Tradicionalmente, pedir un préstamo significaba ir al banco y realizar un proceso extenso y complejo para poder obtenerlo, el cual no siempre era aprobado con facilidad. Sin embargo, en la actualidad existen distintas opciones para solicitar préstamos gracias a las facilidades que ofrece internet.

Hablamos de los préstamos online ofrecidos por fintechs, que se pueden solicitar rápidamente y sólo con el DNI. Pero exactamente, ¿cómo funcionan y cómo podemos pedir un préstamo online? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas con respecto a un préstamo tradicional? Aquí te explicamos en detalle todo lo que debes saber para empezar tu trámite.

Ventajas y desventajas de los préstamos online

Este tipo de préstamos tienen una serie de ventajas y desventajas si se comparan con los tradicionales de instituciones bancarias. Veamos cuáles son las principales ventajas de contar con un préstamo online:

  • Las Fintech no solicitan gran cantidad de datos, ni tampoco es un trámite complicado. Con tu DNI ya podés acceder al servicio.

  • No es necesario justificar para qué necesitas el dinero. Lo podés utilizar para compras personales, pagos, transferirlo, etc.

  • Es un procedimiento rápido. El préstamo es prácticamente instantáneo y sin trabas.

  • La mayoría de las plataformas te permiten decidir en cuántas cuotas querés pagar, y al ser digital, verás un desgloce del costo final de las cuotas, intereses, fecha de cierre, y demás.
  • Es completamente seguro. Al igual que cualquier otra institución financiera, las Fintech son reguladas y centralizadas.

  • El soporte al cliente está disponible a todas horas, ya que muchos son automatizados.

Sin embargo, también encontramos un par de desventajas significativas para los préstamos online, las cuales son:

  • Los intereses suelen ser más elevados. Esto se debe a que existe un mayor riesgo para la empresa, que pueden ser atrasos en los pagos o personas que no pagan el crédito. Las Fintech no solicitan información previa, por lo que asumen el riesgo de perder dinero en el proceso.

  • A través de un préstamo online no podemos solicitar grandes cantidades de dinero. Esto también es para prevenir pérdidas para la empresa, y en general, el límite se encuentra alrededor de los 200 USD.

A pesar de estas desventajas, el servicio de préstamos online tiene mayores beneficios, en especial para las personas que requieren un servicio rápido y sin complicaciones.

¿Cómo pedir un préstamo online?

La principal diferencia entre un préstamo por una entidad bancaria y un préstamo online, es que las Fintech no solicitan mucha información. Esta alternativa financiera ayuda a muchas personas que no están bancarizadas, que tienen situaciones laborales irregulares, o que simplemente no quieren realizar trámites complejos. Por lo tanto, pedir un préstamo online es muy fácil.

Lo primero que debés tener en cuenta es cuál empresa vas a utilizar. Un buen consejo es comparar distintas Fintech y qué beneficios te ofrece cada una. En especial, prestá atención a los límites que podés solicitar, número de cuotas permitidas, si existen intereses y el porcentaje, y sus términos y condiciones para obtener el servicio.

Paso a paso: pedir un préstamo online

El primer paso es registrate en la empresa. Todas las entidades financieras, incluyendo las que son online, están obligadas a solicitar información personal, como tu nombre, DNI y teléfono celular para validar identidad. Esto es por seguridad, y para comprobar que sos mayor de edad. Dependiendo de la institución, también solicitan que demuestres tus ingresos, para confirmar que cuentas con liquidez e ingresos fijos para pagar.

Una vez te den de alta y validen tu información, te envían las posibilidades de préstamos disponibles de acuerdo a tu perfil. Tené en cuenta que estos son microcréditos, es decir, el monto total es probable que no supere los 200 USD. Sin embargo, algunas empresas, luego de constatar que podés pagar siempre a tiempo, aumentan el límite disponible.

Luego de firmar el contrato correspondiente, rtecibirás el crédito directamente en la cuenta bancaria que hayas proporcionado, o en la plataforma o app financiera donde lo estés solicitando. Una vez esté aprobado, podés utilizar tu dinero para todo lo que necesites, ya sean compras, pagos, transferencias, ahorro, o lo que desees.

Siguiendo estas indicaciones podés solicitar rápidamente tu primer préstamo en cualquier plataforma, y beneficiarte con este servicio online. Es un proceso sencillo, rápido, y que cualquier persona puede solicitar ya mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *