Los shoppings piden que se autorice la modalidad «take away» en todo el país

«Así, los clientes podrán concretar compras vía electrónica o telefónica y retirar la mercadería en un shopping center de cercanía; el retiro se podrá hacer desde el vehículo del comprador», indicó la Cámara en un comunicado.

La Cámara Argentina de Shoppings Centers (CASC) solicitó hoy a las autoridades nacionales, provinciales y de los municipios que se permita la modalidad “take away” para que sus locatarios puedan realizar ventas, sin que ello ponga en riesgo la salud pública.
 
   «Así, los clientes podrán concretar compras vía electrónica o telefónica y retirar la mercadería en un shopping center de cercanía; el retiro se podrá hacer desde el vehículo del comprador, sin necesidad de descender del mismo y sin contacto con el empleado que le entregará la bolsa con su pedido contra la presentación de un recibo impreso o un código QR», indicó la cámara en un comunicado.

   Según la propuesta, «las entregas se efectuarán en los estacionamientos de los shoppings; cuando esto no sea posible, se realizarán en los ingresos principales; en ningún caso se franqueará el ingreso al interior del mall a los clientes».

   La modalidad take away sería «un paliativo» porque «permitirá a las miles de marcas que operan en nuestros centros comerciales volver a trabajar (de una forma limitada, es cierto), luego de más de dos meses de inactividad absoluta», aseguró la entidad.

   Desde la cámara indicaron que las empresas que alquilan locales en los shopping centers son en su inmensa mayoría pymes que «actualmente enfrentan enormes dificultades (justamente a causa de la inactividad) para poder afrontar gastos fijos como el pago de sueldos, impuestos, tasas municipales y otros igualmente onerosos».
 
   El gerente general de la CASC, Mario Nirenberg, señaló que «no estamos pidiendo nada que no se le haya concedido a otros rubros comerciales. No solicitamos privilegios, pero tampoco queremos ser discriminados: nuestros centros comerciales permanecerán cerrados hasta que las autoridades lo determinen, pero creemos que es posible y seguro que nuestros locatarios vendan a través de la computadora o el celular, y los compradores retiren la mercadería en los estacionamientos de los shoppings”.

   La CASC tiene elaborado un protocolo de procedimientos de seguridad para cuando sea posible la reapertura de los centros comerciales, que aún se encuentra en estudio de las autoridades.

   La industria de los shopping centers emplea a 100.000 personas en forma directa e indirecta.

   «Los miembros de la CASC estamos haciendo un enorme esfuerzo para acompañar a nuestros locatarios en este momento de crisis y de cero ingresos; por eso solicitamos paliar en parte esta crisis abriendo la posibilidad del “take away” que no representa (estamos seguros) riesgo alguno de propagación de la enfermedad», concluyó la cámara.

Cierran shoppings, restaurantes y comercios en Mar del Plata

Tras el pedido de las autoridades gubernamentales para que los turistas no vengan durante el fin de semana largo y las medidas de aislamiento.

Las últimas medidas adoptadas por los gobiernos nacional, provincial y municipal relacionadas con la pandemia del coronavirus, forzaron a que en las últimas horas diversos comercios y paseos tomaran la decisión de cerrar sus puertas.

Los dos shoppings que hay en Mar del Plata, así como algunos restaurantes, cadenas de cafeterías, bares y lugares de entretenimiento y complejos deportivos han resuelto el cierre de sus puertas, en algunos casos, hasta el 31 de marzo para impedir la circulación de público y preservar la salud de sus empleados.

Vale señalar que, este martes el intendente Guillermo Montenegro junto con las autoridades de Turismo desalentaron la llegada de visitantes durante el fin de semana largo que se avecina.

Se espera que con el correr de las horas el resto de la actividad comercial adopte medidas similares.

Supermercados, shoppings y autoservicios mayoristas: en 2019 fuerte caída del consumo

En cambio, en los autoservicios mayoristas las ventas por cantidades crecieron en diciembre un 7,4 % interanual.

El proceso recesivo y la devaluación golpearon fuerte al consumo a lo largo de 2019 y así lo reflejaron los datos oficiales, ya que las ventas en supermercados se desplomaron 9,7 % respecto del año anterior y en los shoppings cayeron 6,8 %, en la misma comparación.

En los autoservicios mayoristas la baja en el mismo período alcanzó al 8,4 %, según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). En los centros de compras la venta por cantidades cayó en diciembre un 6,8% respecto de igual mes del año anterior y en los supermercados la baja fue del 6,3 %, en la misma comparación, y llega a 18 meses consecutivos de contracción.

En cambio, en los autoservicios mayoristas las ventas por cantidades crecieron en diciembre un 7,4 % interanual, alcanzado así un trimestre de indicadores positivos después de 15 meses de resultados negativos.

La caída en en el consumo se dio en un marco de un aumento del 56 % de los precios internos en los supermercados, del 55 % en los autoservicios mayoristas y del 55 % en centros de compras, por encima de la inflación del año anterior que fue del 53,8 %.

En todo el año, las ventas totales en los supermercados alcanzaron a los 686,8 millones de pesos, a precios corrientes, es decir midiendo el impacto de la inflación y significó una mejora interanual del 45,4%.

En los centros mayoristas o autoservicios las ventas a precios corrientes llegaron a los 112,8 millones de pesos, con una mejora interanual del 49,9 %.

En diciembre pasado las ventas en los supermercados llegaron a los 83,5 millones con una mejora interanual del 46,1 %, mientras que en los autoservicios la facturación llegó a 14,1 millones, un 66,5 % más que en igual mes del 2018.

En los centros de compras las ventas a precios corrientes totalizaron 24,2 millones en diciembre pasado, con una variación interanual del 44,4 % de mejora.

El 61,2 % del total de ventas en los supermercados, durante diciembre pasado se realizaron a través de tarjetas de crédito. (NA)

Por el paro y el día de los mercantiles, habrá nula actividad comercial hasta el miércoles

Los supermercados, shoppings, cadenas de electrodomésticos, de indumentaria deportiva y ferias comunitarias, entre otros, no abrirán sus puertas en Mar del Plata. Así lo confirmaron desde el Sindicato de Empleados de Comercio.

Los empleados de comercio de Mar del Plata iniciarán la semana sin actividad, a raíz del corrimiento de su día que tendrá su correlato con el paro nacional convocado por las centrales obreras para el marte 25, a la cual adhiere el gremio de los mercantiles.

Así lo confirmó el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio seccional Mar del Plata, Guillermo Bianchi, quien aclaró que el Día del Empleado de Comercio es en realidad el día 26 de setiembre, pero como este año la fecha coincide con una jornada de descuentos en varios comercios, en especial en los supermercados, se acordó con las cámaras trasladar la celebración al lunes 24.

En diálogo con PuntoClub (FM96.3), el dirigente mercantil manifestó que “era correcto intentar buscar un equilibrio entre el descanso y una necesidad de venta en una crisis de consumo como hay en la Argentina y por eso acordamos pasar la fecha al lunes 24 que se termina acoplando con el paro nacional que convocaron las centrales obreras para el día 25”.

Con este panorama, Bianchi confirmó que este lunes la mayoría de los comercios permanecerán cerrados en Mar del Plata. “Hemos encontrado muy buena aceptación en todos los rubros desde shoppings, supermercados, casas de electrodomésticos, cadenas de indumentaria deportiva, ferias comunitarias, etc. porque se ha comprendido la necesidad del trabajador mercantil, que tiene muy pocos feriados en el año por ser una ciudad turística y el empresariado acompaña con el cierre de comercios y así se verá reflejado este lunes”.

Con este panorama, el dirigente mercantil afirmó que el día del paro “aunque depende de otras circunstancias, seguramente muchos de estos comercios tampoco abrirán sus puertas”.

Con respecto a la huelga nacional convocada por las centrales obreras, Bianchi expresó que “el gobierno en materia económica está teniendo grandes dificultades y el punto de inflexión ha sido que depositó las riendas del país en el FMI y esa pérdida de autonomía en materia de decisiones económica provoca que el plan económico ingrese en un proceso de suma fragilidad que impacta en el ajuste sobre las clases más necesitadas y este gobierno, en vez de traer una lluvia de inversiones, trajo una tormenta de pobreza”.