Misa en acción de gracias por la canonización de Madre Teresa de Calcuta

El Obispo de Mar del Plata celebró una emotiva misa en la Iglesia Catedral con la presencia de las Hermanas de la Caridad.

Con motivo de la canonización de Madre Teresa de Calcuta, monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata, presidió la misa en acción de gracias en la Catedral de Mar del Plata.

Con la presencia de las religiosas “Misioneras de la Caridad” que realizan su labor en el hogar “María Reina de la Paz” para enfermos terminales de HIV, del barrio parque Palermo, asistentes del hogar, familias del barrio, y otros voluntarios y fieles devotos de la nueva santa de la Iglesia Católica; se hicieron presentes en el templo mayor de la ciudad.

En el comulgatorio, expusieron una imagen con el rostro de Santa Teresa de Calcuta, y custodiada por dos velas encendidas, una reliquia que contenía sangre de Madre Teresa.

“La Iglesia ha vivido este domingo un acontecimiento extraordinario con la canonización de Madre Teresa de Calcuta. Con su vida y su obra, ella ha sido la exponente admirable de la sabiduría de vida enseñada por el Divino Maestro. Ella la supo traducir en el pleno despojo de sí misma y en el amor misericordioso hacia los más pobres entre los pobres. Contemplando fotografías, nos damos cuenta de su menuda figura física y de su aspecto frágil, acentuado con los años en su rostro surcado de arrugas. Pero esta apariencia era inversamente proporcional a su incomparable grandeza espiritual”, resaltó el obispo sobre la figura de Madre Teresa de Calcuta.

“Al referirnos a esta gran santa de nuestro tiempo, la parte más conocida es su extraordinaria obra en favor de los considerados como indeseables, que no tenían lugar en las instituciones oficiales. Esto la hizo famosa, aunque ella se mantuvo siempre alejada de las glorias del mundo”, puntualizó el obispo.

Y luego detalló “a su primera casa le dio el nombre de Inmaculado Corazón. Las Misioneras de la Caridad comenzaron siendo doce hermanas. A la muerte de la santa, en 1997, estaban en 120 países. En el último registro, la congregación cuenta con 5.161 hermanas y el número de países se elevó a 139. Hay también religiosos, que son hijos de la santa, mucho menores en número pero que van igualmente en aumento. Se añaden siempre también innumerables voluntarios. A las Misioneras de la Caridad, las tenemos presentes en la periferia de esta ciudad. Es una alegría profunda contar con ellas y darles nuestra felicitación. Hoy es para todos un gran día. Como obispo las abrazo y bendigo”.

“Queridos hermanos en el Señor y queridas hermanas Misioneras de la Caridad, pidamos al Señor recibir debidamente la gracia de este día. En el Año de la Misericordia imploremos para toda la Iglesia la sabiduría del servicio misericordioso hacia el prójimo que la Providencia pone en nuestro camino”, concluyó el obispo.

El Papa canonizó a la madre Teresa, misa y celebración en Mar del Plata

El pontífice valoró de la monja premio nobel de la Paz en 1979 su lucha contra el aborto.

El papa Francisco canonizó a la madre Teresa de Calcuta, de quien destacó que se hizo oír ante los poderosos culpables de crear la pobreza, en una ceremonia en la Plaza de San Pedro a la que asistieron más de 100.000 personas.

En Mar del Plata, se realizó una misa en la Catedral, celebrada por el obispo diocesano Antonio Marino, y con la presencia de las religiosas de la Casa Misioneras de la Caridad.

Este lunes, a las 17, se reiterará la celebración en la capilla del hogar, ubicada en el barrio Parque Palermo y que recientemente había sido víctima de un violento robo.

Francisco reconoció que será difícil llamarla «santa Teresa» porque «su santidad fue tan cercana a nosotros, tan tierna y espontánea que se le seguirá llamando madre, madre Teresa».

El Papa elogió durante la homilía de la canonización la labor de la madre Teresa «en defensa de la vida humana», desde aquellos no nacidos a los descartados.

Francisco destacó que durante toda su vida estuvo «a disposición de todos por medio de la acogida y la defensa de la vida humana, tanto la no nacida como la abandonada y descartada».

El pontífice valoró de la monja premio nobel de la Paz en 1979 su lucha contra el aborto y cómo siempre aseguraba que «el no nacido es el más débil, el más pequeño, el más pobre».

Y recordó también cómo «se ha inclinado sobre las personas desfallecidas, que mueren abandonadas al borde de las calles, reconociendo la dignidad que Dios les había dado».

Francisco hizo hincapié, pronunciando con fuerza y repitiéndolo, que la madre Teresa «hizo sentir su voz a los poderosos de la Tierra, para que reconocieran sus culpas ante los crímenes de la pobreza creada por ellos mismos».

«Su misión en las periferias de las ciudades y en las periferias existenciales permanece en nuestros días como testimonio elocuente de la cercanía de Dios hacia los más pobres entre los pobres», señaló.

El Papa explicó que la figura de la madre Teresa será la santa de «todo el mundo del voluntariado» y les instó a «que ella sea vuestro modelo de santidad».

«Que esta incansable trabajadora de la misericordia nos ayude a comprender cada vez más que nuestro único criterio de acción es el amor gratuito, libre de toda ideología y de todo vínculo, y derramado sobre todos sin distinción de lengua, cultura, raza o religión», abogó.

Recordó que la madre Teresa amaba decir: «Tal vez no hablo su idioma, pero puedo sonreír» e invitó entonces a llevar «en el corazón su sonrisa y entreguémosla a todos los que encontremos en nuestro camino, especialmente a los que sufren».

«Abriremos así horizontes de alegría y esperanza a toda esa humanidad desanimada y necesitada de comprensión y ternura», concluyó su homilía.

El obispo recordó a la beata Teresa de Calcuta en su día

Monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata, presidió la eucaristía en el día del aniversario del fallecimiento de la Madre Teresa de Calcuta.

Lo hizo en el hogar María Reina de la Paz, ubicado en el barrio Parque Palermo, perteneciente a las hermanas «Misioneras de la caridad».

Concelebró el presbítero Marcelo Corleto, de los agustinos recoletos y estuvieron presentes todas las religiosas, los residentes del hogar, los voluntarios y unos 80 niños del barrio, junto a sus familias.

Al lado del altar, se encontraba un cuadro de la Madre Teresa y una reliquia de ella, un trozo de su vestimenta tan conocida, el sari.

En su homilía, monseñor Marino repasó hitos de la historia de vida de la beata, desde sus inicios hasta el final de sus vidas.

«Desde que comienza su obra y hasta el final, son 50 años de luz para la Iglesia, de esperanza, un paso de Cristo en medio de la indiferencia del mundo, y, dicen los autorizados biógrafos, que en su interior había oscuridad. Por supuesto fue confortada por confesores que explicaban que lejos de ser debilidad o infidelidad de su parte, era ese el lado espiritual de su trabajo apostólico y desde allí salía fecundidad para la Iglesia y el mundo», destacó Marino.

Inmediatamente después de la misa, en el parque del hogar, los casi 80 niños del barrio, representaron a través de diversos momentos la vida de la Madre Teresa de Calcuta, su llamado, sus obras de amor a los más pobres.

Lo hicieron a través de la música y la expresión teatral, culminaron cantando una canción con alegría y sencillez, animadas por una de las hermanas misioneras de la Caridad que preparó durante varios días este momento.

Los niños, de entre 3 y 11 años, participan cada sábado del grupo misionero que se desarrolla allí en el hogar María Reina de la Paz.

Solidaridad: que un Día se transforme en un Mes

Este año la campaña es a beneficio de la Cooperadora del Hospital Casa del Niño Mar del Plata. El día es en conmemoración de la Madre Teresa de Calcuta.

Desde 1998, cada 26 de agosto se celebra en nuestro país el Día Nacional de la Solidaridad en conmemoración al nacimiento de Agnes Gonxha Bojaxhiu, más conocida como Madre Teresa de Calcuta.

Ese día, pero de 1910 nacía en Macedonia una de las mujeres que marcaría gran parte del siglo XX, por su abnegada dedicación a personas en situación de vulnerabilidad social.

Con esa celebración como consigna se ha generado una campaña solidaria con el objetivo de colaborar con el Hospital Local Casa del Niño de Punta Mogotes. Esta institución tiene como finalidad la atención de bebés desde los 45 días y niños/as hasta los 5 años que estén en condiciones de vulnerabilidad y en donde concurren 106 niños/as.

¿Qué se necesita?

Zapatillas nuevas o usadas en buen estado, Ropa Interior, Ropa de Abrigo, Pañales (preferentemente grandes) y pintura para exterior e interior blanca.

Durante todo el mes de agosto se estará recibiendo las donaciones en distintos puntos de la ciudad.

Los interesados en sumarse pueden dejar un mensaje de texto al 2235404692 o un correo electrónico a punta.mogotes.mdp@gmail.com con el nombre y el tipo de donación que los voluntarios lo pasan a buscar.