La economía sostenible hoy parece ser un tema de moda y es muy común llegar a las redes sociales y ver que cada usuario haga al menos una publicación cada tanto sobre el cuidado del medioambiente, ya sea una foto, un comentario que incluya la palabra sustentabilidad y hasta reels o tik toks que muestren cómo reciclar, cuidar el agua o usar productos naturales.

Esta moda sustentable, hoy se ve acompañada del surgimiento de emprendedores que apuestan a otra clase de negocios y que sin lugar a dudas va cambiando la economía día a día con paso lento
pero firme.

Si bien la metodología parece que llegó para quedarse, es importante hacer un poco de historia para poder ver que en muchas otras oportunidades hubo OLAS VERDES que intentaron asomar y que si bien sirvieron de base, fueron poco a poco apagándose pero no sin dejar una raíz pujante para el crecimiento en otras épocas de la misma concepción del ver el mundo.

Ya en 1948 la Unión Internacional de conservación del Medioambiente, instaló el concepto de cambio climático, la ONU en 1983 creó la comisión de Medioambiente y en 1987 bajo el lema «Nuestro futuro común» donde se afirmaba que no podía haber crecimiento económico sin medioambiente sostenible, elevó al lema a categoría de Ética Global y es allí donde nace un concepto que se conserva hasta hoy dónde tomamos conciencia que se debe satisfacer a las
generaciones presentes sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras, concepto que en teoría queda muy cool pero que ya sabemos que está siendo bastardeado por intereses particulares tal cual el concepto religioso de «amor al prójimo», lamentablemente ambos mas teóricos que prácticos.

Somos seres emocionales y seguimos el comportamiento de las masas y es tal vez allí donde se
corre el peligro que esta nueva ola sustentable siga como una moda hasta que llegue otro concepto que nos enamore mas.

Siguiendo con un poco de historia para tratar de instalar a la sustentabilidad como forma de vida y que no corra mas el riesgo de desaparecer como moda en unos años, podemos decir que en los años 90, se asumen 3 dimensiones: Económica, social y ambiental y se le agrega un factor fundamental por el cual aún sentimos que todo lo que se haga en materia de sustentabilidad es poco, y es el famoso factor TIEMPO.

Este nuevo dragón a vencer que tras varios análisis surge, es sin dudas el que nos hace replantear
continuamente nuestras acciones ya que tenemos un tiempo limitado para cambiar hábitos y que éstos mejoren la calidad de vida de un ser humano en un planeta al que se les acaban los recursos.

El factor tiempo ha sido y es una quimera que nos pone en jaque a todos y es que aún no podemos relacionar nuestras acciones diarias con el resultado futuro y esto pasa tal vez porque la desigualdad económica y social que habita en el mundo es algo que por mas esfuerzo que hagamos, no tiende a desaparecer. Así es entonces que en países mas desarrollados donde lo importante prevalece a lo urgente, se llevan a cabo acciones que mejoran nuestra relación con el Medioambiente, pero en países subdesarrollados la batalla la ganan las urgencias y dejamos de lado lo importante, para tapar agujeros que probablemente nunca dejen de ser urgentes pero que convierten también a los asuntos importante en emergencias futuras.

Por eso hoy mas que nunca podemos aprovechar lo que parece ser una moda para convertirlo en estilo de vida. Podemos valernos de la gran difusión que se le esta dando, aunar esfuerzos en redes sociales y seguir haciendo de esta forma cheta, canchera, cool o como quieran llamarla, una forma de ver el mundo y que no tenga vuelta atrás sino por el contrario, que se siga innovando, que se siga aplicando un pensamiento disruptivo, que se siga haciendo moda, que siga en auge, que se siga valorando y que este en boca de todos ya que al fin y al cabo, eso podrá generar una
conciencia colectiva y en pocos años no nos quedara otra forma de concebir nuestra existencia en este planeta sin accionar en favor del mismo, que en definitiva es a favor nuestros y de nuestra gente.

Para que todo funcione tal vez en necesario ver al prójimo como a nosotros mismos, volver a las bases, dejar el egoísmo e individualismo y auto concebirnos de una vez por todas como parte de un todo que desaparecerá tal cual lo conocemos, si no promovemos una fuerza conjunta.

@lololabazka
2234212319
Rse en acción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *