Hallazgos paleontológicos frente al Emisario Submarino

La empresa Coarco protagonizó junto al equipo de paleontología del Museo Scaglia el desarrollo de tareas de prospección en su obra “Edar”, Ruta 11, frente a lo que se conoce como emisario submarino.

Estas tareas se desarrollaron en el marco de la implementación y seguimiento del Plan de Gestión Ambiental a cargo de la arquitecta María Müller en esta obra que además cuenta con el financiamiento de ENHOSA / BID.

El trabajo se desarrolló cerca del mediodía del lunes. Se accedió a la excavación de 6 metros de profundidad donde se examinaron las paredes en busca de evidencia fósil.

El horario de la misma coincidió con la hora de descanso de los operarios, con lo cual la prospección se realizó sin maquinas en funcionamiento y sin necesidad de detener las actividades en la cava. Solo se demoró una hora para tomar y registrar todos los datos relevantes. Según el personal el horario acordado fue óptimo para no entorpecer el normal funcionamiento de la obra.

Los Hallazgos

En una de las paredes de la excavación se identificó un resto fósil a 4.3 metros de profundidad y se procedió a su extracción en lo que se denomina un bochón. Posteriormente luego de ser curado, se determinó que los restos pertenecen a Conepatus sp (Carnívora – Mephitidae) vulgarmente conocido como zorrino.

El material se compone de un cráneo parcial más un fragmento mandibular. Se trata del 2° material fósil colectado de este raro ejemplar. Desde el punto de vista estratigráfico el resto se recuperó de un antiguo suelo que existió hace más de 120.000 años atrás, momento del tiempo conocido como Bonaerense. También se hallaron trazas fósiles gigantescas correspondientes a cuevas producidas por grandes mamíferos prehistóricos, que llegaban a 1 metro de diámetro.

Marco Legal

Cabe recordar que según las ordenanzas 9417 (1994) y 22325 (2016), se declaran en el Partido de General Pueyrredón, el particular interés en la preservación del patrimonio paleontológico, por su carácter excepcional.

En este contexto es muy importante destacar el rol de las empresas que con la decisión trabajar en conjunto con el museo, se transforman en importantes referentes en la recuperación del patrimonio paleontológico local. Sobre todo aquellas que tienen entre sus actividades la producción de excavaciones de gran tamaño.

Los restos paleontológicos son considerados recursos naturales no renovables, y a su vez, son también considerados patrimonio cultural. La Ley Nacional 25.743  establece y regula cómo debe ser administrado el patrimonio paleontológico en la República Argentina. A su vez la Provincia de Buenos Aires, mediante la Dirección de Patrimonio, asigna los permisos de investigación necesarios para realizar prospecciones paleontológicas y arqueológicas en el suelo bonaerense tomando para ello la Ley Nacional.

Nuevo hallazgo paleontológico en playas del sur

El Museo Municipal de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia informó el hallazgo de los restos de una Promacrauquenia perteneciente a un género de mamíferos extinto.

Si bien el registro fósil de estos organismos es escaso se supone que tendrían un aspecto similar al de un camello pero con patas más robustas y una trompa como la del tapir. Eran herbívoros y habrían habitado ambientes abiertos con clima templado a frío.

En esta región habitó la zona Chapadmalal hace alrededor de 6 a 3 millones de años atrás y alcanzarían los 2.5 metros de largo.

Asimismo, lo que en principio era sólo una simple costilla, terminó acompañada de la cadera, un radio y al menos una vértebra cervical.

El descubrimiento ocurrió el martes 26 de enero en una salida paleontológica a San Eduardo del Mar coordinada por el Área de Paleontología del Museo Municipal de Ciencias Naturales cuyo objetivo es acercar a marplatenses y turistas al conocimiento de la fauna prehistórica y concienciar sobre la importancia de la preservación y correcto manejo de las zonas de hallazgos y el material fósil.

Estas salidas paleontológicas se desarrollan hace dos años como una actividad extra del Museo de Ciencias a cargo del Licenciado Matias Taglioretti, el técnico Fernando Scaglia y la Licenciada María Victoria Sarasa.

Un descubrimiento marplatense en la mira de científicos de todo el mundo

Llallawavis Scagliai es una especie de ave gigante que científicos y técnicos del Museo Municipal de Ciencias Naturales gestionado por Cultura Mar del Plata hallaron en la zona de acantilados.

Es el resultado de un trabajo que lleva varios años y ha dado innumerables frutos de gran interés para el desarrollo del conocimiento sobre la prehistoria de nuestra región.

Este exhaustivo trabajo se realizó de manera conjunta con el Centro de Investigaciones en Ciencias de la Tierra (CICTERRA), dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de Córdoba.

Así se hizo pública la noticia del hallazgo de esta nueva especie de fororraco (o como se conoce en Estados Unidos, un Ave del terror) que vivió en nuestra región hace 3,5 millones de años.

La particularidad de este fósil radica en lo excelentemente bien conservado de sus partes, donde se preservaron aun las cavidades del cráneo que permiten conocer las características auditivas, entre otros pormenores que hasta el momento no se habían podido confirmar sobre este tipo de aves contemporáneas a los perezosos gigantes y gliptodontes, entre otras especies.

Desde la Secretaría de Cultura municipal destacaron y felicitaron al equipo de profesionales y técnicos del Museo Scaglia que dirige Ana Lía Verón, donde se trabaja, no solamente en la excavación y búsqueda de nuevos fósiles a través de los cuales se va completando el mapa de las especies que habitaron la región pampeana, sino también para promover lazos institucionales y facilitar estos materiales para que, junto a científicos de todo el país, se investigue y generen nuevos conocimientos.

Las excavaciones que llevaron al hallazgo de los fósiles del LLallawavis Scagliai estuvieron en manos de Alejandro Dondas, jefe de Laboratorio de Paleontología, el técnico Fernando Scaglia, bisnieto del fundador del museo, y el capacitador y palentólogo Matías Taglioretti, quien además encabeza dos veces por semana el Taller de Paleontología para chicos que se desarrolla en el Museo con el fin de despertar el interés por la ciencia en los más chiquitos.

Además del personal del museo, desde el momento del hallazgo trabajaron en la recuperación y análisis de estos fósiles la especialista en aves Claudia Tambussi y el doctor Federico Dagrange, único investigador del país especializado en fororracos, ambos pertenecientes a la Universidad Nacional de Córdoba y co- autores de la investigación que se publicó en el medio especializado en paleontología, reconocido en todo el mundo, Journal of Vertebrate Paleontology.

Esta publicación devino en una gran repercusión a la noticia del descubrimiento, y medios de prensa de todo el planeta se hicieron eco del descubrimiento marplatense.