En España actualmente se sustancian 30 procesos por corrupción que involucran al PP

Noticias de España

Responderán ante la Justicia 4 ex ministros, 4 ex presidentes autonómicos, 11 ex diputados, 10 alcaldes, 4 tesoreros y decenas de cargos regionales y municipales

   

“¡Rita, eres la mejor!” Mariano Rajoy, un hombre de emociones controladas, no paraba de repetir esa frase. Su discurso, entre ovaciones, era una oda a Rita Barberá, entonces alcaldesa de Valencia, que agradecía de pie. Un año más tarde el presidente español quisiera quemar ese video.

A Barberá, actual senadora, el Tribunal Supremo la imputó esta semana por maniobras de lavado de dinero cometidas durante los 24 años que gobernó la tercera ciudad del país. Presionada por el gobierno, se dio de baja del Partido Popular (PP), pero se niega a renunciar a su banca y a los fueros que la protegen. Rajoy tiembla. En medio del tortuoso proceso para formar gobierno, el lastre de la corrupción en el PP dinamita los últimos puentes para alcanzar un acuerdo de investidura que evite otras elecciones.

El caso Barberá, de enorme simbolismo, es apenas una muestra de lo que se le viene encima a Rajoy. Juicios, procesamientos, confesiones, denuncias: la política se traslada a los tribunales en un momento decisivo del bloqueo institucional que lleva ya nueve meses. Este lunes 19 empieza el juicio oral por el escandaloso uso de tarjetas corporativas por parte de los directivos de Bankia, la entidad financiera cuya crisis casi lleva a la quiebra a España en 2012. En el banquillo estará Rodrigo Rato, ex ministro de Economía de los conservadores del PP. La semana siguiente se abre el juicio por el caso Gürtel, en el que se investiga a una red de empresarios y funcionarios del PP que durante años amañó contratos públicos y ocultó sobornos.

Un verdadero dream team de la era Rajoy desfilará por la sala de audiencias. Las cámaras apuntarán al ex tesorero Luis Bárcenas, hombre de confianza del presidente hasta que la Justicia descubrió que escondía cuentas en Suiza con más de 40 millones de euros. El mismo que llevaba una contabilidad negra donde anotaba los sobresueldos que según él pagaba a la cúpula del PP, Rajoy incluido.

Por si no fuera suficiente, esta semana Jaume Matas, ex presidente por el PP de las Islas Baleares, negoció un pacto con la Fiscalía que lo investiga por corrupción que implica confesarse culpable y entregar datos de otros dirigentes del partido a cambio de una pena que lo libre de prisión. Rajoy evita los micrófonos. Barberá, Matas, los juicios… y encima le tocó lidiar con un costoso error propio al designar en el Banco Mundial a su amigo y ex ministro José Manuel Soria, que en abril debió dejar el gobierno cuando los Panamá Papers revelaron que tuvo empresas ocultas en paraísos fiscales. Y aunque al final dio marcha atrás, no pudo evitar el martes una interpelación a su ministro de Economía, Luis de Guindos, en la que la oposición lo puso contra las cuerdas.

“No podemos pactar con Rajoy si ampara a Barberá o trata de «enchufar» a Soria”, advirtió el liberal Albert Rivera, líder de Ciudadanos, el partido con el que el PP firmó en agosto un acuerdo para formar gobierno. Aquel intento fue insuficiente: Rajoy perdió por seis votos en la sesión de investidura del día 2, vetado por el socialismo, la izquierda radical y los partidos nacionalistas. Pero el apoyo de Rivera es vital si pretende ser reelegido en algún momento. Hasta el 31 de octubre hay tiempo para que el Congreso elija por mayoría a un presidente. En caso contrario, se llamará a nuevas elecciones para diciembre, las terceras en un año.

Los juicios que devolverán a la primera plana el financiamiento ilegal del PP caen en los días finales de las negociaciones y se extenderán durante una eventual campaña. El costo de pactar será alto para Rivera, pero más aún para el socialismo si decidiera permitir gobernar a Rajoy. La corrupción figura en todas las encuestas como la segunda preocupación de los españoles, detrás del desempleo.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, aprovechó la avalancha judicial para reafirmarse. “No vamos a indultar a Rajoy”, dijo ayer. Es la excusa perfecta para resguardarse de los poderosos sectores internos que le piden ceder para que España pueda al fin tener un gobierno estable. “¿Quién puede dar la cara por el PP después de esta semana?”, admitía ayer un dirigente del sector crítico del socialismo.

En estos momentos hay 30 procesos por corrupción que involucran al PP, incluidos cinco en los que el partido en sí es acusado. Tienen que responder ante la Justicia cuatro ex ministros, tres ex presidentes autonómicos, 11 ex diputados, 10 alcaldes, cuatro tesoreros y decenas de cargos regionales y municipales.

Madrid (INCAT-La Nación, por Martín Rodríguez Yebra).-

Empresario marplatense implicado en escándalo “Panamá Papers”

Se trata de Mauro Sergio Todisco, titular de la firma Textilana, uno de los varios argentinos que figuran en un escándalo internacional.

La mayor filtración periodística de la historia, dada a conocer ayer por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) salpica a 140 políticos y funcionarios de más de 50 países, además de numerosas personalidades mundiales.

El presidente Mauricio Macri y el exsecretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, figuran entre los clientes de un bufete panameño, especializado en la creación de empresas offshore.

En el listado figura el empresario textil marplatense Mauro Sergio Todisco relacionado con la firma Gold Black Limited.

 

De acuerdo con el ICIJ, que publicó detalles de la extensa investigación en su web (panamapapers.icij.org), la filtración incluye 11,5 millones de documentos de casi cuatro décadas del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales y patrimonios, con información sobre 214.488 entidades offshore conectadas a personas en más de 200 países y territorios.

Se trata de la mayor filtración periodística de la historia, con mucha más información de la que divulgó en su momento WikiLeaks a través de la publicación de cables diplomáticos estadounidenses.

En la nómina de clientes del bufete el presidente Mauricio Macri y el futbolista Lionel Messi, entre otros clientes argentinos.

Otros de los mencionados que figuran en la lista -hecha pública por medios internacionales como The Guardian, Le Monde, el Miami Herald y la BBC- son amigos íntimos del presidente de Rusia, Vladimir Putin, su par ucraniano, Petró Poroshenko; el rey de Arabia Saudita, Salmán bin Abdulaziz; la tía del rey español Felipe VI, Pilar de Borbón; e Ian Cameron, padre del premier briránico, David Cameron.

También aparecen los nombres del director de cine español Pedro Almodóvar; el actor Jackie Chan; el exfutbolista francés Michel Platini y el premier islandés, Sigmundur Gunnlaugsson, sólo por mencionar algunos de los casos más resonantes.

Constituir una sociedad en un paraíso fiscal no constituye ningún delito en sí mismo, salvo que se pruebe que haya sido un vehículo para blanquear activos, concretar una evasión impositiva u otro delito.

El mundo offshore es una amplia industria global de banqueros, abogados, contadores y otros intermediarios que trabajan coordinados para proteger los secretos financieros de sus clientes.

Mossack Fonseca busca tomar distancia

La firma de abogados panameña Mossack Fonseca negó cualquier vinculación con los delitos que presuntamente han cometido cientos de sus clientes según la filtración a la base de datos del bufete hecha pública ayer.

Ramón Fonseca Mora, socio de la firma, dijo que la compañía tiene 40 años de ejercicio legal y que tras haber creado 240.000 estructuras jurídicas en ese período no ha enfrentado acusaciones formales ni condenas por ningún delito, porque su labor es legal y no se asocia con la actividad de sus clientes.

Fonseca Mora, ligado al partido de Gobierno en Panamá, aseguró que el «99 %» de sus clientes son intermediarios que revenden los productos de Mossack Fonseca a sus clientes finales, muchos de estos involucrados en los presuntos delitos revelados por la filtración.

«En esta trama han intentado hacer ver que los clientes finales, los actos finales, fueron fraguados por nosotros, lo cual es sumamente injusto, y, diría yo, hasta ilegal», sostuvo.

Nacido en 1977, el Grupo Mossack Fonseca, «con oficinas en cada continente», según su portal web, se especializa en gestión patrimonial, fiscal, estructuras internacionales y derecho comercial.

Ofrece sus servicios en Reino Unido, Malta, Hong Kong, Chipre, Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, Anguila Británica, Seychelles, Samoa, Nevada y Wyoming (Estados Unidos), y Panamá.