Jornada solidaria de pesca deportiva para recolectar juguetes

Es organizada por el grupo de kayak fishing “Honu Team” en beneficio de los chicos de “Pucará” y “Pequeños Luchadores”; se llevará a cabo el 15 de agosto de 9 a 15 hs donde se recibirán juguetes nuevos o usados en buen estado.

Se acerca el Día del Niño y con el objetivo de llevarle alegría a los niños de distintos comedores barriales, el Grupo de kayak “Honu Team” organizará una jornada solidaria de pesca deportiva para recolectar juguetes nuevos o usados (en buen estado), que serán entregados a los chicos de los comedores “Pucará” y “Pequeños Luchadores”.

La actividad se llevará a cabo el domingo 15 de agosto, de 9 a 15hs, en las playas del Torreón del Monje. Quienes quieran participar, además de colaborar con los juguetes, opcionalmente también podrán llevar alimentos no perecederos. Asimismo, lo pescado por los kayaks también será donado a dichas entidades. Cabe destacar que entre las personas que colaboren se sortearán premios y habrá un show gratuito para los niños que asistan.

Respecto al evento, Ángel Fiamingo, uno de los organizadores, manifestó: “Va a ser un lindo encuentro entre pescadores y kayakistas y todo lo que se pesque ese día será fileteado y donado a estos comedores. El grupo Honu Team es el primer grupo nacional de kayafishing y estamos muy contentos de podernos unir entre todos para ayudar”.

El Centro barrial “Pequeños Luchadores” está ubicado en el barrio Parque Peña y concurren alrededor de 60 chicos. Es un espacio independiente destinado a las familias y principalmente los niños y niñas del barrio. Allí se desarrollan distintas actividades: apoyo escolar, talleres de expresión y teatro, merienda y almuerzo los días sábados. En el contexto de pandemia se sostuvo como una ayuda alimentaria para alrededor de 15 familias.

En tanto, el Centro Cultural y Comedor Barrial “Pucará” funciona en el barrio San Jacinto, y además de contar con una biblioteca popular y ofrecer diversos talleres especiales, colabora con más de 400 viandas que se distribuyen de lunes a viernes.

Fundación Universidad entrega $1.200.000 en alimentos a comedores y merenderos

Un año después de su creación, «logramos que se recauden cerca de $1.200.000, monto reflejado en materiales comestibles, de higiene y de limpieza que serán donados a diferentes comedores y merenderos de la ciudad» asegura Pablo Zelaya Blanco, Coordinador de los Centros Barriales de Extensión UNMDP.

Se realizó una nueva entrega del Fondo Solidario de la Fundación Universidad Nacional de Mar del Plata, constituido al comienzo de la pandemia por decisión de las autoridades, con el objetivo de acompañar a las personas en situación de vulnerabilidad que requieren insumos de manera indispensable.

Un año después de su creación, con una crisis social y económica que continúa, «logramos que se recauden cerca de $1.200.000, monto reflejado en materiales comestibles, de higiene y de limpieza que serán donados a diferentes comedores y
merenderos de la ciudad y, puntualmente, a los Comités Barriales de Emergencia, herramienta territorial que se desarrolló durante la pandemia y que hoy continúa articulando en diferentes barrios de la ciudad» asegura Pablo Zelaya Blanco, Coordinador de los Centros Barriales de Extensión UNMDP.

«Para nosotros es un alivio muy grande, nos ayuda bastante. Últimamente tenemos muchos problemas con el alimento, es muy difícil de conseguir y los comedores no damos abasto» comenta Belén Pecoraro, Coordinadora del Comedor Luna de Miel de Batán, uno de los espacios que recibió donaciones.

Sin dudas la pandemia afectó a una gran cantidad de personas, Pecoraro declara que los comedores se llenaron de aquellos que no pueden trabajar ni tener sus ingresos «y terminan yendo a buscar las viandas. Este último tiempo de cuarentena es donde más se ayuda, los comedores han cumplido una función muy importante de abastecer a muchas personas».

Para realizar la recaudación del dinero, Fundación Universidad dispuso una cuenta bancaria desde donde cualquier persona de la comunidad puede hacer un aporte por transferencia. Eso se acumula mes a mes y, cuando se reúne un monto considerable, se realiza una compra que es entregada a estos comedores y merenderos.

En cuanto al mecanismo de distribución, Zelaya explica: «Trabajamos con los Comités Barriales de Emergencia que nuclean a más de 300 comedores de la ciudad y, además, con algunos merenderos y dispositivos alimentarios con los cuales venimos trabajando desde diferentes programas y centros de extensión de la universidad».

«Esto continúa con la entrega de esta mercadería e insumos a los diferentes comedores y luego seguiremos apostando a que el Fondo Solidario se siga consolidando para poder realizar otras entregas» concluyó el Coordinador de los Centros Barriales de Extensión.

Colecta de donaciones para comedores conunitarios

La Ronda Espacio Cultural está juntando frazadas, ollas, ropa de abrigo y zapatillas para niños y adultos, con el objetivo de paliar la falta de recursos que padecen cientos de familias en Mar del Plata.

La Ronda Espacio Cultural está juntando frazadas, ollas, ropa de abrigo y zapatillas para niños y adultos, con el objetivo de paliar la falta de recursos que padecen cientos de familias en Mar del Plata.

Las donaciones se pueden acercar a Córdoba 2132 de lunes a viernes de 11:00 a 13:30 horas, mientras que por la tarde el horario es de 15:00 a 18:00.

“Estamos juntando donaciones para comedores comunitarios que funcionaron durante la pandemia y hoy siguen abriendo sus puertas para que muchas familias puedan tener un plato de comida en sus casas,” relató Rosario Salomón Madero, referente del lugar.

Sobre la situación que se enfrenta en los barrios, Madero detalló que el panorama es complejo porque la demanda de alimentos aumentó, motivo por el cual se solicitan también alimentos no perecederos y frescos.

La organización realiza además campañas de prevención para frenar la circulación del virus, entregando a las y los vecinos barbijos y artículos para la desinfección. “Tu ayuda es un gran aporte ya que la situación está cada vez más difícil y se viene un invierno largo y frío,” remarcó.

Otra apoyo que se puede brindar es a través de un aporte económico, coordinando previamente con Rosario al teléfono 2234266080.

“CON EL CIERRE DE COMEDORES, LO SOCIAL VA A ESTAR JODIDO”

“Esta aceleración de casos nuevos de contagios, se podía preveer que iba a repercutir en los comedores y merenderos barriales. Algunos ya están dejando de funcionar normalmente, con lo cual la cuestión para muchos se va a complicar.”
Francisco “Paco” Senno, referente del Humanismo, fuertemente ligado a lo social en muchos barrios de nuestra ciudad muestra su preocupación frente al cierre de algunos comedores.

“La realidad, es que no se quiere dejar de asistir a los vecinos, pero hay dos cuestiones a atender. Por un lado, la cuota de responsabilidad de la gente de estos espacios, de cuidarse y cuidar a los demás; y por el otro, cierta “presión” del municipio para que dejen de cocinar unos días, lo cual es razonable. El punto es: ¿qué va a hacer esa gente que por una o dos semanas no tendrá la ayuda de estos lugares? ¿Los va a asistir el municipio? ” se pregunta Senno.
Desde el incremente de la curva de contagiosidad en nuestra ciudad, era previsible que los comedores y merenderos barriales se verían fuertemente afectados. Ya en algunos barrios, y debido a la cercanía de una de las fabricas pesqueras afectadas con casos positivos, desde los barrios Cerrito y Juramento, creció la preocupación y la incertidumbre respecto a su funcionamiento.

“Esto lo veníamos hablando incluso desde antes del último brote. Nos preocupaba sobre todo la ausencia del municipio y la no respuesta para una coordinación. En realidad, desde el 11 de marzo venimos advirtiendo la necesidad imperiosa de coordinar el Estado con las organizaciones sociales de todo tipo, desde comedores, hasta escuelitas de fútbol, cooperativas, iglesias, etc. Afortunadamente, y aunque no participo de los comités barriales de emergencia, hay que decir que contuvieron todo lo posible hasta ahora. De ahora en más hay que ver como se sigue. Con el cierre de muchos comedores, lo social va a estar jodido. ¿Dónde va a ir a comer esa gente? Ya vimos lo que pasó con el caso de los bolsones de mercadería que en muchos casos fue un suplicio para acceder a los mismos. ¿Van a salir a repartir viandas de un sanguchito para cada familia como ya hicieron?”, exclamó con notoria preocupación quien hoy por hoy colabora con comedores de 6 barrios de la ciudad.

-¿Por qué no participas de los CBE?
-Desde Humana Ciudad no tenemos comedores a cargo. Los espacios con los que colaboramos, tiene su dinámica propia y cada uno se integra o no a esos comités, ellos sabrán que hacer. No nos interesa el paternalismo. No estamos en esa lógica que muchos hablan de “construcción”. Colaboramos con lo que podemos y en base a las donaciones de la misma gente. No nos bajan absolutamente nada ni del municipio ni de provincia ni Nación. Todo son aportes de vecinos y vecinas de Mar del Plata. Si un comedor está con un partido, una iglesia o con ninguno, a nosotros no nos interesa. Lo único que miramos es que no se lucre con las donaciones. Que las cosas lleguen. Hasta ahí llega nuestra acción.

-Hoy es como mínimo extraña esa forma de colaborar, cuando en realidad, sabemos que muchos aprovechan la situación…
-No sé si son tantos… Hay una creencia generalizada apuntando a desmovilizar a las personas. De ahí viene el “todos son iguales” y esas cosas del famoso sentido común. Lo concreto es que, si no fuera por muchísimas organizaciones y muchos que se pusieron en marcha a partir de la cuarentena, más allá de los movimientos políticos, esto estallaba.

-¿Realmente considerás eso?
-Por supuesto. No olvidemos que estamos en una ciudad con una desocupación tremenda. Con el parate económico del país, con un IFE que no te soluciona nada cuando la canasta básica está muchísimo más alta. Y eso, siempre y cuando lo hayas cobrado.

¿Por qué crees que finalmente se dará un tercer pago?
Se siguen cerrando puestos de trabajo y no sabemos qué pasará con la temporada. La incertidumbre es mucha, y encima las cosas siguen subiendo…

-Se aprobó un nuevo aumento del boleto de colectivos…
Son unos insensibles, pero esto no es nuevo. Pasan las gestiones y el servicio es pésimo. Y esto más allá de la cuarentena. Son insensibles y serviles. Encima, con los hechos de hace unos días. ¿Qué pasó que se tirotearon entre choferes? ¿Eran choferes? ¿Quién los mandó? ¿Qué sucede con Inza donde se lo ve en un video asumiendo su participación en los hechos? ¿Dónde está la oposición? Nunca ví un costo político tan menor para el oficialismo y para la oposición frente a un aumento del pasaje.

Ustedes también son oposición
-Sí, claro; pero no cobramos lo que cobran los demás, ni tenemos asesores, ni siquiera tenemos un local. No se puede comparar. Hacemos lo que está a nuestro alcance para paliar esta situación

¿Qué hubiera hecho un concejal humanista en este caso?
-Primero, denunciar la complicidad política con el poder económico, porque acá hay que ser claros: llegan con el apoyo de estos grupos. Y por otra parte y más importante, colaborar en la creación de una masa crítica para que los que luego votan en el concejo deliberante no se sientan en solitario frente a ese poder. Hay que explicar claramente que dice el pliego de concesiones, que es lo que no se respeta y, sobre todo, porque se sostiene esta situación. Crear conciencia de que es un servicio público y que debe funcionar dignamente, lo mismo que la salud, la educación y todas las áreas del municipio donde tiene injerencia. Crear conciencia de cómo son las cosas es el primer paso para que la gente actúe en consecuencia.

¿Crees posible eso?
-Absolutamente. Creo que es lo que pide y necesitan las personas… el problema es que luego elijen a los complacientes. Y ya eso escapa a nuestras manos. Por eso apelamos a la coherencia de cada uno. Si usted piensa que son todos iguales, ¿para qué los elije?

Por el coronavirus, Barrios de Pie modifica entrega de alimentos

Entregarán viandas en todos los casos en lugar de sostener comidas alrededor de la mesa, para evitar concentración de personas. Y, en simultáneo, realizarán capacitaciones en grupos reducidos sobre prevención de contagio y acciones sugeridas ante casos sospechosos de Coronavirus.

La organización social modificará la forma de entrega de alimentos y realizará capacitaciones para prevenir el contagio.

A través de un comunicado indicaron que «desde nuestro origen, consideramos la asistencia alimentaria como una actividad esencial para nuestros vecinos y vecinas. A raíz de las medidas tomadas por el Gobierno Nacional respecto de la pandemia, definimos modificar la forma de entrega de alimentos en nuestros comedores y merenderos de todo el país».

Por una parte, decidieron pasar a entregar viandas en todos los casos en lugar de sostener comidas alrededor de la mesa, para evitar concentración de personas. Y, en simultáneo, realizarán capacitaciones en grupos reducidos sobre prevención de contagio y acciones sugeridas ante casos sospechosos de Coronavirus (desde el área de salud colectiva de la organización social ya se están realizando acciones al respecto).

Por otra parte, Barrios de Pie resolvió ponerse a disposición de los Ministerios de Desarrollo Social de la Nación, Provincias y Municipios para la distribución de elementos de higiene y desinfección. «Es fundamental articular con los efectores de salud, y asumir la responsabilidad social que consideramos esencial en este marco», resaltaron.

«Valoramos que se tomen medidas más drásticas sobre quienes aumenten los alimentos, y que se esté trabajando en reforzar los ingresos de las familias más desprotegidas», agregaron.