Lanzarán el primer Sello de Alimento Controlado

El viernes 7 de abril a las 10 se realizará la presentación del Sello de Alimento Controlado en Origen para Frutas y Hortalizas del Partido de General Pueyrredón en el Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad.

Se trata del primer sello que avala el control de calidad y los estudios estarán a cargo del Instituto de Análisis Fares Taie.

Dicho proyecto se enmarca en la Ordenanza Nº 18867 sobre el Convenio de Cooperación con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA); y del Programa de control y muestreo de contaminantes químicos y biológicos en frutas y hortalizas frescas, basado en el Decreto Nº 2257.

Esta iniciativa se llevará a cabo entre instituciones públicas como el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria – SENASA; el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires – Distrito II; la Asociación Frutihortícola de productores y afines del Partido de General Pueyrredón; el Departamento de Bromatología, y la Secretaría de Salud de la Municipalidad del Partido de General Pueyrredón y Fares Taie Instituto de Análisis.

Fue desarrollado por un equipo multidisciplinario conformado por profesionales, médicos, veterinarios, químicos, biólogos con formación doctoral y técnicos especializados en desarrollo y validación de metodologías por espectrometría de masas, quienes trabajaron en post de un método de diagnóstico novedoso, rápido, sensible y específico para la detección en tiempo real de agroquímicos residuales en las frutas y verduras listas para el consumo en el Partido.

El doctor Hernán Fares Taie, uno de los impulsores de la iniciativa, se refirió a los inicios del proyecto “en el año 2013, se comenzó a hacer controles en forma oficial en estos alimentos. A raíz de eso, la presencia de agroquímicos en estos productos fue bajando de más de un 70 % hasta un 4%, de las cuales entre 2 y 4% de estos productos con desvíos de niveles de agroquímicos permitidos. El éxito del programa de control de agroquímicos generó, en el último año, repercusiones en todo el país. Gracias a esto, varios supermercados de primera línea, comenzaron a comprar en Mar del Plata, lo cual generó en la ciudad un aumento de la venta”.

Y agregó que “gracias a un trabajo en conjunto entre SENASA, Bromatología, INTA, Cámara de asociación frutihorticola y nosotros, empezamos a poner en marcha todos los controles en tiempo real. De esta manera, los supermercados comienzan a conocer que las frutas y verduras de Mar del Plata son más seguras y la cámara de Asociación Frutihorticola propone desarrollar un sello, para identificar los productos locales, que indica que los mismos están controlados”.

Obtención del sello

“El productor para obtener información se puede comunicar con cualquiera de las tres instituciones intervinientes (el Colegio de Ingenieros de la Provincia de Buenos Aires – Distrito II, la Asociación Frutihortícola de productores y afines del Partido de General Pueyrredón y Fares Taie Instituto de Análisis). Pero el primero que lo aprueba es la Asociación Frutihorticola que lo evalúa y corrobora que el ingeniero agrónomo este habilitado por SENASA para muestrear. Coordinan el envío, muestrean y nos la envían. Disponemos de 72 horas para resolver la muestra, generar el sello de calidad y mandar las etiquetas para colocarlas sobre el empaque”, señaló el Dr. Fares Taie.

Beneficios para los consumidores y productores

“El consumidor se asegura que está comprando un producto de excelente calidad controlada. Para el productor es la posibilidad de acceder a otros mercados que, quizás por no tener controles de calidad, no tenían acceso”, remarcó el bioquímico.

Por último, destacó que “acá el secreto de todo esto es que nos cerró a todos. A la comunidad en general, porque les permite conocer fácilmente las características de producción de las hortalizas y verduras que llevan a su hogar y previene el consumo de alimentos con residuos de agroquímicos. Al municipio de General Pueyrredón, a través del departamento de Bromatología, porque termina siendo la ciudad más controlada del país. A SENASA porque cumple al 100 % la reglamentación que delegaron a los municipios. Al productor le sirve, porque al ganar confianza en Mar del Plata y la zona, más gente puede venir a comprar y se establece un centro de referencia en frutas y verduras de valor agregado y, en consecuencia, les sirve porque se arman clusters de grupos certificados para hacer frente a la demanda de los supermercados”.

“Vale mencionar que actualmente el Mercado Central de Buenos Aires, le ofreció a la Asociación Frutihorticola de productores y afines un espacio en sus instalaciones para que comercialicen los productos con el sello de calidad”, finalizó.

Con el otoño llegan las alergias

Con la llegada del cambio de estación es recurrente, en personas predispuestas, la aparición de cambios molestos en el organismo como estornudos, goteo nasal, lagrimeo en la vista y picazón en la garganta y resulta de una manifestación exagerada del sistema inmunológico que nos debería defender de sustancias extrañas.

En el otoño y primavera por la variación en la cantidad de los pólenes hay más cantidad de gente con síntomas.

Este cuadro clínico se define como alergia y es cuando el sistema inmune reacciona contra moléculas inocuas como por ejemplo el polvo de habitación, pólenes, pelo de un perro o gato.

“El sistema inmunológico, ante ese ataque, reacciona excesivamente y a eso se lo llama hipersensibilidad. Hay cuatro tipos de hipersensibilidad. La hipersensibilidad de tipo I es la que esta mediada por una inmunoglobulina que se llama IGE y es a lo que normalmente llamamos alergia. Esta hipersensibilidad puede ir desde un goteo nasal, como cuando se da rinitis hasta consecuencias severas como la anafilaxia”, así lo definió la Bioquímica Patricia Gentili, especialista en inmunología clínica y jefa de la sección de inmunología de Fares Taie Instituto de Análisis.

Las sustancias que causan alergia se llaman alérgenos, “existe una base de datos por ejemplo “allergen” que tiene registrados los alérgenos. Y Agregó que “las manifestaciones de las alergias se deben a la liberación de una sustancia llamada histamina. La IgE se une a unas células llamadas mastocitos y basófilos, esto se llama sensibilización, con la posterior exposición al alérgeno estas células liberan histamina y causan la sintomatología como una rinitis, conjuntivitis. También estas las células pueden estar ubicadas en cualquier parte de la piel y desarrollar manifestaciones cutáneas”.

“Las que se encuentran en el sistema digestivo: diarrea o vómitos. Además de causar Disnea o asma. Esto ocurre en pacientes atópicos (pacientes propensos a desarrollar alergias) Esa atopia es heredada genéticamente. Así que hay cierta cantidad de individuos que son atópicos, alérgicos”, señaló la especialista.

Para el doctor Claudio Fantini, miembro del Comité Ejecutivo de la AAAeIC, “la alergia es una enfermedad en la que es importante la interacción entre la base genética, predisponente de ese individuo, y el medio ambiente en el que desarrolle su vida. Es decir, un individuo con la predisposición en sus genes, que esté expuesto a sustancias que puedan actuar como alérgenos, desarrollará más fácilmente algún cuadro alérgico que otro con igual predisposición pero con menor exposición”.

Y destacó que “el amamantamiento y la introducción no temprana de alimentos potencialmente alergénicos, retrasan o impiden el desarrollo de la alergia. Una habitación fácil de limpiar con un trapo húmedo, sin alfombra, peluches, colgantes, pósters, cuadros, adornos, ni animales (que pierden caspa) también ayudan a que los cuadros de alergia no aparezcan, o sean más tardíos. El uso racional de medicamentos, no automedicarse ni tomar nada si no es absolutamente indispensable”, subrayó.

En referencia al tratamiento y prevención el profesional señaló que “las alergias pueden tratarse y en general se logra mejorar mucho la calidad de vida, disminuir las crisis o erradicarlas, disminuir el uso de medicamentos y días de trabajo perdidos”.

Pero remarcó que “no se puede hablar de curación definitiva debido a la ya expresada predisposición genética, pero sí se puede lograr un gran mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes”.

Clínicamente para mejorar la condición del paciente es fundamental “identificar el alergeno causal, y no se puede evitarlo, se puede indicar un tratamiento desensibilizante (vacunas), que a grandes rasgos, consiste en aplicar ese alergeno, en dosis progresivamente crecientes hasta un máximo determinado, para “enseñar” a ese organismo a reaccionar distinto a lo que lo hacía antes, frente a una nueva exposición a esa sustancia. En los años 90, la OMS fijó una posición importante y dijo que – el único tratamiento capaz de cambiar la evolución natural de una enfermedad alérgica, son las vacunas -“.

Las alergias en general se deben a: aéreo–alérgenos, o sea inhalados como moho, hongos, polvos de habitación y ácaros; alimentos; picaduras de insectos, contacto con látex; medicamentos

Controlan producción frutohortícola para mejorar la calidad

La ciudad posee un cordón frutohortícola de más de 7.500 productores, gran parte de lo producido se consume en la ciudad pero también se destina a otros mercados de la Argentina.

En el año 2009 se realizó una convocatoria que hizo la Secretaría de Salud Municipal en conjunto con el SENASA local y en respuesta a una situación de reclamo de una ONG que había planteado al municipio el control de herbicidas y pesticidas se comenzó a conformar una mesa interinstitucional para evaluar la presencia de restos de agroquímicos en frutas y verduras por encima de los valores tolerables para su consumo.

A partir de esta iniciativa se invitó a participar al Instituto de Análisis Fares Taie, laboratorio de referencia bioquímica en la región, que estuvo representado y sigue formando parte del equipo interinstitucional, la bióloga y directora de la División de Análisis de Alimentos del mencionado instituto, Sandra Medici.

Al respecto la profesional declaró que “nos encontramos con varias dificultades, la primera era ver cómo iba a ser la logística de trabajo, en este caso lo primero que se hizo fue ir al Mercado Central de Buenos Aires que era un lugar que estaba poniendo en práctica un programa semejante y hasta disponían de un laboratorio dentro del mismo mercado”.

EXPERIENCIA PILOTO

Al visitar el Mercado Central para ver si se podía reproducir en Mar del Plata se encontraron que era vital organizar una estructura que permitiera la evaluación de los productos en tiempo real y que ofreciera el acceso inmediato a las frutas y verduras, así el resultado se emitía permitía darle o no salida a las verduras.

A partir de allí, Hernán Fares Taie, titular de Laboratorios Fares Taie, desarrolló un programa y una inversión en equipamiento, validados bajo organismos de control nacional e internacional que permitió en cinco horas obtener el resultado e informar a la autoridad de aplicación de control.

ACREDITACION NACIONAL E INTERNACIONAL

Para poder darle el viso oficial a los resultados obtenidos SENASA acreditó a Instituto de Análisis Fares Taie y además otorgó en un lapso menor de un año la certificación como laboratorio de red de SENASA para análisis de plaguicidas.

El paso siguiente fue incorporar esta actividad bajo las normas ISO 17025 que son las normas internacionales y que dan mayor validez al resultado. De esta manera a partir de 2013 se hizo oficial y se sistematizó como un procedimiento diario.

RELACION COSTO BENEFICIO

Para la bióloga Sandra Medici la relación costo–beneficio fue uno de los objetivos principales y recordó qué pasaba antes de este tipo de controles.

“El productor inescrupuloso que quería vender sus productos con un valor agregado fumigaba hasta último momento. Entonces ese producto que le salía no tenía nada de manchas ni de hongos ni de pintitas. Era un producto espectacular. El productor escrupulosos que realmente pensaba en la salud del consumidor que aplicaba con periodos de carencia generalmente tenía alguna falla o alguna arruga –algo propio de la naturaleza–“, reseñó.

“Cuando el consumidor veía, elegía el lindo entonces el producto ese salía mucho más que el otro que tenía pintitas. Entonces la persona que trabajaba bien se veía condicionada por la que trabaja mal porque realmente tenía un perjuicio”.

“Ahora ya hay un equilibrio mucho mejor y ya no todos los productos son perfectos y ya se parecen más a la naturaleza porque están tratando de respetar más los periodos de carencia y no aplicar esta práctica que antes era común de fumigar hasta último momento. Entonces como que hay un equilibrio en este momento una competencia más leal”. Y subrayó que si se aplica menos agroquímicos el nivel de costo de producción disminuye.

VENTAJAS PARA EL CONSUMIDOR

Este mecanismo de control de calidad permite a los compradores de las verduras producidas en esta zona adquirirlas bajo cierto estándar de calidad y permite la creación de un sello de calidad de la fruta y verdura que produce Mar del Plata con un valor agregado importantísimo para el productor.

CONSECUENCIAS PARA EL ORGANISMO

La profesional aseguró que hay muchos estudios en marcha. Pero si está probado que la exposición crónica al consumo de verduras con excesos de agro-químicos produce un aumento de frecuencia de cáncer, párkinson y diabetes. Y destacó que “no es una patología lo que produce, sino que aumenta las frecuencias de patologías”.

DATOS CUANTITATIVOS

Desde el Instituto de Análisis Fares Taie señalaron que cuando comenzó el proyecto en el 2009 el laboratorio decidió hacerse cargo de un relevamiento de unas cien muestras, para ver el estado general de la contaminación por agro-químicos en Mar del Plata. En ese momento había 75% de presencia de agro-químicos en las frutas y verduras. La mayoría estaba apta para consumo. Actualmente la presencia es cercana entre un 20% y 10%, y de esto sólo un 4% es decomisado por las autoridades por no estar apto para el consumo.