La Selección argentina le ganó 1-0 a Chile por la segunda fecha del Grupo A de la Copa América y selló su boleto a la próxima instancia, en busca de repetir el título conseguido hace tres años en Brasil.

Lautaro Martínez se convirtió de héroe con su gol sobre la hora, mientras que el marplatense Emiliano “Dibu” Martínez fue clave para mantener el arco en cero cuando Chile tuvo sus mejores oportunidades.

Los dirigidos por Lionel Scaloni tuvieron las oportunidades más claras y fueron los dueños de la pelota durante la mayor parte del partido, pero el encuentro terminó siendo mucho más complicado de lo que aparentaba en la previa.

Cuando parecía que volvían los fantasmas de las finales de la Copa América 2015 y 2016, en las que se impuso Chile, apareció el “Toro” para anotar el gol de la victoria que le permitió a los jugadores de la “Albiceleste” sacarse un gran peso de encima.

Si bien este triunfo deja muy bien posicionada a la Selección, ninguna de las dos presentaciones terminó de convencer y los campeones del mundo están lejos de su mejor versión.

La Selección tiene la pelota casi siempre, pero por momentos se enamora del “toqueteo” y esto puede traducirse en varios minutos con la posesión pero sin lograr profundizar. 

La falta de efectividad fue una constante ante Canadá y Chile y podría ser un grave problema en instancias decisivas. Lo cierto es que en ambos partidos los resultados pudieron haber sido mucho más holgados, pero se desaprovecharon situaciones muy claras.

Otro aspecto a tener en cuenta es cómo se complican los dirigidos por Scaloni en aquellos momentos donde no tienen la pelota. Se sienten desorientados y hay graves desconciertos que le permiten al rival llegar con muchísima facilidad. Le pasó en el Mundial ante Arabia Saudita, Australia, Países Bajos y Francia, contra Uruguay por las Eliminatorias y esta noche ante Chile, que en un momento parecía estar más cerca del triunfo.

Un punto a rescatar, como casi siempre, es la presión constante para recuperar la pelota. Salvo aquel lapso de aproximadamente 15 minutos en los que pudieron haber perdido el partido, la Selección supo recuperar constantemente antes de que su rival pudiera dar cinco pases seguidos. En este aspecto es clave la defensa alta con Cristian Romero y Lisandro Martínez ganando todos los mano a mano y la presión de los mediocampistas.

Le costó contra Chile, tuvo complicaciones frente a Canadá y no termina de convencer, pero la Selección argentina sigue sumando de a tres y con puntaje perfecto. ¿Será suficiente para ganar una nueva Copa América? (NA)


Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.

Deja un comentario

Deja tu comentario