Diariamente, a través de distintos servicios de higiene urbana, llegan al predio de disposición final 246 metros cúbicos de residuos de poda y jardinería. Allí, estos restos son recuperados y transformados en astillas o chip que, además de disminuir su volumen significativamente, se convierten en materia orgánica que es reutilizada tanto como cobertura provisoria en el relleno sanitario como en procesos de compostaje.

Al respecto, el presidente del Ente Municipal de Residuos (EMSUR), Santiago Bonifatti, subrayó que “poder generar chip a partir de los restos verdes que se generan en toda la ciudad nos ayuda a recuperar esta materia orgánica, que posee múltiples usos en jardinería, ornamentación, compost o como capa provisoria en nuestro relleno, a la vez de ser más eficientes en la prestación del servicio, ya que se reduce tres veces su volumen. De este modo, completamos y fortalecemos el circuito de la economía circular «.

La cantidad de ramas ingresada equivale a llenar una cancha de básquet como la del Polideportivo, con dos metros de altura cada tres días, por lo que además, evitando su entierro se extiende la vida útil del relleno sanitario y previenen situaciones de inseguridad. 

Estos restos provienen de los camiones almejeros, compactadores, volcadores y bateas del Departamento de Higiene Urbana del EMSUR, de la empresa 9 de Julio y de contenedores particulares que descargan en el predio, único lugar habilitado para la descarga de residuos del Partido de General Pueyrredon.

Qué hacer con los restos de poda   

“Es importante destacar que los residuos de poda y jardinería que generamos en nuestra casa no deben quedar en la vía pública, deben ser trasladados en un contenedor o coordinar con el podador para que lo haga al predio de disposición. Ramas flexibles y hojas deben embolsarse y se sacan con la recolección habitual”, sostuvo Bonifatti.

Según se establece en el Pliego de Recolección de Residuos, en las zonas donde se presta el servicio de almejero, se pueden retirar residuos voluminosos como artefactos eléctricos en desuso o muebles viejos y hasta un metro cúbico de poda. En este sentido, desde la Dirección de Gestión de Residuos se aconseja que ello se realice el mismo día en que pasa el camión para evitar la formación de microbasurales.

“Podar y darle un destino sustentable a los restos son dos caras de una misma moneda”, insistió Bonifatti. “La Ordenanza 20.659 en su artículo 1 establece los instrumentos básicos para la gestión adecuada de los residuos de poda y jardinería con el objeto de garantizar las condiciones de higiene de la vía pública y la protección del medio ambiente”.

La normativa prohíbe el depósito de residuos de poda y jardinería como montículos en la vía pública en todo el ejido urbano del Municipio de General Pueyrredon. De superarse el metro cúbico antes señalado, entonces, los residuos de poda y jardinería que por su tamaño y cantidad puedan ser contenidos en bolsas cerradas, deberán ser sacados para su recolección conjunta con los residuos sólidos urbanos por el servicio de recolección domiciliaria. 

Mientras que aquellos que por ser voluminosos no puedan ser embolsados, deberán ser depositados en recipientes contenedores que deberán cumplir, en cuanto a tamaño, señalización e identificación, con lo dispuesto por la normativa vigente.


Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.

Deja un comentario

Deja tu comentario