Desde la Asociación Civil Parque Peña expresaron su posición respecto a la complicada situación de todo el norte costero en general y de ese barrio en particular.

«Ultimamente recibimos noticias anunciando innumerables obras para la ciudad, tanto por los medios de comunicación como por redes sociales. La proyección e inversión presupuestaria para mejorar la oferta turística es razonable, sabemos lo que representa el turismo, pero su casi millón de habitantes exige un esfuerzo adicional de parte de las autoridades», señalaron en un comunicado.

En tal sentido, indicaron que la semana pasada se anunció una licitación de 190 millones de pesos para la puesta en valor del paseo norte costero «y notamos que para algunos el norte costero termina en el parque Camet, o sobre el margen norte del arroyo la tapera o textualmente en la calle cura Brochero».

Además, los vecinalistas de Parque Peña plantearon que «todo indica que la mirada oficial se dirige hacia el sur, la muestra de ello es por ejemplo, la obra de infraestructura anunciada por OSSE en 2022 de llevar agua corriente desde la zona norte incluyendo kilómetros de cañerías hacia el sur. Nos alegramos por los vecinos del sur, pero a OSSE le faltó planificar el agua corriente para lo que tienen más cercano, que es parte de las Dalias y Felix U. Camet y en su totalidad en Parque Peña».

En ese sentido, afirmaron que «Parque Peña no tiene agua corriente, gas natural, no forma parte del ejido urbano con (indicadores similares a el barrio los troncos), no tiene farmacias, estaciones de servicio, cajeros automáticos, centros de pagos de impuestos y servicios, veredas ni calles asfaltadas a excepción de unas pocas cuadras centrales».

A estas falencias, los frentistas les sumaron «paupérrima iluminación y constantes basurales que son utilizados como lugar de descargas no solo por habitantes de la zona norte».

No obstante, indicaron que la zona tiene dos particularidades excepcionales: la planta de tratamiento de efluentes cloacales y el acuerdo entre el Ministerio de Seguridad provincial y la Secretaría de Seguridad local para el retiro de la comisaría 15 y su traslado al interior de parque Camet.

«La planta condenó a todo Parque Peña a ser la única zona que involucionó de todo el frente costero marplatense. El retiro de la comisaría produjo un enorme vacío de seguridad que al día de hoy estamos padeciendo», confesaron.

Mas adelante, desde la Asociación Vecinal indicaron su malestar por la licitación para cambiar e instalar luces led en plazas céntricas y en el paseo Playa Chica y el video en Twitter mostrando el cambio de luminarias de la calle Cerrito.

«Es por ello que queremos solicitarles a las autoridades, al menos, el reciclado de luminarias reemplazadas para ser destinadas a Parque Peña y mejorando la deficiente iluminación de nuestra zona», expresaron.

«Nuestro anhelo sería ser escuchados por las autoridades y poder sugerir cuestiones que sirvan para el mejoramiento en nuestros barrios. El inminente tratamiento del presupuesto 2023 sería una excelente oportunidad para aportar alguna mejora a nuestro barrio. Vamos por una Mar del Plata de 365 días al año abierta al turismo y para todos los marplatenses», finalizaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *