Disparos y heridos en una fiesta clandestina

Cuando aún resuenan los ecos de la muerte del policía Diego Rosales tras acudir a una denuncia del desarrollo de una fiesta clandestina, nuevamente este tipo de eventos no permitidos vuelven a ser noticia.

Dos personas resultaron heridas, esta madrugada, durante el desarrollo de una fiesta clandestina en una vivienda ubicada el barrio Nuevo Golf.

Cuando aún resuenan los ecos de la muerte del policía Diego Rosales cuando acudió a una denuncia del desarrollo de una fiesta clandestina, nuevamente este tipo de eventos no permitidos vuelven a ser noticia.

Dos hombres ingresaron durante la madrugada al Centro de Salud No 2, con heridas de arma de fuego y afirmaron que fueron atacados mientras se encontraban en una fiesta clandestina.

Uno de los sujetos presentaba heridas en la cabeza, el pecho y en una pierna y debió ser trasladado al Hospital Interzonal de Agudos. Mientras que el restante tenía una herida a la altura de la cintura y se retiró por sus propios medios.

Este último, dijo que se encontraban en una fiesta clandestina que se desarrollaba en una vivienda de calle Cerrito al 5000, del barrio Nuevo Golf, cuando irrumpió un sujeto y efectuó varios disparos.

Tomó conocimiento del hecho personal de la comisaría 5ta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *