Reconocen el ingreso de taxis de CABA a Mar del Plata

A raíz del malestar de un sector de los taxistas de Mar del Plata, que denunciaron la presencia de taxis provenientes de Capital Federal, desde la CNRT salieron a aclarar esa situación. «Si traen el permiso pueden ingresar», explicó el delegado Cristian Azcona.

A raíz del malestar de un sector de los taxistas de Mar del Plata, que denunciaron la presencia de taxis provenientes de Capital Federal, desde la CNRT salieron a aclarar esa situación.

Desde la Federación de Peones de Taxis, su titular Miguel González, mostró su indignación por haberse detectado en los últimos días varias unidades provenientes de CABA.

En diálogo con LU6, el dirigente se preguntó «cómo entran los taxis de Buenos Aires a Mar del Plata y por qué los dejan pasar».

«Entran nos contagian a todos y además nos roban el poco trabajo que tenemos, es un desastre», agregó.

A raíz de esta denuncia, el delegado de la CNRT en Mar del Plata, Cristián Azcona, reconoció que «están ingresando taxis de Buenos Aires. Si traen el permiso pueden ingresar. Vienen a traer pasajeros o por razones de fuerza mayor.»

Las obras sociales encabezan ránking de quejas de salud en la Defensoría del Pueblo

Representan el 40% de los reclamos que gestiona el área provincial. Después le siguen el plan federal Incluir con el 30%, los hospitales públicos 8%, Desarrollo Social de Nación 7% y PAMI 5%.

Un análisis de las gestiones que despliega la secretaría de Salud de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, permite establecer que los reclamos a las obras sociales (públicas y sindicales) y empresas de medicina prepaga encabezan el ranking de quejas que atiende el área, con una incidencia del 40% sobre el total de presentaciones, según se desprende de un estudio estadístico que llevó adelante la Adjuntía en Derechos Humanos y Salud que está a cargo de Marcelo Honores.

 

El equipo interdisciplinario que atiende las cuestiones sanitarias en el ámbito de la Defensoría está compuesto por una docena de profesionales de distintas ramas, que van desde la medicina al derecho. Ellos manejan al día de hoy un total de 920 reclamos, con un nivel de resolución positiva del 80%.

 

Dentro de esos 920 casos, hay 135 que fueron resueltos favorablemente, pero siguen abiertos – durante un tiempo prudencial- por tratarse de quejas hechas por personas que reciben tratamientos crónicos y esas prestaciones, muchas veces, sufren demoras cíclicas que perjudican el estado general de salud de los pacientes y se hacen necesarias nuevas gestiones.

 

Detrás que obras sociales y prepagas (40%), el programa federal Incluir Salud concentra el 30% de los reclamos; le siguen los hospitales públicos bonaerenses con el 8%; el ministerio de Desarrollo Social de la Nación 7% y PAMI 5%.

 

“La experiencia que sumamos en la gestión, en estos nueve años de vida de la Defensoría, nos permite dar respuestas rápidas y ágiles en materia de salud, porque en la mayoría de los lugares en los que buscamos soluciones ya tenemos interlocutores válidos y aceitados los mecanismos”, cuenta Honores.

En esa línea, destaca el accionar del equipo que trabaja en el área: “Acá lo que está en juego es la salud de la gente”, dice. Y cuenta que “muchas veces la actuación formal, el pedido de informes o la solicitud de intervención resultan ineficaces, porque los tiempos en obtener respuesta no coinciden con las necesidades de los reclamantes. Entonces, ahí cobra importancia la actuación informal, el llamado telefónico, el pedido de audiencia, gestiones presenciales, tanto en el sector público como privado, que requieren un compromiso especial para atender las múltiples urgencias que se presentan en el día a día”.

 

El en último semestre (octubre 2018/abril 2019), por ejemplo, la secretaría de Salud de la Defensoría, bajo la orientación de Marcia Lázaro, lleva atendidos 497 casos, con un nivel de resolución positiva del 80% (398 quejas), en tanto el 20% (99) restante incluye urgencias que, “nos vimos forzados a judicializar por falta de respuestas concretas y un universo de reclamos que las personas nos pidieron que no avanzáramos o que jamás nos acercaron la documentación de respaldo necesaria”.

 

Dentro del escenario de obras sociales y medicina prepaga, que ocupa el 40% del ranking de reclamos, IOMA tiene una incidencia substancial. “En el caso del Instituto Obra Médico Asintencial de la Provincia, que le da cobertura a casi 500 mil familias, el equivalente a más de 2 millones de afiliados, tenemos muy ajustados los dispositivos de gestión. Ante cada urgencia o emergencia, existe un circuito que nos permite, en la gran mayoría de los casos, resolver los temas que nos presentan”, relata Lázaro.

 

De todas formas, “nuestra forma de trabajar, cuando se trata de una urgencia, corre por dos canales paralelos. El formal, el tratamiento de la queja por el circuito administrativo habitual; y el informal, el contacto telefónico, la visita al que sabemos que maneja las herramientas para resolver el problema, con el que aceleramos los trámites para que la gente pueda acceder a la prestación que necesita, que en algunos casos puede ser de vida o muerte”, relata la directora de Salud de la Defensoría, Mariana Rodríguez.

 

Asimismo, el equipo de trabajo conducido por Honores, además de la atención de los reclamos, desplegó durante 2018 una investigación que abarcó a 40 hospitales públicos de la Provincia. “Hicimos un pormenorizado relevamiento de los centros de salud, en los que detectamos falencias edilicias, prestacionales, de higiene o en materia de seguridad, pero también encontramos excelentes gestiones que valoramos y destacamos”, amplió Lázaro.

 

“En 2019 estamos repitiendo la experiencia. Queremos llegar a fin de año habiendo monitoreado al 100% de los hospitales”, planteó Honores como desafío. Y explicó que esas visitas “nos permitieron construir una red de atención de casos, con los directores ejecutivos de los establecimientos, para atender las emergencias”.

 

Otra pata dentro de las tareas que desarrolla el equipo de Salud pasa por “el estudio de alternativas que conduzcan a la modificación de políticas públicas o de normativas internas, que aunque muchas veces legales, generan vulneración de derechos”.

 

Honores subrayó que en forma cotidiana “frente a la afectación de un derecho tan sensible como es la salud, entendemos que la resolución de los casos es tan importante como la contención y el acompañamiento de los reclamantes, en una tarea compartida por el titular de la Defensoría, Guido Lorenzino, que brinda todo su apoyo para hacer efectivo nuestro trabajo”.

 

“Asesorar, acompañar y contener forman parte de la misión de la Defensoría del Pueblo, pero nuestra mayor obligación es agotar todos los medios disponibles para que los bonaerenses puedan acceder a los servicios de salud en condiciones de igualdad y en el pleno respeto de su dignidad”, concluyó.

Crece el malestar por el estado de los estadios municipales

La atleta olímpica Belén Casetta reflejó en las redes sociales el mal estado del estadio «Justo Román».

La atleta olímpica Belén Casetta no puso ocultar su tristeza por el estadio que presentan las instalaciones del estadio “Justo Román”ubicado en el Parque Municipal de los Deportes.

A través de la de social Twitter, publicó una serie de fotografías que reflejan el deterioro del principal escenario del atletismo local.

“Que pena me da ver nuestro escenario Panamericano así”, sintetizó la referente del atletismo marplatense.

Este hecho se suma a lo acontecido en las últimas semanas con el natatorio “Alberto Zorrilla” donde se cayó un tramo del ducto de calefacción, y con el Polideportivo donde se debió suspender un partido del Super 20 que jugaba Peñarol e Hispano Americano por filtraciones en el techo.

Acuerdan mecanismo para abordar quejas por el uso de las playas

La Defensoría del Pueblo y los concesionarios de balnearios continuarán por tercer año con un sistema para el abordaje de quejas por el servicio de playas.

La Defensoría del Pueblo  de General Pueyrredon y la Cámara Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines de Mar del Plata (CEBRA), mantuvieron una reunión en la que acordaron continuar por tercer año consecutivo con un sistema para la atención de probables quejas originadas en los servicios de playa, con el objetivo de brindar una resolución rápida a los temas planteados, y de esta manera realizar un seguimiento entre el origen del conflicto y su solución.

De la reunión participaron los Defensores del Pueblo Fernando Rizzi, Walter Rodríguez y Fernando Cuesta, junto a los representantes de CEBRA Esteban Ramos, Sergio Gornasky, Eduardo Ferro y Daniel Spina.

En la ocasión se hizo un repaso de las normativas que rigen las diversas concesiones de cada sector costero, en las cuales «debe cumplirse rigurosamente con lo que establecen los Pliegos de Bases y Condiciones».

Se conversó sobre la necesidad de que se garanticen los espacios correspondientes de playa pública tanto en las concesiones municipales, las de Administración Punta Mogotes, como en las playas privadas del Sector Sur de la ciudad.

La Defensoría recibe quejas originadas en el uso de las playas y los servicios que en ellas se prestan. Es una buena práctica prevenir conflictos y eventuales requerimientos, a través de mecanismos institucionales de diálogo que permitan dirimir las controversias, garantizando el derecho de todos a gozar de las playas.

Quejas por el estado de la sede de Drogas Ilícitas

Un vecino de la Delegación Mar del Plata de la División Drogas Ilícitas de la Policía Bonaerense, envió una nota a PUNTONOTICIAS donde expresa su malestar a raíz de una serie de situaciones que viene padeciendo.

Ernesto Díaz destacó que permanentemente los vecinos de la zona de Mitre entre Garay y Rawson deben soportar el depósito de vehículos incautados con la evidente acumulación de basura, estacionamiento en doble fila y el no respeto de los garages.

Sin embargo, este vecino añadió que con los últimos fuertes vientos, cayó mampostería de los techos de la delegación sobre una entrada de luz del techo de su casa causando destrozos.

Ante lo sucedido, no recibió ningún tipo de colaboración por parte de las autoridades de la delegación e incluso las respuestas fueron que «no hay caja chica» y que solo harían un «Informe» a Infraestructura de lo ocurrido.

“Una escalera al cielo burocrático y a implorar que no ocurran hechos peores, pues el edificio está deteriorado, con escaso mantenimiento y es inmune a las inspecciones”, cuestionó.