Enérgico reclamo del presidente catalán por el atraso de España y Francia ante las obras del Corredor Mediterráneo

Noticias de Cataluña

Carles Puigdemont sostuvo que “debe formar parte de manera prioritaria de las agendas de los dos gobiernos” y anunció una reunión interregional en Valencia – Los datos económicos

 

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha reivindicado este sábado “la imperiosa necesidad de que el Corredor Mediterráneo forme parte de manera prioritaria y excluyente de las agendas de los gobiernos español y francés”, porque se trata de una “tema absolutamente inaplazable”.

El jefe del Ejecutivo anunció que en las próximas semanas se hará una reunión en Valencia con los gobiernos valenciano, balear y también en sintonía con los de Murcia y Andalucía y muy significativamente de la región de Almería, para demostrar “el grande y creciente consenso interregional y constatar en la práctica lo que representa el retraso de Corredor Mediterráneo”. Lo sostuvo después de celebrarse la reunión de la Mesa Estratégica del Corredor Mediterráneo, donde también participaron el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull; y el de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget.

El presidente explicó que de esta manera se pretende dar “un mensaje claro y contundente a España y a la Unión Europea. Queremos que el Gobierno escuche la voz de Europa, de la sociedad diversa y plural integrada por empresarios, instituciones, sindicatos, universidades y representantes políticos, que consideramos de manera muy generalizada que debe haber atención, compromiso y ejecución sin demora a los proyectos que forman parte del tramo del Corredor Mediterráneo”.

El jefe del Gobierno subrayó también “el enorme consenso social y político” que existe entre los más de un centenar de agentes económicos y sociales y administraciones participantes en la sesión de trabajo que se ha celebrado hoy en Pedralbes, respecto a la “preocupación por el retraso” de esta infraestructura y a las consecuencias derivadas.

Al comparecer ante los medios de comunicación, Puigdemont se refirió al informe emitido el viernes por el Tribunal de Cuentas de la UE que denuncia la falta de compromiso de los gobiernos español y francés para sacar adelante el corredor Mediterráneo. Una “alerta europea”, dijo el presidente, que “nos confirma que estamos en tiempo de descuento”. Recordó también que cerca de 20.000 trenes deberían circular diariamente por el corredor antes de 2019, y actualmente pasan menos de mil. “Cuando hablamos de retraso, hablamos de pérdida de puestos de trabajo, de competitividad de nuestras economías y de oportunidades en la estrategia de industrialización de nuestro tejido económico, y esto tiene consecuencias absolutamente perjudiciales para nuestra gente”.

“Queremos y necesitamos que sea una realidad esta expectativa que para la UE tiene el corredor Mediterráneo”, continuó el presidente, para agregar que “es una infraestructura que discurre por un espacio donde la economía europea se la juega”. Es un eje que concentra el 44% del PIB de todo el Estado español, el 50% de las exportaciones y las importaciones y el 47% de las empresas que hay en todo el Estado. Aglutina también grandes infraestructuras como los puertos de Algeciras, Almería, Málaga, Motril, Almería, Cartagena, Alicante, Valencia-Sagunto, Castellón, Tarragona y Barcelona, que generan el 78% de todo el tráfico de mercancías del Estado y el 82% del movimiento de contenedores.

Líneas de trabajo de la Mesa Estratégica

Justamente, la estrategia institucional es una de las seis líneas de trabajo acordadas en la reunión de este sábado por la Mesa Estratégica del Corredor Mediterráneo. En este campo, además de acuerdos con Valencia, Murcia, Baleares y Andalucía, también se establecerán mecanismos de seguimiento y colaboración con los gobiernos del Estado y de la UE.

En materia de infraestructuras, se definirá una agenda de inversiones cierta y creíble acordada con el Estado y la UE. Y en cuanto a los servicios de transporte y logística y su digitalización, se creará un Comité catalán de servicios multimodales. En el ámbito económico, se analizarán las necesidades en materia de transportes de las diferentes actividades económicas para promover el crecimiento de importaciones y exportaciones. Finalmente, en el terreno comunicativo, se creará y difundirá la marca CMED como referente mundial. Y, a nivel operativo se creará la Oficina Catalana del CMED.-

Barcelona (INCAT).-