Vidal, a favor de extender el horario de venta de alcohol en verano

El proyecto presentado por los legisladores de Cambiemos Lucas Fiorini y Guillermo Castello prevé que durante diciembre a marzo la prohibición de expendio de bebidas alcohólicas desde las 23 horas.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires se refirió favorablemente a la iniciativa en una conferencia de prensa que brindó en la ciudad este viernes en el marco del lanzamiento del programa “Mar del Plata te hace feliz”.

«Nos parece razonable que se extienda el horario de venta de alcohol», expresó Vidal, y agregó que “con este proyecto podrían ayudar a que las familias estén más tiempo en las playas”.

“Espero que se apruebe durante esta temporada» fue el pedido que hizo la gobernadora al hablar con los medios de comunicación en Mar del Plata.

El proyecto presentado por los legisladores de Cambiemos Lucas Fiorini en el senado provincial y Guillermo Castello en diputados modifica el límite impuesto por la ley 11.825 (entre las 21 y las 10) y prevé que durante los meses de diciembre a marzo la prohibición de expendio de bebidas alcohólicas en la provincia de Buenos Aires rija desde las 23 horas.

La modificación responde a un pedido de los comercios de la Provincia quienes desde hace años solicitan la extensión del horario ya que se han visto muy perjudicados, en especial en el verano.

Esta semana el proyecto de Fiorini obtuvo despacho favorable en la comisión de Comercio Interior, Pequeña y Mediana Empresa y Turismo del Senado y se giró a Legislación. De obtener nuevamente resultado favorable, se espera que pueda ser aprobado en sesión antes del comienzo de la temporada.

Tolerancia cero: «Hay que romper la perversa relación entre alcohol, drogas y siniestros”

En el marco de una charla-debate sobre “Seguridad vial y tolerancia cero”, la historiadora Ema Cibotti sostuvo que Mar del Plata se convirtió en un caso testigo, «por lo que se va a poder observar y analizar en la próxima temporada de verano».

El Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon expresó su reconocimiento a Ema Cibotti “por su trayectoria académica especializada en Historia Social Argentina del período de la gran inmigración de 1870-1930 y su compromiso social, por su permanente lucha contra la violencia vial”.

Ema Cibotti tiene una carrera profesional cargada de pergaminos: es una reconocida historiadora, con un máster en Ciencias Sociales y en 2010 recibió la Orden al Mérito por su tarea de divulgación histórica, una distinción que otorga la República Argentina. Pero la muerte de un hijo la colocó en una posición que jamás imaginó: se transformó en una persona que combate activamente lo que ella describe como “violencia vial”.

El corte en su vida llegó el 14 de mayo de 2006. Ese día, su hijo Manuel Lischinsky (estudiante, de 18 años) fue atropellado por un auto conducido a toda velocidad por Nicolás Piano (20 años).

La distinción, iniciativa del concejal Mario Rodríguez (UCR), se llevó a cabo en el marco de una charla-debate brindada por Cibotti sobre el tema “Seguridad vial y tolerancia cero”.

Estuvieron presentes los concejales Vilma Baragiola (UCR), Marcelo Carrara (AA) y Marcelo Fernández (AM), además de director de Transporte y Tránsito, Claudio Cambareri, entre otros invitados especiales que incluye a familiares de víctimas de delitos de tránsito.

Rodríguez destacó que “estamos en una ciudad donde se ha implementado un proyecto que la convierte en caso testigo y vidriera, por lo que se va a poder observar y analizar en la próxima temporada de verano. Hay que romper la perversa relación entre alcohol, drogas y siniestros”.

Después de recibir la distinción, Cibotti remarcó que “los grandes cambios requieren que la toma de decisiones sea colectiva. Y Mar del Plata va a ser observada por todos por una iniciativa que apunta a reducir la tasa de heridos y fallecidos por el tránsito”.

Siempre hay un margen mínimo en la tolerancia cero. Transeúntes somos todos, peatones no. Hay que pensar el tema en forma global y pienso que la del conductor designado es una medida atinada, que puede funcionar. Muchos cambios han ocurrido y se han naturalizado: por ejemplo, el uso del cinturón de seguridad, que también salva vidas. Todos somos tránsito y si el tránsito anda mal es que todos somos responsables”, remarcó.

Cibotti dejó en claro que la de la tolerancia cero es una norma que avanza lentamente en el país. “El que maneja no toma. Y punto. El que toma, no maneja. Y punto. Porque con 0,4 por ciento de alcohol ya hace perder el 17 por ciento de reflejos. Es mucho. En este caso, la nocturnidad de Mar del Plata se tiene que acoplar y sostener este esfuerzo. Es un dispositivo preventivo y podemos hacerlo”, concluyó.

El Municipio clausuró distribuidora de bebidas alcohólicas sin habilitación

Estaba habilitado como despensa funcionaba una distribuidora de bebidas con y sin alcohol sin el correspondiente permiso.

El Departamento de Habilitaciones y Control en jurisdicción del Distrito Descentralizado Vieja Usina clausuró una distribuidora de bebidas alcohólicas por no contar con la correspondiente habilitación.

Este local había sido denunciado por vecinos, estaba habilitado como despensa funcionaba una distribuidora de bebidas con y sin alcohol sin la correspondiente habilitación, además las actuaciones labradas fueron por ocupar la vía pública con mercadería y no cumplir los requisitos mínimos de seguridad observando que la instalación eléctrica era antirreglamentaria y no contaba con matafuegos con carga vigente.

Asimismo se realizaron varias intimaciones a comercios de la zona a fin de que se  cumpla la normativa vigente para la comercialización de bebidas alcohólicas.

Por ultimo cabe destacar que se realizó un operativo para desarticular una fiesta de Halloween con cobro de entradas, la misma estaba programada en una vivienda del barrio General San Martín y era publicitada en las redes sociales a través de grupos privados

El Senado bonaerense debatirá el proyecto de «tolerancia cero» de alcoholemia en menores de 21 años

El proyecto contempla la misma medida para los conductores principiantes, de cualquier edad, hasta dos años después de sacar la licencia.

El Senado bonaerense debatirá el próximo jueves el proyecto que propone la «tolerancia cero» para el consumo de alcohol en conductor de vehículos menores a los 21 años.

El proyecto, que se estima por el consenso que lo acompaña, podría convertirse en ley antes de fin de año, también contempla la misma medida para todos los conductores principiantes, de cualquier edad, hasta dos años después de sacar la licencia.

La iniciativa, que es impulsada por el senador Federico Susbielles, de Unidad Ciudadana-FOV y modifica el Código de Tránsito de la Provincia, consiguió, anexado a un proyecto similar del legislador de Cambiemos Walter Lanaro, despacho favorable pocos días atrás en la Comisión de Legislación General del Senado provincial

La legislación, hasta el momento, tolera que los conductores circulen con hasta 0.5 gramos de alcohol por litro de sangre, pero a partir de la nueva norma, de aprobarse tal cual se prevé, el límite será cero.

Los alcanzados por la ley a aprobarse, de no cumplirla, recibirán sanciones consistentes en asistir a cursos de educación vial.

Si bien para los mayores de 21 años, el límite para la alcoholemia continuará en 0,5 gramos por litro de alcohol, el proyecto también incluye el agravamiento de multas e inhabilitaciones para los que vulneren la norma vigente.

En un principio se llegó a evaluar la posibilidad de aplicar la «tolerancia cero» para todos los conductores, aunque se llegó a la conclusión que una norma de esa naturaleza sería de difícil de aplicar.

Según un informe sobre prevención de los traumatismos causados por el tránsito realizado en 2004 Organización Mundial de la Salud y Banco Mundial (2004), en el planeta, «los adultos jóvenes e inexpertos que conducen con una alcoholemia de 0,5 g/l corren un riesgo de colisión dos veces y media mayor que los conductores más experimentados». (NA)

Tolerancia Cero: ya se realizaron más de 2000 controles y hubo 57 casos

La franja que va de los 35 a los 49 años, con 66 casos positivos punitivos, fue la que más alcohol consumió a la hora de manejar.

Próximo a cumplirse el primer mes de la implementación de la Tolerancia Cero, por parte del Municipio, a partir del decreto del intendente Arroyo,  se realizaron 2074 testeos  de alcoholemia. Los casos positivos punitivos detectados por el personal de la Subsecretaría de Transporte y Tránsito,  fueron 57.

Los Operativos integrales de Control, realizados por los inspectores de las tres bases de Tránsito (Libertad, Famulari y Sur), en distintos horarios, en toda la ciudad,  afecta a todo tipo de vehículos, destacándose que no hubo casos positivos de conductores profesionales este año. Tanto los conductores de remises, taxis, autos rurales, escolares o  micros, respetaron la «Tolerancia Cero» que para ellos rige hace varios años.

En total, 25 casos punitivos fueron detectados en conductores de motos. En cuanto a los automóviles, hubo 12 casos de 0,50 a 1,00; 13 personas con testeos de 1,01 a 1,50 ; 5 conductores de entre 1,51 a 2,00 y 2 casos de más de 2,00 g/l en sangre.

La franja que va de los 35  a los 49 años, con 66 casos positivos punitivos, fue la que más alcohol consumió a la hora de manejar.

Todo el 2018

Durante el año en curso, se llevaron 15.409 testeos de alcoholemia, de los cuales 1594 arrojaron un resultado positivo, no punitivo, por entonces , de entre 0,00 g/l  y 0,50 g/l en sangre. 

690 fueron los casos que superaron el límite permitido hasta la implementación de la «Tolerancia Cero», con el respectivo secuestro de licencia y unidad. 

En tanto, desde la asunción del intendente Arroyo,  según lo informado por el Área Administrativa de la Dirección General de Tránsito, fueron 88.255 las pruebas realizadas por el Personal de Tránsito, con 11.824 casos positivos y 4152 situaciones positivas punitivas. Dentro de los casos punitivos, hay 106 situaciones que corresponden a conductores que se negaron a realizar el testeo y cuyos vehículos fueron secuestrados por «presunción de alcoholemia» 

Por falta de documentación, en 2018 se secuestraron 3933 unidades , lo que sumado a los dos años anteriores de gestión sumó un total de  15.841 vehículos que terminaron en las distintas playas de secuestros de las que dispone la comuna.