Mar del Plata -26 de enero de 2024- El Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA) manifestó su total
preocupación por el dictamen de mayoría con que el oficialismo logró alzarse en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación y que permitirá debatir en el recinto de la Cámara de
Diputados el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Mediante un comunicado, CEPA manifestó que el Poder Ejecutivo envió una modificación al proyecto original, admitiendo que “es sano escuchar, corregir, aprender”.

«Sin embargo, es grave y preocupante que aduciendo la necesidad de mejorar la recaudación, insista en propiciar la licitación de las cuotas pesqueras al mejor postor como método para lograr una mejor recaudación y cambiar un sistema que no está cuestionado por ninguno de los operadores del sector, ni tampoco por las provincias con litoral atlántico, quienes con el Poder Ejecutivo Nacional tienen representación en el Consejo Federal Pesquero», se indicó.

El Art. 27 de la ley actual establece que para poder obtener una cuota de captura, es necesario primero contar con un permiso de pesca y luego superar la aprobación que realiza el Consejo Federal Pesquero al evaluar las inversiones realizadas, la mano de obra ocupada, el promedio de capturas legales realizada por la empresa, el promedio de toneladas de productos pesqueros elaborados por la misma y además, verificar si la empresa tiene sanciones por incumplimiento de la legislación pesquera. En el proyecto propuesto todo eso se deja de lado.

A lo largo de estos días las organizaciones y sectores relacionados con la pesca y la industria naval han explicado de manera detallada, minuciosa y con datos precisos los puntos a favor del actual sistema:

  • Protege los recursos naturales
  • Otorga seguridad jurídica
  • Promueve la previsibilidad
  • Tiene en cuenta el mérito de las empresas y trabajadores nacionales
  • Respeta los derechos adquiridos
  • Se ajusta a Tratados de Derechos Humanos de raigambre constitucional
  • Tiene respaldo en las normas del Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO
  • Tutela el empleo y la industria nacional
  • Dota de transparencia al sistema
  • Desde diciembre de 1997 a la fecha la litigiosidad contra el régimen vigente es prácticamente nula no
    ocasionando costes al erario público afrontando demandas contra el Estado.
    El sistema de licitaciones traerá todo lo opuesto

Por otro lado, la actual Ley Federal de Pesca define que es el Consejo Federal Pesquero quien establece los derechos de extracción y fija los cánones por el ejercicio de la pesca. «Si se considera que hasta ahora la pesca no brindó regalías convenientes, podrían proponerse otros valores en los cánones y derechos de extracción, y eso podría realizarse actualmente sin mediar otro tipo de cambio, ya que el Poder Ejecutivo Nacional tiene cinco votos sobre 10 posibles en el Consejo Federal Pesquero y doble voto en caso de empate», plantearon las empresas.

Mas adelante, detallaron que el sector pesquero, sin intervención alguna del Estado y compitiendo en todos los mercados del mundo procesa más de 793 millones de toneladas en 377 plantas elaboradoras, el 90% de las cuales se exporta logrando superar las exportaciones argentinas en U$S1.800.000.000, por año. Y que por estas exportaciones las empresas abonan
retenciones que en promedio pueden calcularse en un 5% lo que significan U$S90.000.000.- por año.

«El sector realiza constantemente inversiones millonarias en plantas y barcos y genera en forma directa más de 46.000 empleos registrados y en forma indirecta más de 80.000, a lo que se debe agregar además, lo que las empresas
abonaron por la adjudicación de las cuotas y los cánones de extracción que se abonan todos los años por las capturas realizadas», agregaron.

Respecto de la modificación de los derechos de exportación (DEX) que se incluyen en la Sección VI- Derechos de
Exportación en los Artículos 200 y 201, CEPA solicitó mantener los valores vigentes (entre el 0 y el 9%).

En tal sentido, precisaron que la actual segmentación en los DEX tiene como lógica fomentar el agregado de valor basado en la estructura de costos de cada producto, algo que llevó años de análisis y negociaciones con distintos gobiernos, y que ahora pretenden unificar con una tasa única del 15%, lo cual solo propiciará minimizar el agregado de valor en los productos, afectando y poniendo en riesgo miles de puestos de trabajo.

«Si el proyecto original era malo, la actual propuesta no es mejor, es nefasta para la actividad. Cabe recordar que a partir del momento que se presentó el proyecto de modificación de la Ley Federal de Pesca, se causó un daño gravísimo a toda la actividad pesquera y también a la industria naval, ya que ningún operador pesquero continuará con los proyectos de inversiones o de construcción de barcos si no tiene certeza de si va a poder
mantener las actuales cuotas de captura que tiene o si las mismas podrán pasar a un mejor postor», subrayaron.

Por todo lo antedicho, CEPA rechaza de manera rotunda la reforma íntegra de la Ley Federal de Pesca y se reserva la posibilidad de accionar judicialmente contra toda norma que produzca un daño o menoscabo a los derechos de sus asociados.

«Apelamos a que los legisladores que entendieron las razones que se les brindaron para considerar totalmente inconveniente el proyecto presentado, cumplan con su palabra y voten rechazando en su totalidad todo lo referido a la pesca», finalizaron.


Deja un comentario

Deja tu comentario