El presidente evalúa permitir las salidas de los chicos

La propuesta se la hicieron algunos de los expertos que integran el comité de asesores por el COVID-19.

Tras varias consultas, el presidente Alberto Fernández decidirá hoy si en la cuarta etapa de la cuarentena por el coronavirus permite las salidas recreativas de chicos.

   La propuesta se la hicieron algunos de los expertos que integran el comité de asesores por el COVID-19. 

   El presidente escuchó el planteo y quedó en analizarlo. Luego le pidió a su ministro de Salud, Ginés González García, que contemple posibilidades para autorizar esas salidas y diagrame un eventual protocolo.

   El esquema que está en estudio contempla que las salidas se hagan según el número de DNI para evitar la aglomeración, con un tiempo estipulado de duración y en un ámbito determinado: la periferia de la casa. Además, deberán hacerlo con un adulto mayor a cargo.

   En ese caso, a diferencia de otras actividades, la excepción sería para todo el país. Pese a que no se habló de fechas, en la Casa Rosada y entre los propios especialistas dieron por descontado que la cuarentena debe seguir, al menos hasta el 10 de mayo.

El surf, con fines inclusivos para 500 chicos en Mar del Plata

Quinientos niños y adolescentes de barrios periféricos de Mar del Plata reciben clases gratuitas de surf, con fines inclusivos, en el marco de la celebración de los diez años de la Escuela Popular de Surf para Todas y Todos.

Quinientos niños y adolescentes de barrios periféricos de Mar del Plata reciben clases gratuitas de surf, con fines inclusivos, en el marco de la celebración de los diez años de la Escuela Popular de Surf para Todas y Todos, que recibe apoyo del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad marplatense.

Diego García, coordinador de esta Escuela Popular, dijo a Télam que “la mayoría de los niños y adolescentes de las grandes barriadas de la ciudad no tienen acceso a este deporte porque es caro comprar una tabla y hasta un traje de neoprene, que son los elementos esenciales para poder practicarlo”.

“Hoy en día existe una parte de la sociedad que integra nuestra ciudad que no tiene acceso a actividades en el mar por vivir lejos o por no tener acceso a un boleto de colectivo que cuesta 50 pesos –ida y vuela- hasta el mar”, remarcó.

Esa fue la razón por la cual surgió la propuesta de esta Escuela hace ya diez años, en el barrio La Herradura, cuando se sumaron 20 niños.

Actualmente, 500 chicos participan de la escuela durante febrero, en la playa pública La 40, ubicada en la Avenida Felix U. Camet y Sagastizábal.

La iniciativa convoca a chicos de los barrios El Trébol, Batán, Estación Chapadmalal, Las Lilas, Libertad, Parque Palermo, Parque Peña, Belisario Roldán, El Martillo, Pueyrredon, Las Americas y Belgrano.

Con un grupo de colaboradores “nos encargamos de poner todos los materiales para que estos chicos de entre 6 y 16 años, hagan deporte en la playa como fútbol-tenis, rugby y juegos con arena, logrando que se acerquen con sus familias a pasar un día a orillas del mar”, agregó García.

La Escuela, acotó, se ocupa del transporte y de la merienda de los chicos, que se sirve a las 18, y el espacio cuenta con colaboradores voluntarios que se suman para que «no exista la exclusión, se pueda seguir fomentando el deporte y dejar de lado las diferencias sociales y económicas de los sectores mas vulnerados”.

Asimismo, indicó que “desde hace años contamos con el apoyo de la actual ministra de Desarrollo de la Comunidad bonaerense Fernanda Raverta, quien nos ayuda y quien cada temporada participa del tradicional campamento con fogón que realizamos para cerrar el ciclo”.

García añadió que este año la Escuela lleva adelante una campaña con el reciclado debido a que «nuestras playas están muy sucias y decidimos que los propios chicos lleven botellas de plástico para juntar la basura que otros dejan”.

Educación ambiental: chicos marplatenses demostrarán que un efluente puede volver a ser agua potable

Alumnos de 8 años del Instituto Juvenilia de Mar del Plata operarán ellos mismos una planta que permite potabilizar efluentes tratados. El grupo presentará “Ayudando al ciclo del agua”, un sistema que transforma líquidos con sustancias peligrosas en agua apta para el consumo humano.

Estudiantes de 3er grado del Instituto Juvenilia en Mar del Plata presentan “Ayudando al ciclo del agua”, un sistema de demostración que transforma líquidos con sustancias peligrosas en agua apta para el consumo humano, con el objetivo de llevar conciencia a la población sobre el uso sustentable del agua. Inspirados a partir de un aprendizaje sobre responsabilidad socioambiental a cargo de Fluence Argentina, el grupo dará a conocer su creación en la feria de ciencias de su colegio, este jueves 18 de julio.

Convocados por Marta Fernandez, la directora del Instituto Juvenilia, la iniciativa de los chicos recrea un proceso de reúso de efluentes llamado EcoBox de la compañía Fluence Argentina, que incluye tecnologías de Ultrafiltración, Ósmosis Inversa y Radiación Ultravioleta.

Lucas, Benjamín, Facundo y Nicolás, se proponen enseñar tanto a sus compañeros como a los adultos sobre cómo se recicla el agua desde los orígenes del planeta, solo que, con tecnología, ya que tomamos el mismo agua que los dinosaurios. Tras estudiar y experimentar sobre el tema, durante la feria de ciencias expondrán y operarán una mini planta de producción de agua potable a partir de tierra de la calle, sales, pimienta, colillas de cigarrillos, y otros contaminantes.

Este proceso de reúso de efluentes ya es utilizado por muchos países como Israel, EE. UU., Singapur, España, Emiratos Árabes, Brasil, entre otros. Además de producir agua potable de la misma calidad de cualquier agua embotellada, estos países evitan el descarte de efluentes en ríos y mares, previniendo la contaminación de dichos recursos. En Argentina, si bien unas pocas empresas ya han incursionado en este tema, hay una gran falta de conocimiento y no vemos a un efluente como una fuente de agua potencial, mismo en lugares acostumbrados a la sequía.

LA AMISTAD Y LA PREOCUPACIÓN POR EL AGUA QUE CONSUMIMOS LOS ARGENTINOS

Mejores amigos y apasionados por el medio ambiente, Lucas, Benjamín, Facundo y Nicolás replicarán el proceso de reúso de efluentes que realiza a gran escala la depuradora EcoBox de Fluence Argentina. Este proceso también surgió de la mano de un grupo de amigos recibidos en la Universidad Nacional de Mar del Plata, entre ellos, el Ingeniero Alejandro Sturniolo, padre de Lucas, uno de los chicos que harán la presentación en su escuela.

Desde Fluence Argentina informan que “muy pocos de los 40 millones de argentinos, por más que hayan estudiado el ciclo del agua, saben que este puede reproducirse tecnológicamente y que un efluente puede volver a ser agua potable”.

Por tal motivo, como parte de sus acciones de Responsabilidad Socioambiental, brindaron en el Instituto Juvenilia una capacitación sobre el tema, crítico para la sociedad actual y futura. A partir de esto surgió el interés de los chicos que harán la muestra, donde además se podrá consumir dicho agua, y verificar que la tecnología puede ayudarnos a tener un futuro con más agua y menos contaminación.

Esta iniciativa se genera en un contexto mundial en el cual las reservas de agua potable se encuentran en una crisis sin precedentes según informes de la OMS, UNICEF y otras organizaciones mundiales, por lo que resulta imperioso avanzar culturalmente en relación al reúso de efluentes.

Los mas chicos participaron de la Fiesta de la Fe junto al obispo

Participaron niños y niñas de 3ra sección de los jardines de infantes de Mar del Plata que integran la JuREC acompañados por sus docentes, directivos y padres.

La celebración se realizó en el gimnasio del colegio FASTA. Participaron niños y niñas de 3ra sección de los jardines de infantes de Mar del Plata que integran la JuREC acompañados por sus docentes, directivos y padres. En la Fiesta de la Fe también estuvieron el obispo diocesano Gabriel Mestre, el presidente de JUREC Pbro. Pablo Etchepareborda y sacerdotes de los distintos jardines.

El obispo diocesano estuvo presente durante toda la celebración, participando al igual que los niños de todas las actividades que propuso el equipo organizador. Al respecto, el obispo recordó que “es la primera Fiesta de la Fe de los chicos del jardín que participo como obispo y realmente lo hago con mucha alegría. Había participado como sacerdote una vez pero ahora me toca como padre de esta iglesia particular de Mar del Plata. Así como disfruto del encuentro con cada ámbito particular, hoy tuve la gracia de compartir con los mas pequeñitos de nuestros colegios católicos que son los chicos del nivel inicial en la Fiesta de la Fe”.

Es lindo ver celebrar la fe de este modo para los chiquitos, acompañados por sus señoritas y algunos papás en un clima de profunda alegría, en un marco de diversión y con una linda catequesis sobre el tema del bautismo como elemento esencial para la vida de la fe” dijo Mestre quien seguidamente resaltó que “los chicos se llevan el agua bendita: los signos son muy importantes y el agua bendita es un signo bien cristiano católico que tenemos que recuperar cada vez mas porque realmente expresa un elemento esencial de nuestra vivencia de la fe”.

El padre Pablo Etchepareborda contó que “realmente es una fiesta donde los chicos pueden disfrutar de una celebración distinta, porque si bien en los colegios se trabaja de la misma manera con juegos, cantos y dinámicas, acá nos juntamos todos los jardines de Mar del Plata con una identidad cristina, donde hemos renovado el bautismo y al mismo tiempo hemos jugado.  Hemos trabajado el tema de la vida buscando su representación en ir haciendo crecer unas flores, y a través de distintos juegos esas flores iban creciendo, simbolizando la vida de ellos, que es algo que tiene que crecer con el esfuerzo y las cosas de cada día. Fue una fiesta muy linda, muy bien preparada por todo el equipo de la JuREC, con mucha creatividad y muchas ganas de participar”.

Destacó además “el agua que se la llevan a su casa y las docentes enseñarán que en las noches los papás, hermanos y toda la familia, compartan el signo de hacerse la señal de la cruz con esa agua. Es un signo de renovar la gracia de Dios, que Dios nos ame como Padre y nos cuida permanentemente”.

El presidente de JuREC explicó que “una vez que el Padre Dios nos da la vida, siempre nos cuida, protege y acompaña. Lo hace a través de las familias o personas que estén a cargo de los niños y los chicos. Pero a veces cuando estas personas no están, alguien sigue cuidando de ellos. Por ejemplo, el Hogar de María, que tiene un servicio muy grande para chicos con capacidades diferentes, y que hace las veces de papá y mamá en muchísimas oportunidades, cuando ellos están lejos o no están por alguna razón. Una vez que Dios da la vida, la cuida de una u otra manera. Por eso haber puesto este año el tema de la vida así sencillamente, buscando representarla con esta planta que crece en las cosas cotidianas. Decimos que Dios obra a través nuestro. Todos podemos dar una mano a un niño o niña”.

Las señoritas tienen mucha onda. Las maestras jardineras tienen una capacidad increíble de creatividad, dinámica y esfuerzo. Hicimos en esta celebración una “carrera de caballos” donde las señoritas demostraron que hacen de todo” finalizó el padre Pablo resaltando el rol de las docentes que acompañan a los mas chiquitos todos los días.

Más de un centenar de chicos participaron en talleres para prevenir el consumo de bebidas con alcohol

Destinados a chicos de entre 9 y 14 años, los talleres tuvieron cuatro sedes en General Pueyrredón: el Campo de Deportes y los polideportivos Peralta Ramos, Libertad y Las Heras.

Un total de 140 chicos participaron en Mar del Plata de los talleres que organizaron la Secretaría General de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Fabián Perechodnik, la municipalidad de General Pueyrredón, Cervecería y Maltería Quilmes y la fundación Eidos para prevenir el consumo de bebidas con alcohol en adolescentes.

Los encuentros se llevaron a cabo en el marco del acuerdo que firmaron la Provincia, la empresa cervecera y la Fundación, a través del cual promoverán campañas de Consumo Responsable a lo largo del año en territorio bonaerense. Los próximos se realizarán en La Plata.

Destinados a chicos de entre 9 y 14 años, los talleres tuvieron cuatro sedes en General Pueyrredón: el Campo de Deportes y los polideportivos Peralta Ramos, Libertad y Las Heras. Allí, a través de actividades lúdicas e interactivas, los especialistas les mostraron a los niños las consecuencias fisiológicas de tomar bebidas con alcohol antes de la mayoría de edad, con el fin de  aumentar la conciencia sobre los efectos nocivos, empoderarlos y retrasar la edad de inicio de consumo.

Los contenidos y metodología  fueron aprobados por  la  International Alliance for Responsible Drinking (IARD), una organización internacional dedicada a la implementación de programas de Consumo Responsable en todo el mundo.