Quiénes son los diputados socialistas que se niegan a facilitar la investidura de Rajoy en el Congreso español

Noticias de España

Los 7 diputados del socialismo catalán, algunos de Baleares y Canarias y otros a título individual. El PSOE sigue en la encrucijada y aumentan sus divisiones internas

Unos quince diputados socialistas se manifestaron contrarios a abstenerse para facilitar una nueva investidura de Mariano Rajoy.

Casi la mitad de los legisladores rebeldes pertenecen al PSC, la versión catalana del PSOE. Se trata de 7 diputados, una lista conformada por Meritxell Batet, Lídia Guinart, Mercè Perea, José Zaragoza, Marc Lamuà y Joan Ruiz.

Después, los 2 diputados socialistas de las Islas Baleares, Pere Joan Pons y Sofía Hernanz, tampoco se abstendrán en la ceremonia de investidura, lo mismo que Pedro Quevedo, el diputado por Canarias. Completan la lista, 5 legisladores que se niegan a título individual, entre los que se encuentra Pedro Sánchez, quien fue destituido de su cargo de secretario general del PSOE por su negativa a investir a Mariano Rajoy.

Todos estos diputados ya anunciaron que no acatarán la disciplina de voto que se decidió ayer domingo durante el comité federal del partido y que mantendrán su “no” al líder del PP en las dos votaciones de esta semana.

Iceta deja claro que el PSC “desobedecerá” y mantendrá el “no” a Rajoy

Asegura que el PSOE “tiene derecho” a revisar la relación entre las dos formaciones si lo considera adecuado

El primer secretario del Partido Socialista de Cataluña (PSC), Miquel Iceta, volvió a dejar claro este lunes por la mañana que los socialistas catalanes “desobedecerán” al PSOE y mantendrán el “no” a Rajoy en las dos votaciones del pleno de investidura en el Congreso. “En la primera votación votaremos en contra del PP, como todos los socialistas. Y la segunda votaremos no “, adelantó en una entrevista en RAC1.

Sobre las consecuencias que puede tener esta postura en la relación entre el PSOE y el PSC, Iceta aseguró que el PSOE tiene “derecho” a revisar la relación entre las dos formaciones a partir de ahora. “Desobedeceremos y aceptaremos las consecuencias”, dijo el primer secretario de los socialistas catalanes, que añadió: “Aceptaré el castigo”.

Por su parte, Núria Marín, alcaldesa de L’Hospitalet, explicó en otra entrevista en Catalunya Radio que en estos momentos “lo único que nos queda en el PSC es mantener la coherencia” con el “no” a Rajoy.

Ximo Puig, con su voto a favor de la abstención demostró que no tiene nada de progresista

 

Reacciones por la genuflexa actitud del PSOE que permitirá –con la abstención de sus diputados– que Mariano Rajoy siga siendo presidente del gobierno español

Ximo Puig.

Como ya se informara, este domingo se reunió el esperado comité federal del PSOE que debía decidir si este grupo parlamentario se abstenía y, por tanto, hacía presidente Mariano Rajoy con el apoyo directo de Ciudadanos o, por el contrario, le negaban su voto y se desembocaría en terceras elecciones. Cataluña, País Vasco, Baleares, Murcia, La Rioja, Navarra y Cantabria tenían claro el NO. En Valencia, Madrid, Castilla y León y Asturias había división de opiniones.

Llegó el momento en que Ximo Puig, presidente de la Generalitat del País Valenciano, debía dar una respuesta y más teniendo en cuenta que gobierna el Parlamento autonómico gracias a un pacto con Compromiso y Podemos. Pues acabó votando por la abstención a Mariano Rajoy, echando por tierra la imagen de dirigente progresista que lo venía acompañando.

Además, las reacciones políticas ante lo resuelto por el comité federal del PSOE de abstenerse en una nueva votación para investir Mariano Rajoy no se hicieron esperar en las redes sociales especialmente en Facebook y Twitter. El diputado del PDECat en el Congreso, Francesc Homs, twiteó: “Día para recordar este “si tú no vas, ellos vuelven” o el “no es no”. Qué patetismo”. El vicepresidente del Gobierno y líder de ERC, Oriol Junqueras, explicó que “esta mañana un señor me dijo: “lo siento por tantos socialistas de buena fe, que hoy verán traicionados sus ideales de toda la vida”.

El secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, expuso que “hoy, 23/10/2016, a las 3 de la tarde, acaba de nacer un nuevo partido. Se dice PP$O€. Enhorabuena a Susana y Felipe, los felices padres”. Finalmente, el portavoz de Podemos en el Congreso, Iñigo Errejón, opinó que “con la decisión del PSOE, nace un gobierno débil y de corto recorrido. Ayer hacían turnos, hoy se necesitan. Seremos la alternativa”.-

MÉS per Mallorca se solidariza con el ‘No’ de Armengol pero considera “un error histórico» la decisión del PSOE

MÉS per Mallorca (ecosoberanistas) consideró este domingo que la de decisión del Comité Federal del PSOE de permitir la investidura de Mariano Rajoy (PP) con su abstención es un «error histórico». Además quisieron manifestar su «solidaridad» con el Partido Socialista de las Islas Baleares (PSIB) que mantiene el ‘No’.

Los ecosoberanistas consideran que la decisión del Comité Federal supone «una traición a la voluntad de una mayoría de los votantes y militantes socialistas». «Las decenas de miles de firmas recogidas por el intendente de Jun (Andalucía) pidiendo que se consulte y escuche la militancia son una clara muestra», añadió.

El partido, además, quiso mostrar su solidaridad con los socialistas que han defendido el ‘No’ a Rajoy y escuchar la propia militancia, y de forma muy singular con los miembros del PSIB, a los que «felicitamos por la coherencia hasta ahora demostrada ». «Creemos que es necesario que sus representantes en el Congreso sigan siendo congruentes», aseguró.

Un Gobierno perjudicial

MÉS, a la vez, aseguró que la investidura de Rajoy será “perjudicial para el conjunto del Estado pero de forma muy singular para la ciudadanía de las Islas Baleares, y que abre un escenario de dificultades que hay que compartir con la militancia».

«Dejamos claro que desde MÉS per Mallorca rechazábamos la celebración de unas terceras elecciones, y nos negamos a caer en la dicotomía” o PP o comicios “. Nosotros teníamos una propuesta posible de gobierno para el Estado, que pasaba por un pacto “a la mallorquina” entre PSOE, Podemos y las fuerzas independentistas y soberanistas catalanas, vascas, valencianas y gallegas. Ante el PP de la corrupción y de los recortes había un cordón sanitario »,explicaron los mallorquinistas.

Se mantendrán los apoyos de Gobierno

«Mantendremos el apoyo a los gobiernos que compartimos con el PSIB. Somos soberanistas y no subordinaremos nuestra acción política en las Islas Baleares a lo que haga el PSOE en el Estado español. Convertiremos las instituciones de las Islas Baleares y los pactos que tenemos con el PSIB y Podemos en espacios de resistencia y lucha institucional ante la derecha reaccionaria, centralista y corrupta que representa el PP de Rajoy. Ahora hay más autogobierno y valentía que nunca », concluyeron los ecosobiranistas.

Podemos replantea su apoyo a los socialistas valencianos

Antonio Montiel admite una «pérdida de confianza» en Ximo Puig y asegura que a partir de ahora exigirá «más garantías» al presidente valenciano

Golpe directo a la línea de flotación del Acord del Botànic (acuerdo de gobernabilidad entre el Partido Socialista del País Valenciano, Compromís y Podemos). La decisión de facilitar un gobierno del PP causó ayer un hondo malestar en la dirección de Podemos/Podem en el País Valenciano. Su secretario general, Antonio Montiel, se mostró muy duro con el presidente, Ximo Puig, y admitió que su pacto para aupar al PSPV a la Generalitat se resquebraja. «La decisión nos obliga a pensar cómo vamos a hacer que el acuerdo del Botànic pueda seguir funcionando con unos socios tan poco consistentes», sentenció, a preguntas de los medios.

Montiel anunció además que convocará de urgencia a la dirección autonómica de su partido para determinar «la postura que se adopta» e insistió en que su confianza en el jefe del Consell (Ejecutivo valenciano) ya no es la que era. «El margen de confianza que ofrecía Puig se estrecha. Ha dilapidado parte de ese capital con su comportamiento de hoy», continuó el también el vocero parlamentario de Podem.

Pese a la «tristeza» que aseguró sentir ayer Montiel, el líder de la formación morada dejó claro que su partido no maniobrará «nunca» de tal forma que el PP pueda retornar al poder en las instituciones. Ahora bien, advirtió a Puig de que a partir de ahora cualquier acuerdo con él «va a exigir más garantías».

Más moderado se postuló el vocero en las Corts (Parlamento valenciano) de Compromís, el otro socio del Botànic. Fran Ferri subrayó que la decisión del PSOE «es una mala noticia» y recordó que su partido confiaba en un acuerdo de izquierdas: «En Compromís hemos trabajado desde las elecciones de diciembre por un gobierno del cambio porque creemos que el PP es muy nocivo para los intereses valencianos».

Por su lado, el portavoz del PSPV en las Corts y miembro del comité federal, Manuel Mata, el cual ayer votó que no a Rajoy, se mostró seguro de que la decisión que se adoptó el PSOE no afectará «en nada» a l’Acord del Botànic. «Proponemos las mejores cosas e intentamos llegar a acuerdos. No hay otra alternativa de izquierdas en la Comunitat», apuntó a su regreso de Madrid.

Mata lamentó en las redes sociales el resultado del Comité Federal y lo calificó de «desatino».

El PSOE analiza sanciones contra los socialistas catalanes por su desobediencia

 

La negativa del PSC de abstenerse en la votación de investidura de Mariano Rajoy, dispuesta por el comité federal del socialismo español, motivo de las represalias

                           Congreso del PSOE en el que se resolvió permitir la investidura de Mariano Rajoy.

Comienzan las amenazas. Esta es la manera de entender la democracia cuando alguien no está de acuerdo con ellos. Una vez que el comité federal del Partido Socialista Obrero Español decidió por 139 a favor y 96 en contra abstenerse en una sesión de investidura a Mariano Rajoy y hacerlo presidente, según ellos, para salvar la ingobernabilidad, por lo que el socialista asturiano Javier Fernández, presidente de la “comisión gestora” que gobierna ahora el PSOE, advirtió al Partido Socialista Catalán que había que “asumir” la decisión tomada por el comité federal.

Y por si esto fuera poco, algunos “barones” del socialismo colaboracionista con el PP tuvieron la poca vergüenza de considerar “injusto que los catalanes disfruten de presencia en los órganos de dirección pero actúen a su libre albedrío cuando les conviene”, cuando es bien sabido que las grandes victorias del socialismo español han venido gracias a buenos resultados del socialismo catalán.

Con todo, las sanciones al PSC podrían llegar a pasar por el replanteamiento de la relación entre los dos partidos y hasta se amenazó con echarlos de los órganos de dirección, que es donde se toman las decisiones importantes de partido. Así pues, los diputados socialistas catalanes pasarían al Grupo Mixto del Congreso junto con el Partido Demócrata Europeo Catalán.-

 

València, Madrid, Barcelona, Palma  (INCAT-El Punt/Avui-ElPeriódico-dBalears-Levante-Per Catalunya).-

Para aprender historia: La cuestión catalana, de Carlomagno a Puigdemont

Noticias de Cataluña

Una web estadounidense especializada en mapas sobre conflictos y cambios geopolíticos, publicó los motivos históricos que exhibe Cataluña para ser reconocida como nación

La web estadounidense edmaps.com, especializada en elaborar mapas divulgativos sobre conflictos y cambios geopolíticos, publicó un artículo en el que explica qué motivos históricos tiene el independentismo para reclamar que Cataluña sea reconocida como nación. El texto, titulado “La cuestión catalana: de Carlomagno a Puigdemont”, explica resumidamente la historia del Principado y de los Países Catalanes. Lo ilustra con siete mapas para que todos aquellos que no conozcan el pasado catalán puedan obtener una visión transversal del origen de la identidad catalana.

Para empezar, el artículo pone al lector en situación y explica que las reivindicaciones de los independentistas no se ciñen únicamente al Principado, donde se hicieron las elecciones del 27-S, sino a todos los Países Catalanes. El artículo parte del emperador Carlomagno, quien a finales del siglo VIII expulsó a los musulmanes de buena parte del sur de los Pirineos y estableció una separación entre los musulmanes ibéricos y el imperio carolingio. Tras la muerte de Carlomagno, esta zona, llamada Marca Hispánica, se dividió tres: los reinos de Pamplona y Aragón, y los condados catalanes.

Hacemos un salto hasta el siglo X, cuando el conde Borrell II unificó gradualmente buena parte de los condados catalanes. En 1137, la unión matrimonial entre Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, y Petronila, hija del rey de Aragón, dio lugar a la Corona de Aragón. Sin embargo, el reino Aragón y el condado de Barcelona conservaron sus respectivas autonomías políticas.

“Pero la situación cambió radicalmente en septiembre de 1213”, continúa el artículo: en la batalla de Muret, al sur de Toulouse, Felipe II de Francia derrotó el conde occitano Raimundo VI de Tolosa, que tenía el apoyo de la Corona de Aragón. Así es como Jaume I, rey de la corona, se encontró obligado a renunciar a los territorios occitanos y extendió su conquista hacia el este. Primero ocupó las Islas Baleares y más tarde a la Comunidad Valenciana, dos territorios que tuvieron la condición de reino y posteriormente se unieron a la corona. “Este hecho explica por qué las Baleares y Valencia forman parte del imaginario nacionalista catalán”, dice el artículo.

La corona se expandió hacia otros territorios del Mediterráneo, como Sicilia, Cerdeña, Córcega y el Reino de Nápoles, y se convirtió en una auténtica potencia. Pero en 1479 todo volvió a cambiar. Esta vez a partir de la unión dinástica entre Castilla y Aragón: un punto de inflexión en la historia de Cataluña. El Principado de Cataluña y los otros dominios aragoneses vivieron una involución política tras la unión de las coronas de Aragón y Castilla, y el posterior nacimiento de España. El texto trata muy brevemente la guerra de Sucesión, a partir de la cual la Corona de Aragón dejó de existir y Cataluña quedó sometida a las leyes centralistas del reino de Castilla. Muy resumidamente, el artículo y el siguiente mapa recuerdan que en 1812, a raíz de la conquista francesa de España, los antiguos condados catalanes carolingios fueron anexionados al imperio francés. Pero sólo durante dos años.

“La pérdida de la autonomía política afectó gravemente la evolución de la sociedad catalana, lo que explica por qué la recuperación de la soberanía ha sido el principal objetivo del nacionalismo catalán”, continúa el artículo. Ya entrado el siglo XX, habla de las figuras de Macià y Companys como ejemplos de este intento de recuperar la autonomía perdida. Pero la victoria de Franco volvió a poner fin a estos objetivos.

Tras la muerte de Franco, la constitución española fue un intento de meter en el Estado español las naciones catalana, vasca y gallega, pero el objetivo fracasó: “Por desgracia, el Estado español no estaba preparado para reconocer sus principales minorías étnicas como comunidades nacionales reales. Después del 27-S, el 9 de noviembre, el Parlamento de Cataluña aprobó la declaración de inicio del proceso hacia la recuperación de la independencia para iniciar de manera sostenida y pacífica la desconexión de España, según palabras de Carles Puigdemont”. Y el artículo termina así: “La nueva administración catalana parece que ya inició el proceso de secesión de España. El invierno ha llegado… Cómo continuará?

Barcelona (INCAT-VilaWeb).-

En el año Ramon Llull, como un homenaje, las naciones de lengua catalana unen sus esfuerzos

Noticias de Cataluña y Países Catalanes

Hace poco, esta agencia informaba que la Asamblea Soberanista de Mallorca, la Plataforma por el Derecho a Decidir de Valencia y la Asamblea Nacional Catalana habían resuelto el 4 de abril intensificar su relación a través de un acuerdo de colaboración que se concretó poco después. Agregábamos que “la coordinación entre estas entidades, que se ha hecho efectiva hasta ahora a través de la participación y el apoyo mutuo en movilizaciones, actos y asambleas respectivas, se concretará en una colaboración más estrecha para compartir proyectos y estrategias, tras el objetivo común de hacer crecer el soberanismo en cada uno de los mencionados territorios de los Países Catalanes, en una gesta histórica que si bien presentará dificultades, seguramente se transformará en la gran esperanza para la recuperación de la independencia” (de cada una de las tres naciones).

La circunstancia de que importantes sectores de les Islas Baleares, Cataluña y Valencia comenzaran a trabajar juntos me provocó una conjunción de ideas e ideales mezclados, combinados, entrecruzados. Es que más allá de dirigir esta agencia de noticias estructuralmente catalana y catalanista, soy presidente del Casal de los Países Catalanes de La Plata, una entidad continuadora del Centro Catalán de Cultura nacido en 1923, que viene trabajando por la identidad común de esos pueblos que –con sus matices– comparten el mismo tronco idiomático que hace más de 700 años fortaleció el célebre Ramon Llull.

 

Fue un trabajo intenso y tedioso, alegre y triste a la vez porque el crecimiento de la citada entidad sobrevino a la desaparición de los centros valencianos y baleares que alguna vez existieron en La Plata. El sueño comenzó a tomar forma en los últimos tiempos cuando alumnos del taller de trencadís elaboraron los escudos de Andorra, Baleares, Cataluña y Valencia, y los colocaron en el frente del edificio del Casal. Al mismo tiempo se iniciaron los trámites para obtener reconocimiento oficial a nuestras actividades por parte de Valencia y de Baleares –que se suma al del gobierno de Cataluña– además de informar también a Andorra que habíamos comenzado a celebrar el Día Nacional de cada una de estas naciones.

Quiero destacar –porque viene al caso– que hace muchos años, cuando por primera vez escuché en vivo a una de las más maravillosas cantantes de nuestro tiempo, me sorprendió gratamente que, al presentarse, dijera: “Soy María del Mar Bonet, catalana de Mallorca”. La semilla estaba en germinación y hoy comprobamos con satisfacción que sigue creciendo y ramificándose a través de troncos que se fortalecen, ahora fertilizados por la incipiente unión soberanista entre las tres naciones.

Debo admitir, finalmente, que cuando la agudeza del primer presidente del Casal de La Plata, Germà Capdevila, insistiera en la denominación de “Países Catalanes”, no fueron pocos quienes se inclinaron por la designación simple y directa de “Casal Catalán” o “Centro Catalán”. No obstante, la visión del impulsor se respetó y hoy cosechamos los frutos de esa impronta que tan bien nos hace sentir, cuando los integrantes de la “nova immigració” llegados desde Cataluña, Valencia y Baleares, se suman a la tarea de difusión de la cultura catalana en la ciudad capital de la Provincia de Buenos Aires y –a la vez– se insertan en la idiosincrasia local en esa perfecta simbiosis fundacional de la Nación Argentina.-

 

Comentario editorial de INCAT por Carlos Rubén Capdevila