Primeros auxilios: OSSE sumó desfibrilador externo y forma a su personal en reanimación cardiopulmonar

El mismo se encuentra disponible en el hall de acceso al edificio central ubicado en French 6737. Se trata de moderna aparatología marca Philpis que requirió de una inversión de $108.948 y que sabe de una fácil operatoria.

En sintonía con la gestión del intendente Carlos Arroyo en materia de atención primaria en salud, y reflejando el propósito evidenciado por Nación y Provincia de contar con las herramientas de prevención necesarias para atender casos de descompensaciones de asistentes a lugares de concurrencia masiva, Obras Sanitarias ha avanzado por estos días con el  programa de  capacitación de su personal en reanimación cardiopulmonar (RCP) y también adquirió un desfibrilador externo automático (DEA).

 La empresa comunal que preside el arquitecto Alejandro Pozzobón incorporó  el desfibrilador con el objeto de  contar con la infraestructura necesaria para dar una respuesta inmediata en casos de emergencias. El mismo se encuentra disponible en el hall de acceso al edificio central ubicado en French 6737. Se trata de moderna aparatología marca Philpis que requirió de una inversión de  $108.948 y que sabe de una fácil operatoria.

    “Trabajamos permanentemente en la formación de nuestro personal –reconoció Pozzobón-. En este caso en particular venimos realizando cursos de primeros auxilios con RCP y el DEA, que es justamente el desfibrilador externo automático que se encuentra a disposición, absolutamente para todos,  ante cualquier situación de emergencia. Es un lazo más que estrechamos con la comunidad, otra vía de acercamiento para que el vecino sepa que puede contar con nosotros”.

   Tal como acontece desde hace tres años, agentes de diferentes gerencias y áreas, como Automotores, Calidad, Call Center, Comercial, Compras, Contaduría, Directorio, Intendencia, Obras, Pluviales, Prensa, Producción, Recursos Humanos, Recursos Hídricos, Relaciones Institucionales, Servicios y Sistemas se han formado en distintos organismos habilitados en cursos de primeros auxilios en RCP (reanimación cardiopulmonar) y DEA (desfibrilador externo automático). Estos son dictados por profesionales que siguen los lineamientos de la American Heart Association, organismo que es referente científico de Estados Unidos y gran parte del mundo debido al contenido de sus investigaciones que actualmente definen las directrices de los avances médicos en el ámbito de la cardiología.

También Nación y Provincia

Es de recordar que el impulso de la Ley Nacional 27.159, referida a la muerte súbita y a los sistemas de prevención integral necesarios en este sentido, instó a que en  los lugares públicos y privados de concurrencia masiva sean dispuestos desfibriladores externos automáticos a los fines de poder realizar maniobras de rehabilitación cardiopulmonar.

    “Los desfibriladores deben instalarse en lugares de fácil acceso para su utilización ante una situación de emergencia, y su ubicación debe estar claramente señalizada”, destaca muy especialmente la norma elaborada en este orden.

 Cabe recordar que la provincia de Buenos Aires aprobó la ley 14.749 ubicando a la reanimación cardiopulmonar como parte del plan de estudios. Esto es, difundir la  práctica de RCP en los institutos secundarios, terciarios y de adultos primarios, siguiendo las normativas internacionalmente aceptadas por las organizaciones científicas competentes de la especialidad.

    De esta forma, desde OSSE redoblamos nuestro compromiso por brindar una respuesta rápida en caso de necesidad, ya que se calcula que un alto porcentaje  de las muertes súbitas se producen fuera de los hospitales y en caso de paro cardiaco se incrementan las posibilidades de supervivencia si se aplica masaje cardiaco y desfibrilación dentro de los primeros 3 minutos.

      Para mayores consultas, OSSE responde en su centro de Atención al Cliente todas las consultas relacionadas con los servicios de agua, cloaca y desagües pluviales: 0810-666-2424. 

Desfibriladores: “El Ejecutivo nunca reglamentó la ordenanza”

El presidente del bloque de concejales del Frente Renovador, Cristian Azcona, cuestionó que a un año y medio de su aprobación, el Ejecutivo aún no haya reglamentado la ordenanza que establece como requisito para los espacios de concurrencia de público en el Partido de General Pueyrredon la capacitación del personal en Reanimación Cardio-Pulmonar (RCP) y la obligatoriedad de contar con desfribiladores.

La ordenanza impulsada por Azcona se aprobó por unanimidad en noviembre de 2015 y establece la obligatoriedad de disponer cardio desfibriladores a lo largo y ancho de Mar del Plata y Batán. “Mientras el Ente Municipal de Deportes (Emder) anuncia capacitaciones en RPC, hay un marco legal que puede salvar vidas que el Ejecutivo de Carlos Arroyo decide ignorar”, señaló el edil del massismo.

La mencionada ordenanza establece claramente que deben existir espacios cardio-asistidos y una sólida cadena de supervivencia ante un caso de paro cardíaco súbito.

“Desde el Frente Renovador exigimos que el Departamento Ejecutivo reglamente en forma urgente esta ordenanza que fue aprobada hace un año y medio”, manifestó Cristian Azcona.

En el mismo sentido, el concejal ejemplificó que además de promover la capacitación en Reanimación Cardio-Pulmonar, “sería muy importante que los desfibriladores estén presentes en grandes eventos que se realizan en la ciudad, porque son parte de una concientización que debe poner en marcha el Municipio como establece la ordenanza para ayudar a salvar vidas”.

Cabe señalar que la normativa establece la presencia de los dispositivos como “requisito para la habilitación y funcionamiento de locales y/o espacios y/o eventos con concurrencia masiva de público”.

Y expresa además que se cuente con “un plan de respuesta a emergencias que incluya capacitación de personal en RCP y como mínimo un Desfibrilador Externo Automático”, instrumento apto para que cualquier persona con conocimientos básicos en RCP pueda asistir a otra persona que esté sufriendo una muerte súbita.

También quedó establecida su obligatoriedad en “espacios públicos o privados del Partido de General Pueyrredón donde exista una afluencia de público media diaria que alcance o supere las 1000 personas”.

Por último, el concejal Azcona insistió en la importancia “no dejar pasar más tiempo y que el Departamento Ejecutivo pase a reglamentar y poner en funcionamiento la ordenanza que el Concejo Deliberante sancionó hace ya un año y medio, debido al marco regulatorio que brinda para salvar la vida de vecinos y turistas en el Partido de General Pueyrredon”.

Azcona: «Cuando existen los consensos, ganan los vecinos»

En la pasada sesión ordinaria, el Cuerpo Deliberativo local sancionó una Ordenanza que establece la obligatoriedad de contar con Desfibriladores Automáticos (DEA) y personal capacitado en reanimación cardio-pulmonar (RCP) en lugares públicos.

La importancia de esta nueva normativa, radica en el impacto que tiene sobre el fortalecimiento y consolidación de lo que se conoce como «Cadena de Supervivencia».

Esto es el conjunto de acciones -sucesivas y coordinadas- que permite salvar la vida (y mejorar la calidad de la sobrevida) de la persona que es víctima de una emergencia cardiorrespiratoria.

Para que esta cadena sea eficaz, se requiere de eslabones sólidos (acciones adecuadas) unidos con firmeza (acciones inmediatas y bien coordinadas).

La única forma de lograr una Cadena de Supervivencia exitosa es contar con más espacios cardio-asistidos distribuídos por la ciudad, es decir lugares públicos (clubes, entidades, paseos, etc) que cuenten con un Desfibrilador y con al menos una persona que conozca las técnicas de reanimación.

Consultado el autor de este Proyecto, el edil massista Cristian Azcona resaltó que «fue fundamental el lograr los consensos con otras fuerzas, ya que el proyecto fue aprobado por unanimidad».

«Destaco especialmente el gesto de los Concejales Alejandro Ferro y Ariel Ciano, quienes han entendido que cuando un proyecto es bueno para los gente, hay que acompañarlo con decisión», manifestó entusiasmado. «Realmente cuando se logran los consensos entre las fuerzas políticas, ganan los vecinos», finalizó Azcona.

Deberán instalar desfibriladores y personal en RCP en lugares públicos

La Comisión de Calidad de Vida y Salud del Concejo Deliberante aprobó por unanimidad un Proyecto de Ordenanza por el cual se establece como “requisito para los espacios de concurrencia de público en el Partido de Gral. Pueyrredón, la capacitación del personal en RCP y un Desfibrilador Externo Automático (DEA).”

La iniciativa corresponde al edil que preside el Bloque del Frente Renovador, Cristian Azcona, habiendo suscripto también al proyecto uno de sus compañero de bancada, el concejal Fiorini y el Dr. Alejandro Ferro del bloque oficialista.

Consultado, el concejal Azcona resaltó que desde hace tiempo viene trabajando en pos de la concientización en estos temas y pregonando la necesidad de contar con espacios cardio-asistidos que consoliden la cadena de supervivencia ante un paro cardíaco súbito.

Durante el tratamiento en la Comisión, el exsecretario de Salud, Alejandro Ferro manifestó que “existe una Ley Nacional sancionada y reglamentada recientemente que establece una norma en este sentido”.

Y además citó como ejemplo el Paseo Comercial y Cultural inaugurado recientemente en el predio conocido como “vieja terminal” en donde “no se ha previsto la instalación de desfibriladores automáticos ni la capacitación del personal en técnicas de RCP. Por cuanto urge la implementación de una normativa de este tenor en nuestro Municipio”, añadió.

El expediente mencionado, que ya cuenta con los informes pertinentes, fue girado a la Comisión de Obras, donde proseguirá su tratamiento legislativo.

El Club Náutico incorporó un desfibrilador para urgencias

Autoridades del Club Náutico de Mar del Plata incorporaron un desfibrilador externo para atacar la causa más frecuente de muerte súbita a la que están más propensas, fundamentalmente, aquellas personas que realizan diversas actividades físicas de exigencia.

En la presentación llevada a cabo en uno de los gimnasios de la entidad contó con la presencia de autoridades encabezados por Susana Salerno, Guillemo De Martis, integrantes de la Comisión Directiva, cuerpo de profesores de educación física, empleados y asociados del Club.

El doctor Daniel López tuvo a cargo el primer curso donde no solo se habló de la importancia de los primeros auxilios (masajes cardíacos), sino además explicó detalles del manejo del desfibrilador ante una emergencia médica.

Cabe destacar que aparato electrónico portátil incorporado, diagnostica y trata la parada cardiorrespiratoria cuando es debida a la fibrilación ventricular (en que el corazón tiene actividad eléctrica pero sin efectividad mecánica) o a una taquicardia ventricular sin pulso, restableciendo un ritmo cardíaco efectivo eléctrica y mecánicamente.

López resaltó que la desfibrilación consiste en emitir un impulso de corriente continua al corazón, pudiendo retomar su ritmo eléctrico normal u otro eficaz. La fibrilación ventricular es la causa más frecuente de muerte súbita.

“Una oportuna RCP (reanimación cardiopulmonar) salva vida; especialmente si se actúa, especialmente, antes de los cuatro minutos de los que persona ha dejado de respirar y el corazón ha cesado de palpitar. La realidad muestra que en caso contrario la persona morirá”, expresó.

En la oportunidad se explicaron detalladamente los pasos a seguir ante un caso semejante, y se realizaron prácticas a la vez que se explicaron detalles de cómo manejar un desfribilador.