Por: Roberto Garrone

En lo que parece un anticipo del valor que le dará el nuevo gobierno al sector, el día de la asunción del presidente Javier Milei y la jura de los nuevos, reducidos, ministros, lo referido al área Pesca encierra varios interrogantes sin despejar y sigue navegando en la incertidumbre.

No sólo no se sabe quién será la nueva autoridad de aplicación que reemplazará a Carlos Liberman, sino que tampoco se sabe a qué área de la estructura gubernamental enviarán al responsable designado.

Otras cosas parecen claras. Fernando Vilella, el futuro nuevo secretario de Bioeconomía, el nombre que reemplaza a Agricultura, Ganadería y Pesca, no quiere que Pesca dependa de su área. Lo dicen distintas fuentes consultadas. En el sector la expectativa y ansiedad con que transitaron estos días de semana ya mutó a resignación.

Posiblemente una duda tenga que ver con la otra. No saben quién será el candidato porque no saben a dónde la mandan. Nadie sabe qué definirán primero y por lo pronto a esta hora de sábado por la tarde, ninguna de las dos cosas.

La última versión que corría el viernes feriado por la noche era que desde el equipo de Vilella habían manifestado que antes de la asunción del Presidente ese nombre estaría develado. Por qué lo harían si ya vienen incumpliendo promesas (?) antes de asumir.

Durante la semana, el martes precisamente, Germán Paats, quien iba a ocupar la Subsecretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca y terminó dando un paso al costado antes de asumir pero manteniendo funciones de asesor del Secretario, me había dicho que el nombre designado en Pesca se conocería en 24/48 horas.

Cumplido el plazo y sin novedades en el frente, volví a consultarle. “Sin respuestas”, fue el mensaje que llegó del otro lado. Ayer a la mañana, en una ronda de consulta de referentes de distintas cámaras empresarias de la pesca, dominaba el mismo panorama. “Sin novedades”, resumían.

También ese día martes cuando Vilella presentó en sociedad parte de su equipo de gestión, ya brotaban los primeros indicios de que Pesca era una papa caliente que el economista y docente de la Facultad de Ingeniería de la UBA no quería en sus manos.

A esta altura de los acontecimientos es redundante hablar de los candidatos en carrera porque posiblemente no haya ninguno o lo estén todos: Andrés Arbeleche, Mauricio Remes, Fabián Ballesteros fueron los que más sonaron esta semana. Sonaron desde la trinchera empresaria, vale aclararlo. Ni esos apellidos ni otros fueron convalidados por las nuevas autoridades.

De la lista hubo que tachar a Ricardo Sastre, el saliente vicegobernador de Chubut, que en las últimas horas, en una operación mediática inversa a la de la semana pasada, se bajó de un cargo al que sólo él se había subido, aupado por medios adictos a la pauta oficial que regó como vicegobernador en este tiempo.

Quedará para otro momento analizar el paso en falso, el “desastre” que generó su particular estrategia en algunos sectores de la pesca chubutense y principalmente en el gobernador electo Ignacio Torres que ya no tiene qué ofrecer a cambio de gobernabilidad en la provincia.

También en otra oportunidad debiera analizarse el silencio estruendoso de todo el sector pesquero ante el menosprecio que el nuevo gobierno exhibe frente a una industria que exporta más de 400 mil toneladas por algo más de 1800 millones de dólares, genera más de 20 mil puestos de empleo directos y es una de las economías regionales más importantes en ciudades del litoral marítimo argentino desde Ushuaia a Mar del Plata.

La homogeneidad que exhibe la Intercámara de la Pesca, con representantes de casi todas las cámaras empresarias de la industria, resulta un cartón pintado, ciencia ficción si no levanta la voz ante semejante destrato.

Para sembrar más interrogantes, quizás el futuro nuevo responsable del área Pesca ya no dependa de Vilella sino del responsable del área donde recaiga en el organigrama estatal, vaya uno a saber cuál es. Se hablaba de Producción, de Industria… bien lejos de Bioeconomía. “Parece que somos el Patito Feo”, lamentaba un empresario por estas horas.

La devaluación le devolverá competitividad al sector pero también disparará reclamos sindicales para que la hiperinflación no licue los ítems en pesos.

Se deberá resolver el torniquete que hoy sufren las importaciones esenciales para la industria y mirar con atención el comportamiento de los principales mercados en un contexto internacional dominado por el bajo consumo.

Mientras crece la incertidumbre de los recién llegados, los que se fueron, además de dejar la llave debajo de una maceta en Paseo Colón, como últimos actos administrativos en la Dirección Nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera crearon el módulo de aparejos de pesca en el Sistema Federal de Información de la Pesca (SiFIPA) y actualizaron el Manual de Procedimiento Administrativo. Una buena medida en estos días de acefalía absoluta como para que la actividad no se resienta y la flota pueda seguir saliendo a pescar.

También en la última sesión del año el CFP aprobó el “Plan de Manejo de la pesquería de vieira patagónica”. El objetivo es establecer un marco institucional para el manejo sostenible de la pesquería, bajo un enfoque ecosistémico que permita la continuidad de la actividad socioeconómica en el tiempo y la minimización de los impactos sobre el ambiente.

La agenda de investigaciones pesqueras del INIDEP transita días incompatibles con dichos objetivos como con tantos otros. El BIP “Victor Angelescu” debería haber salido de campaña el pasado 3 de diciembre a evaluar la situación de la Unidad de Manejo B, la más importante que tiene la pesquería en estos momentos. La campaña debió suspenderse porque todavía no terminaron los trabajos de reparación en Astilero Tandanor, tareas que el propio INIDEP había anticipado concluir a fines de octubre.

Buen domingo


Participa en la conversación

1 comentario

  1. No deben ser los empresarios ni los gremios quien designen al nuevo subsecretario.Deben buscar entre profesionales honestos y que no tengan historia anterior.Hay gente que sabe de pesca y mucho. Busquen ahi

Deja un comentario

Deja tu comentario