Tras conocerse la noticia de que el gobierno provincial habilitará, durante la nueva fase de aislamiento, el regreso de la obra de construcción privada en toda la provincia bajo estrictos protocolos de salubridad, la presidenta del bloque de concejales de la Unión Cívica Radical Vilma Baragiola mostró su “agrado por la acertada y justa medida para con un actividad que contiene a más de 7000 trabajadores en nuestra ciudad”.

Cabe destacar que días atrás, la edil presentó un proyecto de comunicación solicitando al Gobierno Provincial la reapertura de la obra privada, fundamentando que “tenemos en la ciudad más de 600 obras paralizadas, que bajo estrictos protocolos habían funcionado con total corrección durante la fase cuatro, con un mínimo número de contagios ya que se realiza en su mayoría al aire libre y con un distanciamiento más que considerable”.

Por otra parte, Baragiola explicó que la paralización de la obra privada “obligaba a los trabajadores a realizar las comúnmente llamadas changas, y que las mismas exponían a los obreros a un riesgo altamente superior de contagio ya que era una actividad no regulada y por lo tanto no contaba con medidas de seguridad ni protocolo alguno».

«Por lo tanto, es una gran satisfacción enterarnos la decisión del Gobernador de levantar la prohibición para un sector tan importante para la economía del Partido de General Pueyrredon”, concluyó.


Deja un comentario

Deja un comentario