La Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata dejó sin efecto la medida cautelar que frenaba el inicio de la exploración petrolera a 300 kilómetros de las costas de Mar del Plata.

Finalmente, y tras varias semanas de demora, los jueces Alejandro Osvaldo Tazza y Eduardo Pablo Jiménez resolvieron levantar esa medida y autorizar a la empresa Equinor a llevar adelante las actividades de prospección sísmica, las cuales no tienen fecha de concreción luego que se conociera la semana pasada el cambio de ruta de un barco que debía realizar esa tarea.

Los magistrados argumentaron que el Gobierno nacional y la empresa cumplieron con las exigencias establecidas, aunque fijaron una serie de condiciones.

Entre ellas, se destaca la inclusión como “observadores permanentes” a miembros del equipo “Pampa Azul”, quienes “deberán velar por el cuidado del Monumento Natural Ballena Franca, por la tutela del Agujero Azul, así como denunciar a las autoridades administrativas y judiciales actuantes cualquier acontecimiento que afecte sensiblemente al ambiente, para propiciar la inmediata suspensión de las actividades”.

Ahora habrá que esperar la postura de Equinor respecto a si continuarán con la exploración y cuándo se realizarán.

En la Cuenca Argentina Norte se encuentra el Proyecto Argerich, el primer pozo exploratorio costa fuera (offshore) en aguas ultra profundas en Argentina, que tiene por objetivo la exploración de 15.000 km2 a más de 300 km de la costa de Buenos Aires y con una profundidad de 1.527 metros al lecho marino.

Se trata del primer pozo exploratorio de hidrocarburos en aguas profundas en el área perteneciente a la Cuenca Argentina Norte, ubicada a 311 kilómetros de la ciudad de Mar del Plata y a 344 kilómetros de Necochea.

La fase exploratoria comprende el relevamiento sísmico 2D y 3D. La sísmica 2D permite obtener imágenes en dos dimensiones de las capas de la tierra, sus formas y sus estructuras, mientras que la sísmica 3D genera gráficos tridimensionales que, con mayor detalle, permiten verificar la presencia o no de hidrocarburos.

En una siguiente etapa corresponde avanzar con la perforación de un pozo exploratorio con el propósito de encontrar petróleo o gas en un lugar considerado favorable para la existencia de hidrocarburos.

De hallarse hidrocarburos, se ingresaría en la siguiente etapa, que es la de establecer los límites del yacimiento con pozos diseñados para testear el fluido a producir. Es recién en una tercera etapa cuando se perforarían los pozos de producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *