El presidente de la Cámara Textil de Mar del Plata, Juan Pablo Maisonave, no ocultó su enojo e indignación a raiz que en algunas cadenas de supermercados no se ha restringido la venta de indumentaria, mientras que los locales de ropa no están exceptuados para abrir sus puertas.

A través de las redes sociales, el empresario marplatense resaltó que desde iniciada la cuarentena, hace más de 60 días, el rubro indumentaria no ha sido autorizada por las autoridades para reabrir sus puertas, por considerarlo un servicio no esencial.

Sin embargo, las cadenas e supermercados nunca se vieron afectadas por las restricciones, debido a que se las considera un rubro esencial (alimenticio).

Lo curioso es que en varias sucursales, en especial los hipermercados existen sectores por fuera de lo alimenticio entre los que se encuentra la venta de indumentaria, lo cuales nunca fueroron cerrados.

«Nosotros estamos en todos los canales de comercialización de indumentaria. Nuestros locales propios cerrados, nuestros clientes que venden nuestra marca igual, nuestros clientes mayoristas de marcas nacionales cerrados también. Todos sufriendo de la misma manera. Y nos tenemos que aguantar que las grandes cadenas de supermercados vendan indumentaria sin ningún protocolo», manifestó molesto.

Maisonave pidió mayor control «sino el esfuerzo que estamos haciendo muchos servirá de muy poco».


Deja un comentario

Deja tu comentario