La caída de la economía y la segunda ola de coronavirus ubican a la Argentina entre los peores países que gestionaron la pandemia

Un ranking de Bloomberg, un informe del Centro de Estudios para el Cambio Estructural y un reporte del Banco Mundial coincidieron en las causas de la debacle.

Por: Antonio D’Eramo – NA

El ranking de resiliencia de las naciones con un PBI superior a los  200.000 millones de dólares que realiza la agencia Bloomberg  ubicó a la Argentina en el último puesto entre 53 países.

Los economistas y académicos del Centro de Estudios para el Cambio Estructural señalaron a NA que “de 123 países analizados durante la crisis por el Covid-19, el confinamiento argentino fue un 40% superior al del promedio, triplicamos el número de muertos y casi duplicamos la caída del PBI”.

Finalmente, un reporte del Banco Mundial (BM) dio a conocer una planilla que posiciona a la Argentina entre las 20 economías de todo el planeta con menor crecimiento desde 2019, producto de la caída del PBI durante 2020 y un repunte moderado en el presente año, que no llega a recuperar el total del porcentaje perdido.

Al tiempo que el país lucha por salir de la segunda ola de contagios de Covid-19 generada por el virus Sars-CoV-2 que le ha producido una lamentable cantidad de pérdidas de vidas humanas, el proceso de inoculación de la población continúa siendo moderado y aún se está lejos de alcanzar la ansiada inmunidad de rebaño.

Los contagios por jornada durante la última semana promediaron los 22.000 casos y mientras algunas jurisdicciones, como las que integran la región del AMBA, comenzaron a flexibilizar las actividades productivas, en otras provincias densamente pobladas, debieron imponer más restricciones para que no se desborde el sistema sanitario.

Precisamente, estas cuarentenas extensas dictadas en numerosas ocasiones, generaron que la Argentina se ubique en los peores lugares de gestión de la pandemia por el impacto negativo que tuvieron en resultados económicos que revelaron pérdida de actividad, conllevaron el cierre de numerosas empresas y contribuyeron a aumentar el desempleo.

Tres estudios globales ponen en blanco sobre negro la magnitud de la crisis económica argentina durante la pandemia en comparación con la gestión realizada a la fecha por otros países.

Retrocesos económicos y un rebote en la actividad productiva que no llega

Durante los primeros días del mes de mayo la Argentina era uno de los tres peores países para pasar la pandemia de coronavirus. Había dos naciones donde se la pasaba peor: Polonia y Brasil.

Treinta días después, Argentina se convirtió en el peor lugar posible de las 53 naciones con un PBI mayor a U$D 200.000 millones.

El ranking que actualiza mensualmente la agencia especializada en economía y finanzas Bloomberg  se compone por 10 categorías, algunas de ellas relacionadas con cuestiones sanitarias, pero otras con la performance de la actividad productiva del país analizado.

El Bloomberg Resilience Score, https://www.bloomberg.com/graphics/covid-resilience-ranking/  destaca en su resumen que “la Argentina cayó a la última posición durante mayo cuando las nuevas infecciones superaron los récords reportados en abril, lo que derivó en un bloqueo de la actividad económica más estricta impactando en el PBI”.

Los datos con los que se elabora este ranking poseen un componente de análisis sanitario, por ejemplo, los casos mensuales cada 100.000 habitantes y los decesos por millón de habitantes, y varios ítems económicos como, el grado de disrupción de la actividad productiva, la severidad de las cuarentenas o restricciones a la circulación de mercaderías comparándolas con la situación de los tiempos pre pandémicos. Además, se analiza el pronóstico de crecimiento del PBI para 2021 según los datos de los organismos de crédito como el FMI o el Banco Mundial.

En todas las categorías hubo malas calificaciones para la Argentina que la llevaron al peor casillero del ranking.

Precisamente, los economistas del Banco Mundial  son los autores de otro informe que trae preocupación para el país por las implicancias futuras que conlleva.

Usualmente, luego de una gran crisis económica y financiera que produce la caída del Producto Bruto Interno (PBI), índice que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios de una determinada nación,  le sigue un rebote, un repunte de la actividad en la mayoría de los rubros que componen una economía.

En Argentina, que intenta salir de una costosísima segunda ola de contagios, ese fenómeno no se registra según el Banco Mundial.

La institución financiera vaticinó que Argentina finalizará entre las 20 economías con menor crecimiento desde el año 2019 producto de la fuerte caída durante el año 2020 y el poco dinamismo productivo del 2021. Sólo los países con conflictos internos bélicos o muy dependientes de la actividad turística, uno de los sectores más golpeados a nivel mundial, se encuentran en peor situación.

Los datos difundidos por el Banco Mundial indican que el PBI nacional crecerá un 6,4% este año, en el mes de enero la institución era más pesimista aún y pronosticó tan sólo un 4,9% de incremento, para el año próximo una suba del 1,7% y para el año 2023 un incremento del 1,9%.

Si bien se pronostican tres años consecutivos de crecimiento, hecho que no sucede desde hace 10 años, la recuperación proyectada durante el trienio 2021-23, no alcanzará a recuperar la recesión del 2020 y comparada con la performance de otros países igualmente afectados por el coronavirus será una de las recuperaciones más acotadas en el mundo.

Un informe muestra el «Ranking» de Políticos locales en redes sociales

Un informe de la consultora Cepei señala que entre los mejor posicionados en lo que respecta a cantidad de seguidores, Guillermo Montenegro es quien suma más “Fans” en todas las redes sociales. En segundo lugar se ubica Fernanda Raverta.

¿Quiénes son los políticos locales que utilizan más y mejor las redes sociales? ¿Quiénes se basan en Facebook, quienes encabezan el ranking de twitteros y quiénes lideran el nuevo mundo de Instagram? Muy pocos son los que están dispuestos a jugar el juego, de manera seria y genuina. Los que utilicen estas herramientas de manera seria y con continuidad en el tiempo, tienen los resultados positivos a la vista. Los que solo se acuerdan de “comunicar” en momentos cercanos a la elección, corren con desventaja.

 

Gabriel Sapienza, Licenciado en Ciencia Política UBA. Magíster en Metodologías de Investigación UC Milán y Director de la Consultora CEPEI, destaca en el informe que las redes sociales pueden hacer ganar una elección. Hay diversos ejemplos en el mundo. Como sucede casi siempre, esta oleada no surge de la nada. La utilización activa de las plataformas de comunicación para política empezó en EEUU, y también ha sido en EEUU donde más se ha desarrollado este nuevo modelo. Barack Obama fue todo un referente en el uso del marketing político, y Donald Trump, aprendió bien la lección y hoy es presidente de los Estados Unidos.

 

Desde la Consultora CEPEI y con vistas a las próximas elecciones, decidieron realizar un ranking digital de precandidatos a Intendente y políticos emergentes locales, para conocer cómo los mismos utilizan las redes sociales.

 

Entre los mejor posicionados en lo que respecta a cantidad de seguidores, Guillermo Montenegro es quien suma más “Fans” en todas las redes sociales, el diputado nacional de Cambiemos encabeza el Ranking.

 

En tanto, la diputada nacional Fernanda Raverta obtiene el segundo lugar en Facebook y en Instagram, y el tercer puesto en Twitter.

 

El ex intendente Gustavo Pulti se sube al podio en Facebook ocupando el tercer lugar, mientras que en twitter obtienen el segundo puesto. En Instragram, Pulti, no tiene prácticamente presencia, perdiendo el segmento de los seguidores más jóvenes. También entra entre los más destacados el legislador provincial Manino Iriart quien ocupa el tercer lugar en Instagram, sobre todo, utilizando más que ningún otro las historias y videos en vivo.

 

Siempre analizando Facebook, le siguen otros referentes como Carlos Arroyo, Maxi Abad y Santiago Bonifatti también bien posicionados respecto a la cantidad, superando los 20 mil me gusta.

 

Respecto a quienes tienen más actividad, suben más contenido y se muestran más activos en las redes sociales, se destacan: Arroyo en Facebook, Marina Santoro en Twitter y Vilma Baragiola en Instagram.

 

Cada red social representa en líneas generales perfiles de usuarios y segmentos sociales y etarios diferentes. Por lo general, facebook es más popular y de edad avanzada. Twitter es para formadores de opinión, periodistas y profesionales, e Instagram cada vez más entre jóvenes y clase alta o media. Es interesante analizar cómo cada candidato utiliza más una red social que otra.

 

El desafío de instagram, la tendencia que se viene de vivos e historias.

 

Son pocos los candidatos que hacen uso de la la herramienta con mayor nivel de llegada al público. Las historias y aún más las transmisiones en vivo, suponen un nivel de espontaneidad (sin filtros, ediciones o intervención de asesores en comunicación) que le permitirá a la gente conocer a los candidatos desde una esfera más genuina y cercana. Está por verse quienes se animarán a esta dinámica.

 

Por último, más allá de la cantidad de fans o seguidores, y de la cantidad de publicaciones (nivel de actividad), existen algunos indicadores que consideramos aún más importantes que los anteriores: 1) El nivel de participación o interacción, 2) la calidad (nivel de apoyo) de los seguidores y 3) la predisposición de los candidatos a responder también a las críticas.

 

Analizando el indicador de Participación, o sea cuantos fans son activos, reacciones, interactúan con las publicaciones tomando como base el total de fans o seguidores, encontramos que solo 4 políticos, tienen altos porcentajes de interacción en sus publicaciones.

 

El diputado provincial Maxi Abad con 7,2%, el referente de Nuevo Encuentro José Luis Zerillo con 3,2%, y los actuales Concejales Balut Tarifa y Ariel Ciano con 3,5% y 1,6% respectivamente.

 

Estos números son muy positivos, aunque en el caso de Maxi Abad, si analizamos el contenido de las interacciones y de los comentarios, verificamos que más del 60% de las mismas son interacciones negativas. Esto puede suceder cuando se realizan acciones patrocinadas para incrementar el alcance, se sale de los seguidores “orgánicos” fieles y militantes y entramos en la esfera de los vecinos o ciudadanos apartidarios. De nada sirve realizar campañas patrocinadas pagas, llegar a 50.000 personas y recibir una catarata de quejas y comentarios negativos con palabras poco amenas para el candidato.

 

Otros candidatos con un índice de participación por debajo del 1%, deberán rever su estrategia de contenido, porque podrán tener muchos seguidores en la página, pero un bajo índice de participación, no es algo positivo.

 

Respecto al Nivel de Apoyo

 

No todos los políticos generan las mismas reacciones. Tenemos políticos con bajo nivel de apoyo (inferior al 40%): Abad y Bonifati se ubican con este indicador. Otros candidatos tienen nivel de apoyo medio o dividido mitad y mitad entre comentarios negativos y positivos. Este es el caso de Montenegro, Baragiola y Ciano. Y también encontramos otro grupo de candidatos que por lo menos en sus redes sociales, son más queridos o menos criticados. Se destacan con nivel muy alto de apoyo (entre sus seguidores), Gustavo Pulti, Marina Santoro y José Luis Zerillo (interacciones positivas en un 80%).

 

Por último, pero como punto más importante de todos, analizamos el nivel de respuesta. Son muy pocos los políticos que logran realmente preocuparse por responder e interactuar con la gente. Es fácil promocionar una publicidad y realizar acciones en redes sociales. Lo difícil es aceptar las reglas de juego y responder los comentarios de las personas, buenos o malos. En este caso solo 2 políticos tienen el pulgar en alto, El ex Intendente Gustavo Pulti y el actual senador provincial Manino Iriart. El resto tienen una asignatura pendiente que seguramente enriquecerá la democracia ya que en la divergencia también nos enriquecemos todos.

Mar del Plata en los primeros puestos del ranking nacional de Turismo de Reuniones

Continúa siendo el principal destino dentro de la Provincia de Buenos Aires y se encuentra entre los cinco destinos más destacados del interior del país.

El Observatorio Económico de Turismo de Reuniones de la República Argentina (OETR ARG) expuso los resultados del Ranking Nacional de destinos Sedes de Eventos 2018, en el que Mar del Plata nuevamente se ubica en los primeros lugares del país como destino de congresos y convenciones nacionales e internacionales.

 

El ranking es realizado a nivel nacional y en primer lugar se encuentra la Ciudad de Buenos Aires, seguida por Córdoba, Salta, Tucumán, Mendoza, Mar del Plata y Rosario, siendo nuestra ciudad el destino líder en la Provincia de Buenos Aires.

 

En este sentido Gabriela Magnoler, Presidente del Ente Municipal de Turismo (EMTur), explicó «debemos resaltar el trabajo del Observatorio Nacional durante estos nueve años para obtener datos estadísticos que permiten no sólo poder clasificar los tipos de eventos que tiene cada  destino, sino, potenciar y complementar los destinos de la Argentina entre sí. De ese modo podemos tomar decisiones en forma oportuna y optimizar los recursos».

 

«Tenemos que destacar que el Turismo de Reuniones sigue siendo una actividad que rompe la estacionalidad y -al complementarse con otros productos turísticos- permite generar puestos de trabajo que derraman mucho más allá de la hotelería, la gastronomía y los servicios de organización de eventos: potencia los centros comerciales, invita a acceder a la cultura de cada ciudad, convida a conocer la gastronomía netamente local y permite disfrutar de las experiencias propias que propone cada destino”, agregó la titular de Turismo.

 

Magnoler concluyó que «debemos continuar trabajando en conjunto, el sector público y el sector privado, para poder contar con un predio ferial que permita incrementar el número de encuentros que la ciudad recibe cada año. Una colaboradora directa del turismo de reuniones es la conectividad aérea, y hoy nuestra ciudad ofrece más vuelos que promueven más turismo y eso significa más puestos de trabajo».

 

El OETR ARG está conformado por la Secretaría de Gobierno de Turismo de la Nación, la Asociación Argentina de Organizadores y Proveedores de Exposiciones y Congresos (AOCA), y la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Su objetivo principal es contar con un sistema de monitoreo profesional permanente de los principales indicadores del Segmento del Turismo de Reuniones en la República Argentina a través de la recolección, procesamiento y análisis de información estadística sobre la oferta y demanda del segmento y su impacto económico.

Las obras sociales encabezan ránking de quejas de salud en la Defensoría del Pueblo

Representan el 40% de los reclamos que gestiona el área provincial. Después le siguen el plan federal Incluir con el 30%, los hospitales públicos 8%, Desarrollo Social de Nación 7% y PAMI 5%.

Un análisis de las gestiones que despliega la secretaría de Salud de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, permite establecer que los reclamos a las obras sociales (públicas y sindicales) y empresas de medicina prepaga encabezan el ranking de quejas que atiende el área, con una incidencia del 40% sobre el total de presentaciones, según se desprende de un estudio estadístico que llevó adelante la Adjuntía en Derechos Humanos y Salud que está a cargo de Marcelo Honores.

 

El equipo interdisciplinario que atiende las cuestiones sanitarias en el ámbito de la Defensoría está compuesto por una docena de profesionales de distintas ramas, que van desde la medicina al derecho. Ellos manejan al día de hoy un total de 920 reclamos, con un nivel de resolución positiva del 80%.

 

Dentro de esos 920 casos, hay 135 que fueron resueltos favorablemente, pero siguen abiertos – durante un tiempo prudencial- por tratarse de quejas hechas por personas que reciben tratamientos crónicos y esas prestaciones, muchas veces, sufren demoras cíclicas que perjudican el estado general de salud de los pacientes y se hacen necesarias nuevas gestiones.

 

Detrás que obras sociales y prepagas (40%), el programa federal Incluir Salud concentra el 30% de los reclamos; le siguen los hospitales públicos bonaerenses con el 8%; el ministerio de Desarrollo Social de la Nación 7% y PAMI 5%.

 

“La experiencia que sumamos en la gestión, en estos nueve años de vida de la Defensoría, nos permite dar respuestas rápidas y ágiles en materia de salud, porque en la mayoría de los lugares en los que buscamos soluciones ya tenemos interlocutores válidos y aceitados los mecanismos”, cuenta Honores.

En esa línea, destaca el accionar del equipo que trabaja en el área: “Acá lo que está en juego es la salud de la gente”, dice. Y cuenta que “muchas veces la actuación formal, el pedido de informes o la solicitud de intervención resultan ineficaces, porque los tiempos en obtener respuesta no coinciden con las necesidades de los reclamantes. Entonces, ahí cobra importancia la actuación informal, el llamado telefónico, el pedido de audiencia, gestiones presenciales, tanto en el sector público como privado, que requieren un compromiso especial para atender las múltiples urgencias que se presentan en el día a día”.

 

El en último semestre (octubre 2018/abril 2019), por ejemplo, la secretaría de Salud de la Defensoría, bajo la orientación de Marcia Lázaro, lleva atendidos 497 casos, con un nivel de resolución positiva del 80% (398 quejas), en tanto el 20% (99) restante incluye urgencias que, “nos vimos forzados a judicializar por falta de respuestas concretas y un universo de reclamos que las personas nos pidieron que no avanzáramos o que jamás nos acercaron la documentación de respaldo necesaria”.

 

Dentro del escenario de obras sociales y medicina prepaga, que ocupa el 40% del ranking de reclamos, IOMA tiene una incidencia substancial. “En el caso del Instituto Obra Médico Asintencial de la Provincia, que le da cobertura a casi 500 mil familias, el equivalente a más de 2 millones de afiliados, tenemos muy ajustados los dispositivos de gestión. Ante cada urgencia o emergencia, existe un circuito que nos permite, en la gran mayoría de los casos, resolver los temas que nos presentan”, relata Lázaro.

 

De todas formas, “nuestra forma de trabajar, cuando se trata de una urgencia, corre por dos canales paralelos. El formal, el tratamiento de la queja por el circuito administrativo habitual; y el informal, el contacto telefónico, la visita al que sabemos que maneja las herramientas para resolver el problema, con el que aceleramos los trámites para que la gente pueda acceder a la prestación que necesita, que en algunos casos puede ser de vida o muerte”, relata la directora de Salud de la Defensoría, Mariana Rodríguez.

 

Asimismo, el equipo de trabajo conducido por Honores, además de la atención de los reclamos, desplegó durante 2018 una investigación que abarcó a 40 hospitales públicos de la Provincia. “Hicimos un pormenorizado relevamiento de los centros de salud, en los que detectamos falencias edilicias, prestacionales, de higiene o en materia de seguridad, pero también encontramos excelentes gestiones que valoramos y destacamos”, amplió Lázaro.

 

“En 2019 estamos repitiendo la experiencia. Queremos llegar a fin de año habiendo monitoreado al 100% de los hospitales”, planteó Honores como desafío. Y explicó que esas visitas “nos permitieron construir una red de atención de casos, con los directores ejecutivos de los establecimientos, para atender las emergencias”.

 

Otra pata dentro de las tareas que desarrolla el equipo de Salud pasa por “el estudio de alternativas que conduzcan a la modificación de políticas públicas o de normativas internas, que aunque muchas veces legales, generan vulneración de derechos”.

 

Honores subrayó que en forma cotidiana “frente a la afectación de un derecho tan sensible como es la salud, entendemos que la resolución de los casos es tan importante como la contención y el acompañamiento de los reclamantes, en una tarea compartida por el titular de la Defensoría, Guido Lorenzino, que brinda todo su apoyo para hacer efectivo nuestro trabajo”.

 

“Asesorar, acompañar y contener forman parte de la misión de la Defensoría del Pueblo, pero nuestra mayor obligación es agotar todos los medios disponibles para que los bonaerenses puedan acceder a los servicios de salud en condiciones de igualdad y en el pleno respeto de su dignidad”, concluyó.

Buenos Aires, la provincia con más destinos en el ranking internacional de Turismo de Reuniones

Buenos Aires es la provincia con más destinos en la nómina de ICCA (Internacional Congress and Convention Association) ya que de las 30 ciudades nacionales 11 pertenecen al territorio bonaerense según esta organización internacional del segmento turismo de reuniones.

 

De acuerdo con las cifras brindadas por esa entidad, durante 2018 la Provincia registró un total de 23 eventos internacionales, es decir, un 27,7 % más que en 2017. La nómina la encabezan las ciudades  de La Plata con 7 reuniones; Bahía Blanca con 5; y Mar del Plata con 3. En tanto 8 destinos más integran esa lista entre los que se encuentran el Partido de La Costa, Necochea, Campana, Exaltación de la Cruz y Escobar, por formar parte del programa Turismo de Reuniones de la Subsecretaría de Turismo bonaerense.

 

Asimismo, la capital provincial quedó posicionada en el lugar  71º del ranking americano y 335° del ranking Mundial de ciudades. Bahía Blanca es otro destino provincial que se destaca con un total de 5 eventos internacionales, ubicándose en el puesto 409° del ranking Mundial de Ciudades y 96° de América.

 

“El Turismo de Reuniones es un segmento que dinamiza las economías regionales a través de la ruptura de la estacionalidad y es una actividad que se  ha consolidado gracias al trabajo y el compromiso de los sectores público y privado”, expresó la subsecretaria de Turismo de la provincia de Buenos Aires, Martina Pikielny, quien además destacó que “las personas que llegan a un destino a través de un viaje de negocios suelen volver como turistas de ocio, razón por la cual es fundamental fortalecer el trabajo en materia de calidad turística ya que el Turismo de Reuniones es una herramienta de promoción”.

 

Durante 2018, en Argentina se realizaron un total de 232 eventos: en Ciudad de Buenos Aires 133 reuniones y en el resto del país 99, de las cuales un 23% tuvieron como sede la provincia de Buenos Aires.

 

En este sentido, la funcionaria bonaerense detalló el trabajo que lleva adelante la Subsecretaría de Turismo: “Se trabaja mancomunadamente con universidades, ayudando a elaborar el proceso de postulación y también siendo el nexo entre las asociaciones que organizan los eventos con los destinos, ya sea el municipio o el bureau”.

 

Además, otra de las estrategias que implementa este organismo provincial a la hora de captar eventos es la realización de Rondas de Negocios en ferias como Expoeventos a través de las que se busca acercar a los municipios con asociaciones internacionales.

 

Es importante destacar que luego de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires es quien actualmente registra la mayor cantidad de eventos en este segmento.

 

Por su parte, Argentina concentró el 19% de las reuniones que se realizaron en América Latina, quedando posicionada en el 2º  puesto a nivel regional.

 

La Internacional Congress and Convention Association (ICCA), es una organización global de la industria de los congresos y eventos que permite a sus miembros generar y mantener significativas ventajas competitivas.

 

La Provincia de Buenos Aires fue la primera del país en incorporarse a esta organización mundial  en el año 2010.