Montenegro eximirá a gimnasios y natatorios del pago de tasas municipales

Las nuevas restricciones dispuestas por el gobierno de la provincia de Buenos Aires para fase 3 incluye el cierre de total gimnasios y natatorios.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires publicó anoche el boletín oficial donde determina nuevas restricciones para los distritos que se encuentran en fase 3, que incluye el cierre total de natatorios y gimnasios. 

Ante esto, el intendente Guillermo Montenegro decidió que gimnasios y natatorios no abonen las tasas municipales durante el período que permanezcan cerrados, que en principio es hasta el 21 de mayo. 

“Como desde el primer día hablamos con todos los sectores, porque sabemos que muchos se ven perjudicados por las restricciones” y agregó que “es muy importante que cumplamos con los protocolos, para seguir cuidándonos”. 

Asimismo, confirmó que se prorroga hasta el 21 de mayo, en principio, el libre estacionamiento en zonas permitidas con el objetivo de propiciar una merma en la utilización de transporte público.

La UCIP advierte “vamos a la desaparición de un alto porcentaje de comercios de Mar del Plata”

La Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) reiteró que el retroceso hacia FASE 3 en Mar del Plata trajo como consecuencia un impacto negativo enorme en las Pymes de todos los rubros afectados.

La Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) reiteró que el retroceso hacia FASE 3 en Mar del Plata trajo como consecuencia un impacto negativo enorme en las Pymes de todos los rubros afectados.

Ello se agravó para quienes estuvieron casi 70 días cerrados al comienzo de la pandemia, con efectos muy negativos en su economía; así después de un corto período con apertura que representó una brisa de aire fresco, no llegó a ser aprovechado por los comercios, porque nuevamente se retrocede en el tratamiento de la pandemia a Fase 3; ello hace que vuelvan a cerrar los comercios, con un leve permiso: atender en la puerta del establecimiento, prohibiendo la entrada al interior del mismo.

Debido a esta situación es que desde la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata expresaron su malestar y preguntaron sobre cuál es la diferencia que hay entre los rubros debido a la cual a los Hipermercados y otros comercios de alimentos que están abiertos (esenciales) sí les permiten el acceso de los clientes de a uno o dos por vez; “también nos preguntamos por qué pueden vender otros artículos diversos (que no son alimentos), aprovechando la pseudo-apertura de los comercios que comercializan esas mercaderías”.

“Frente a estas diferencias sin justificación es que desde la UCIP exigimos y reclamamos igualdad”, indicaronen un comunicado.

El presidente de la entidad, Dr. Raúl Lamacchia, manifestó “no podemos seguir sin trabajar. Vamos directo a la desaparición de un alto porcentaje de comercios de nuestra ciudad, con las tremendas consecuencias ut-supra mencionadas”.

Además agregó, “los empresarios Pymes no somos la causa del aumento del contagio y muerte de nuestros vecinos. Somos los que solo vociferamos que queremos trabajar; los que queremos que nuestros empleados puedan sostener y atender a sus flias; los que cumplimos estrictamente con los protocolos, razón por la cual no existió contagio en nuestros locales”.

Por todo ello y resumiendo, requerimos:

            1.- Que se permita a los comercios minoristas, puedan ingresar los clientes de a uno o dos personas al interior del local, para adquirir el producto requerido

            2.- Que no se permita que los comercios alimenticios (Hipermercados, etc.) comercialicen productos no alimenticios (ej. arts. del hogar y otros).     

Por último reiteramos, que nos permitan cumplimentar el contenido de los ítems 1 y 2 ut-supra detallados, garantizando el comerciante el cumplimiento de las normas protocolares.

Baragiola pide al gobierno provincial que autorice el regreso de la obra privada

La concejal expresó su preocupación “ante la paralización de las más de 650 obras privadas que se encontraban activas en Mar del Plata, empleando en ellas a más de 7.000 trabajadores”.

La presidenta del bloque de concejales de la Unión Cívica Radical, Vilma Baragiola, presentó un proyecto de comunicación ante el Honorable Concejo Deliberante solicitando al gobernador de la Provincia de Buenos Aires se autorice el regreso a la actividad de la obra de construcción privada.

“El retroceso de nuestra ciudad a Fase 3, suspendiendo la actividad de la obra privada, ha obligado a un gran número de vecinos a volcarse al trabajo informal, las comúnmente conocidas changas, en las cuales  ante la ausencia de un protocolo, aumenta significativamente el riesgo sanitario”, fundamentó la edil.

Baragiola  expresó su preocupación “ante la paralización de las más de 650 obras privadas que se encontraban activas en nuestra ciudad, empleando en ellas a más de 7.000 trabajadores,  que  trabajó sin contagios desde el 11 de mayo junto con el resto de la industria y en la que más del 90% del personal empleado se traslada en transportes particulares o provistos por la misma empresa. Por lo tanto, creemos que no existen razones  para que, a diferencia de la obra pública y el resto de la industria, la obra privada se encuentre impedida de desarrollar sus actividades normalmente”.

Cabe destacar que a nivel estadístico, los números colocan a la actividad entre los sectores con menor riesgo de contagio, ya que no implica rotación de terceros; se desarrolla esencialmente al aire libre y con distancias interpersonales considerables, al igual que la obra pública (actividad que si se encuentra permitida).

Para finalizar, la concejal explicó que “dicha actividad fue habilitada con protocolos de seguridad e higiene muy estrictas, acordados con la Uocra y la Cámara Argentina de la Construcción y se han venido desarrollando sin ningún tipo de riesgos para quienes trabajan y para terceros. La reactivación de la obra privada no solo garantiza que cientos de personas puedan trabajar en forma directa, logrando un salario digno, sino también generando un importante movimiento económico a raíz de lo que estas construcciones producen en forma indirecta”.

Provincia rechazó la apertura de las actividades elevadas por el Municipio

El Municipio de General Pueyrredon había solicitado la apertura de la obra privada, gastronomía con consumo en mesas en la puerta, y los comercios de indumentaria con ingreso a local de hasta una persona.

El Municipio de General Pueyrredon había solicitado la apertura de la obra privada, gastronomía con consumo en mesas en la puerta, y los comercios de indumentaria con ingreso a local de hasta una persona.

Esta mañana el gobierno provincial envió formalmente la notificación de rechazo hacia estos pedidos.

La decisión del intendente Guillermo Montenegro de elevar este pedido se produjo luego que la comisión de reactivación económica no alcanzara un consenso para autorizar algunas excepciones y luego que el Frente de Todos anunciara su alejamiento de la mencionada comisión.

Gimnasios: “hay algunos que están decididos a abrir igual y afrontar las consecuencias”

Uno de los sectores que se vio afectado por el retroceso de Fase en Mar del Plata fue el de los gimnasios y la falta de resolución de la comisión de reactivación económica no hizo otra cosa que aumentar el malestar del sector.

Uno de los sectores que se vio afectado por el retroceso de Fase en Mar del Plata fue el de los gimnasios y la falta de resolución de la comisión de reactivación económica no hizo otra cosa que aumentar el malestar del sector.

Ariel Caltabiano, de la Cámara de Gimnasios, expresó que “tuvimos que dar marcha atrás con la apertura y estamos tratando de generar consenso con los sectores más afectados viendo que podemos hacer. Estamos a la deriva”, confesó.

En declaraciones a LU6 AM760, Catalbiano señaló que entre los encargados de gimnasios “hay mucha bronca y algunos están decididos a abrir igual y afrontar las consecuencias”.

“No podemos sostener la gastos, algunos han vendido máquinas para ir tirando, otros han sacado créditos. Pedimos un salvavidas para poder flotar. Aunque sea que podamos dejar entrar a una persona. Por ahí yo no hago nada pero un gimnasio chico con una persona puede comer”, planteó.