Problemas visuales: detección precoz en el colegio y en casa

La inminente vuelta al cole es un buen momento para prestarle atención a los ojos de los más chicos. Muchas veces se supone que un niño tiene problemas de aprendizaje y/o atención, cuando en realidad el motivo puede ser algún problema en su visión.

Existe una serie de consejos que los padres y maestros pueden poner en práctica para cuidar la visión de los niños y ayudarlos a mejorar los procesos de aprendizaje.

El Dr. Pablo Daponte, Presidente del Consejo Argentino de Oftalmología, recomienda que “tanto padres como maestros tengan en cuenta estas señales que manifiestan algún trastorno visual en los niños y que hacen que sea necesaria una consulta con el especialista en visión para comenzar lo antes posible con su tratamiento”.

Entrecerrar los ojos, acercarse mucho a la hoja, saltarse palabras o renglones al leer ó seguir la lectura con el dedo, son algunas señales de alerta que evidencian alteraciones de la vista en los más pequeños.

El ojo de un niño es inmaduro y está en constante crecimiento hasta los siete u ocho años. El control a tiempo de las alteraciones visuales puede ser el factor determinante para evitar un bajo rendimiento escolar.

La escuela es el lugar más apropiado para detectar los problemas oculares en la infancia. Son muchos los signos que pueden generar sospechas a los maestros: acercarse mucho al cuaderno a la hora de escribir o leer, errores al copiar palabras del pizarrón, taparse un ojo para concentrarse al hacer los ejercicios en clase, saltarse palabras o renglones al leer ó seguir la lectura con el dedo.

En casa es importante también que los padres presten atención a los siguientes indicios:

-Presenta ojos enrojecidos o llorosos
-Tiene dolores de cabeza, mareos y náuseas
-Entrecierra constantemente los ojos para poder ver bien
-Se frota los ojos de forma repetida
-Tiene excesiva sensibilidad a la luz
-Se acerca de forma exagerada a la televisión para ver correctamente
-Tiene una mala percepción visual, por ejemplo, confunde la “a” con la “e”, la “u” y la “n”

Algunos consejos

Existe una serie de recomendaciones que los padres pueden poner en práctica para cuidar la visión de sus hijos y ayudarlos a mejorar los procesos de aprendizaje:

Esté pendiente a señales que pueden ser indicio de problemas visuales y asegúrese de hacer una cita con un especialista de inmediato si es que nota alguna de ellas.

-Cuando los problemas de la vista se tratan a tiempo, generalmente pueden remediarse.

Enséñele a sus niños a no frotarse los ojos con las manos sucias, ya que es así como las bacterias y los virus se multiplican en muchos casos.

Protéjalo del sol durante las actividades. Demasiada exposición al sol puede aumentar las probabilidades de que los ojos de sus niños sufran de serios daños, como la degeneración macular.

De hecho, el 80% del daño a la visión ocurre antes de los 18 años, por eso es importante tomar precauciones a temprana edad para proteger los ojos y la delicada piel alrededor de ellos. Usar lentes adecuados que bloqueen el 100% de los rayos ultravioleta (UVB), es una excelente decisión.

Oftalmólogos atenderán en forma gratuita a pacientes diabéticos

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, el próximo viernes 4 de diciembre, el Consejo Argentino de Oftalmología (CAO), realizará una nueva edición de su Campaña Nacional de Prevención de Ceguera por Diabetes, que atenderá a pacientes diabéticos con el fin de detectar o descartar la presencia de retinopatía diabética, una enfermedad que puede causar ceguera.

En Mar del Plata se atenderá en la Clínica Priada de Ojos Santa Lucía, Jujuy 1466, 9 a 17 horas.

El estudio es totalmente gratuito y se atiende por orden de llegada. Consiste en un fondo de ojos, no duele, es rápido y en pocos minutos se obtiene el resultado. Si da positivo, se deriva el caso para que se efectúen otros chequeos que determinarán si será necesario un tratamiento.

Esta campaña, que cuenta con el apoyo de Transitions Optical, se llevará a cabo en hospitales, clínicas y centros oftalmológicos públicos y privados de todo el país. Estará a cargo del Dr. Guillermo Iribarren, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Alemán e integrante de la Comisión de Acción Social y Prevención de la Ceguera del CAO.

El Dr. Iribarren, define la retinopatía diabética con estos términos: “Es una complicación de la diabetes que puede ocasionar una pérdida severa de la vista, e incluso ceguera. Es causada por el deterioro de las arterias y venas que irrigan la retina. La retina es una capa de nervios que recubre al ojo por dentro, cuya función es percibir la luz y las imágenes que luego son enviadas al cerebro. El daño de los vasos sanguíneos de la retina hace que estos filtren fluido o sangre y que se formen nuevos vasos frágiles e irregulares y tejidos fibrosos, provocando la disminución de la visión o la distorsión de las imágenes que la retina envía al cerebro”.

“La enfermedad, generalmente en su inicio, no presenta síntomas y los riesgos de desarrollarla aumentan con su avance y con el control inadecuado de la glucemia. Por eso, es fundamental que el paciente diabético asista al oftalmólogo al menos una vez por año”, advierte el coordinador de la campaña del CAO.

La Federación Internacional de la Diabetes (FID), estima que actualmente hay 415 millones de personas en el mundo que padecen diabetes y agrega, que cada 6 segundos muere persona a causa de esta enfermedad. En la Argentina, según los datos de la Tercera Encuesta de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de la Nación, del año 2013, se calcula que 1 de cada 10 argentinos tiene diabetes.

Por ello, la mejor protección contra la retinopatía diabética es su detección a tiempo por parte de un oftalmólogo. Está demostrado que si el control del nivel de azúcar es estricto, puede evitarse el 90% de las retinopatías severas. Si a esto se agrega un buen control oftalmológico, puede evitarse más del 95% de los casos de ceguera.

“Afortunadamente, en la actualidad existen muchos tratamientos para tratar esta patología, entre los que encontramos el tratamiento láser, las inyecciones intravítreas de antiangiogénicos y las cirugías de vitrectomía. La elección del tratamiento depende de cada caso en particular y del diagnóstico o criterio del oftalmólogo”, completa el doctor Iribarren.

A través de esta Campaña del CAO, desde el año 2001, se han atendido más de 12.000 pacientes diabéticos en forma gratuita. El 40% de ellos presentaba lesiones compatibles con retinopatía diabética y el 9% mostraba formas avanzadas de la enfermedad, los cuales fueron derivados para su tratamiento correspondiente. También se comprobó que el 1% de los pacientes presentaba ceguera por diabetes.