Obispo de Mar del Plata pidió a la Provincia una revisión de las nuevas restricciones

El Obispo de Mar del Plata Gabriel Mestre se encuentra realizando gestiones ante la Dirección Provincial de Relaciones con la Comunidad y expresó: “pido con delicadeza y urgencia una revisión de las nuevas disposiciones”.

El Obispo de Mar del Plata Gabriel Mestre se encuentra realizando gestiones ante la Dirección Provincial de Relaciones con la Comunidad y expresó: “pido con delicadeza y urgencia una revisión de las nuevas disposiciones”.

Vale destacar que, desde esta semana se incluyeron a las restricciones de la Fase 3, nuevas actividades como las religiosas que no se pueden realizar.

Mestre manifestó que “considera desproporcionadas las nuevas medidas” en consonancia con lo expresado a los medios de comunicación por el Vicario General de la Diócesis. Al mismo tiempo que expresó: “pido con delicadeza y urgencia una revisión de las nuevas disposiciones”.

El obispo ilustra con claridad el modo en que se venían realizando las celebraciones sin dificultades de acuerdo a un riguroso respeto del protocolo vigente.

También manifestó su preocupación: “soy consciente de la gravedad de la situación y soy el primero en alentar a la Iglesia Católica de Mar del Palta en los cuidados que se deben tener. Pero las normativas y los protocolos deben ser proporcionados a todos según cada momento sanitario particular.”

Cabe destacar que hasta el momento no ha recibido respuesta.

Nuevo sacerdote para Mar del Plata

En el marco de una ceremonia presidida por el obispo Gabriel Mestre, acompañado por los sacerdotes de la Diócesis, fue ordenado sacerdote el diacono Juan Pablo Arrachea.

En el marco de una ceremonia presidida por el obispo Gabriel Mestre, acompañado por los sacerdotes de la Diócesis, fue ordenado sacerdote el diacono Juan Pablo Arrachea. La Misa se realizó en la iglesia Catedral y fue transmitida on line por las redes sociales del obispado.

El padre obispo Gabriel, por la imposición de sus manos y la oración consecratoria, confirió el Orden del Presbiterado al diácono Juan Pablo. 

La Misa de Ordenación se realizó siguiendo los protocolos, con la presencia de familiares, amigos, fieles de la diócesis de Mar del Plata, Buenos Aires y La Plata, y parte del Clero de nuestra diócesis.  

Homilía del Obispo

En su homilía el obispo Gabriel Mestre manifestó “estamos en las puertas de la celebración de la Navidad y concluyendo este año 2020 marcado por la pandemia y sus consecuencias. Estamos ante la gracia del nacimiento del Salvador que contrasta tan dolorosamente con la falta de respeto con el derecho a la vida que se quiere imponer en nuestra Patria con la legalización del aborto. En este marco de fe y esperanza, en este marco de incertidumbre y realismo, como Iglesia Particular de Mar del Plata celebramos con alegría la ordenación presbiteral del diácono Juan Pablo Arrachea. Una ordenación presbiteral nos habla de Jesús el Buen Pastor y del pastoreo de Dios. Nos habla de la pastoral y del pastoreo de la Iglesia en todos los tiempos. Nos habla del pastoreo del nuevo pastor que tendrá nuestra Diócesis dentro de unos instantes. Por eso, en esta homilía, quisiera concentrarme en la imagen del pastor acompañada de tres palabras que dan contenido a los tres puntitos que comparto: CRISTO, JOSÉ, SUEÑOS”

Como conclusión, el obispo agradeció “de corazón a todos los que te han formado. Tu familia, tus amigos y la comunidad del Sagrado Corazón de Madariaga. Me concentro en tus papás Vero y Pablo y tu hermano Tomás. Agradezco al padre Hernán David y a la parroquia Santa Rita, gran comunidad de muchas comunidades, que en este año han aportado mucho para la maduración del corazón pastoral de Juan Pablo. Agradezco al Seminario San José de la Plata, al padre Andrés Magliano su rector y al padre Luis Albóniga como responsable de los seminaristas de Mar del Plata, el tiempo dedicado para la formación de todos los futuros pastores#, finalizó el padre obispo.

Perfil de Juan Pablo Arrachea

Nació 1989 y vivió permanentemente en Gral. Madariaga junto a su padres Pablo Arrachea y Verónica Giammatteo, y también su hermano Tomás.

Fue Bautizado en la misma Parroquia “Sagrado Corazón de Jesús” donde ahora se ordenará de Diacono. 

Realizo el Jardín de Infantes N°903. Luego el Colegio primario y secundario en el Instituto San José  dirigido por la congregación de las Hermanitas de San José de Montgay. 

Estudió 4 años la Licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Argentina de la empresa (UADE) en Buenos Aires, pero abandonó su carrera para atender el llamado de su vocación sacerdotal.

En el 2013 ingresó al Seminario Mayor San José de la Arquidiócesis de La Plata de donde cursó los profesorados de filosofía y teología.

Mientras estaba en el seminario realizaba una intensa labor social y pastoral en el Hospital de niños “Sor María Ludovica” de La Plata, en la Parroquia Ntra. Señora de Lujan  y este último año Parroquia Ntra. Señora de la Piedad de La Plata. 

Su vocación religiosa

Juan Pablo recibió la fe y la formación cristiana en el seno de su familia, en especial de una tía abuela, Lila Ferraro y de su abuelo paterno Heriberto Arrachea. Ellos lo iniciaron en el camino de la fe y el amor a Dios desde niño.

Luego en el colegio de las hermanas fue creciendo en la vida de la fe, Juan Pablo recuerda a la Madre Angélica, quien siempre lo animó a seguir a Jesús. Desde chico participó activamente en la comunidad parroquial donde colaboraba, de manera particular, en el altar como monaguillo y con la música en el coro. 

Juan Pablo recuerda especialmente el momento de su llamado vocacional con estas palabras: “descubro que Dios me llama a seguirlo de una manera diferente en una misión que realizábamos (en el año 2011 en Del Viso) con el grupo misionero “San Ignacio de Loyola” de la Basílica del Socorro, que fue mi parroquia en Buenos Aires”.

Fue ordenado Diácono 20 de diciembre del 2019 en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de la ciudad de General Madariaga. 

Obispo de Mar del Plata saludó a las madres en su día

Monseñor Mestre resaltó el rol de las madres durante esta pandemia. «Asumieron el compromiso de llevar la vida adelante», señaló.

En el día de la madre el obispo de Mar del Plata, Mons Gabriel Mestre compartió un saludo y destacó una frase del Papa Francisco» “la mujer tiene la capacidad del gran tesoro de dar vida, ternura, paz y alegría».

«Gracias a todas la madres, abuelas y tatarabuelas por darnos vida, ternura, paz y alegría. De manera particular en este año de la pandemia donde asumieron el compromiso de llevar la vida adelante. Que Dios las bendiga y que la Virgen Madre las proteja. Feliz día de la madre”, expresó.

El próximo sábado celebrarán la festividad de Nuestra Señora de Schoenstatt

La celebración pública tendrá este año características singulares. En reemplazo de la tradicional procesión se realizará una caravana de automóviles. La misma partirá desde Constitución y la Costa a las 15.

El próximo sábado 17 de octubre celebrarán la Fiesta de Nuestra Señora de Schoenstatt, en el Santuario mariano ubicado en Fray Luis Beltrán 7800. Con muchos cuidados, respetando protocolos y con el alma rebosante de alegría y gratitud invitamos a toda la comunidad a ser parte de esta celebración en un año muy especial. La jornada contará con una caravana de autos que acompañará a la Virgen hasta el Santuario; allí el obispo Gabriel Mestre presidirá la misa y todos los fieles la seguirán desde sus autos. 

Bajo el lema «Alegres y confiados en María, hacia nuevos tiempos», la celebración se iniciará a las 14:30 en la ermita ubicada en la explanada del Hospital Interzonal de Agudos “Dr. Oscar Alende”. Monseñor Gabriel Mestre, junto a voluntarios y el personal de la institución elevarán una oración pidiendo por los enfermos y los profesionales de la salud de nuestra ciudad.

La celebración pública tendrá este año características singulares. En reemplazo de la tradicional procesión se realizará una caravana de automóviles. La misma partirá desde Constitución y la Costa a las 15. Desde allí se avanzará hasta el Santuario (Fray Luis Beltrán 7800) donde a las 16 se celebrará la Santa Misa presidida por el obispo. En esta oportunidad sólo se podrá presenciar la misa desde el interior de cada automóvil.

A fin de respetar los protocolos vigentes, en esta oportunidad no se permitirá el acceso peatonal al Santuario. Los concurrentes deben asistir con barbijos, mascarillas o tapabocas y no estarán habilitadas las instalaciones sanitarias del predio.

Para quienes no puedan asistir y quienes quieran participar de la celebración desde sus casas, el domingo 18 a las 10 horas se transmitirá por Canal 8 de nuestra ciudad.

Será una excelente oportunidad para celebrar y orar juntos pidiendo a nuestra Madre que en estos tiempos difíciles regale sus gracias a todos aquellos que acuden a Ella con espíritu confiado.

Coronavirus: falleció el padre Miguel Alú

El obispado de Mar del Plata informó el fallecimiento del padre Miguel Alú, de 85 años, que permanecía internado con coronavirus.

El obispado de Mar del Plata informó del fallecimiento del padre Miguel Alú, de 85 años, que permanecía internado con coronavirus.

A través de un comunicado, se indicó que «con dolor y con mucha fe que el padre Miguel Alú ha partido a la casa del Padre este lunes 28 de septiembre por la tarde».

«Damos gracias a Dios por la vida y el testimonio del padre Miguelito Alú. Seguía difundiendo la alegría del Señor con sus 85 años de edad y sus 58 años de sacerdocio ministerial», se agregó.

En ese sentido, el Obispo Gabriel Mestre expresó en su mensaje: «Querido padre Miguel, como obispo, con la Diócesis y con tu comunidad del Sagrado Corazón, te digo y te decimos: ¡Gracias por haber hecho de tu ministerio y tu servicio pastoral, ese foco de amor de Jesús que se irradia a los demás como en su momento te pidió tu obispo, monseñor Pironio! Dios te conceda su gloria y la paz que no tiene fin».

El Padre Miguel estuvo internado con neumonía y COVID19 en un sanatorio del centro de la ciudad y su estado de salud no pudo superar estas dificultades.

SU HISTORIA

Incardinado en nuestra Diócesis, fue nombrado párroco por el querido Siervo de Dios cardenal Eduardo Pironio, de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Mar del Plata. Fue su única parroquia en su vida y la pastoreó como padre a lo largo de fecundos 44 años.

Desde hace dos años estaba como párroco emérito; continuaba viviendo de la parroquia cuidado y acompañado por el actual párroco Héctor Bachmeier y miembros de la comunidad.