares al año, esto es menos de 2 dólares por kilómetro cuadrado, cuando en 2016 era 270 dólares por kilómetro cuadrado”, explicó Mercedes Santos en la reunión informativa previa al tratamiento del proyecto. La funcionaria pidió no tener “AMP de papel sino efectivas”.

El año pasado el único motivo que generó la atención de diputados y senadores había sido la reforma de la Ley Federal de Pesca para endurecer las penas a los barcos extranjeros que sean encontrados pescando dentro de la zona económica exclusiva, algo que no ocurría desde el momento en que se sancionó la ley, en 1998.

Una industria ajena al interés legislativo

Queda claro que a nadie le importa qué pasa con la actividad y la defensa de nuestros recursos pesqueros. Sino ya le hubiesen planteado quejas a Uruguay por el rol vital que ejerce el puerto de Montevideo como apoyo a la flota extranjera que saquea merluza, abadejo y calamar sobre la milla 201, operando sin control, violando derechos humanos de trabajadores y poniendo en riesgo biológico la sustentabilidad de dichos recursos.

Acá el puerto fue escenario de fotos de campaña o alguna recorrida por astilleros o muelles de la banquina chica, el único lugar de acceso público, donde flotan cada vez menos lanchas. A ninguno se le ocurre qué hacer para que esa postal donde nació la pesca argentina no desaparezca. “Al puerto le hacen falta inversiones”, dijo Pulti antes de la veda. Se olvidó que cuando fue Intendente promovió la Terminal de Cruceros, hoy convertida en dependencia policial.

El edificio jamás recibió un crucero y el muelle habría que reconstruirlo luego que lo destrozara la draga 259 C Mendoza, la que eligieron en el primer gobierno de Cristina para liberar al puerto de la trampa de arena que, dos años después, con la draga ¿trabajando? perdería por 33 meses el servicio de portacontenedores. Pulti quiere ser diputado nacional. No debería poder ni cruzar Juan B Justo.

El oficialismo local lo más cerca que le pasó al puerto fue una recorrida por el paseo comercial de calle 12 de Octubre. No hay que olvidar que el representante de todos los marplatense en el sillón del Directorio del Consorcio Portuario es Pablo Ciceri, personal jerárquico de SPI, el astillero de Horacio Tettamanti.

Lo designó Guillermo Montenegro a poco de asumir. Igual mucho no ayuda. Al menos para destrabar los obstáculos ambientales y que avance la obra de ampliación del elevador sobre el espejo de la banquina chica. En SPI aspiraban tenerla terminada en septiembre y todavía no hundieron un solo pilote de cemento en la banquina. Es indispensable el elevador para poder bajar al “Luigi” al agua. El “Luigi” mide 40 metros y es el nuevo buque tangonero de Solimeno.

En el puerto respiran aliviados ahora que arrancó el dragado. Seis meses después que Rodhe NIelsen, los daneses que harán el dragado, aceptaran hacer una rebaja en la oferta presentada al Consorcio. Ahora van a tener que sacar como un millón de metros cúbicos para alcanzar las profundidades establecidas en el pliego, casi el doble de lo que cotizaron. Ya deben estar arrepentidos de haber venido.

A una semana de la entrada en vigencia del Decreto 754 que rebaja derechos de exportación para los principales productos de la pesca se profundiza la grieta entre los que ven la medida como una señal del gobierno hacia el fomento de la industrialización de la actividad pesquera; pasar de la mera extracción a la fabricación de alimentos, y los que creen que es una medida tan insuficiente como demorada.

Entre los optimistas del primer grupo y los pesimistas del segundo, creo que se requieren de medidas adicionales como una sustancial mejora en los reembolsos por exportar valor agregado y una reforma del impuesto a las ganancias para que la mejora en la rentabilidad que tendrán las empresas no perjudique a los trabajadores marítimos.

Donde entusiastas y inconformistas estarán de acuerdo es el impacto que ha provocado el atraso cambiario, o la inflación en dólares, como prefieran que regaló el gobierno, a tono con los años electorales.

Este fenómeno lo ha sufrido la pesca y toda industria exportadora. La inflación duplica la evolución del tipo de cambio. Compensó el incremento de algunos precios internacionales del langostino principalmente y de la merluza en los últimos meses, pero así como quedaron planteadas las cosas es mucho más probable que se incremente la exportación de cola en bloque en bolsas de 2 kilos para no sufrir la penalización del 2% que las exportaciones de langostino pelado y desvenado.


¿Qué problema hay?

Reparación Pc Computadoras, Notebooks, Laptops. Formateo e Instalación de Windows. Configuraciones y Actualizaciones. ¡ Optimizá y acelerá tu compu !


Wi-Fi más fuerte, negocios más fuertes.

Construimos redes Wi-Fi de alto rendimiento.

Deja un comentario

¿Y vos qué opinas?