El Gobierno analiza congelar el precio de los combustibles hasta octubre

La medida incluye además que se establezca un precio sostén a la producción local de petróleo y restricciones para importar.

El Gobierno nacional analiza en las últimas horas la posibilidad de congelar el precio de los combustibles hasta octubre.

   En el marco de la pandemia de coronavirus, que a través del aislamiento social impuesto generó una crisis económica transversal a todos los sectores, en Casa Rosada analizan implementar esta medida.

   Para eso, se espera la publicación en las próximas horas de un decreto que establezca un precio sostén a la producción local de petróleo por un lado y, por el otro, las restricciones para importar y el congelamiento del valor del combustible al público, al menos hasta octubre.

Se estima que el acuerdo al que llegó el sector con el Gobierno es establecer un valor de USD 45 para el barril de producción local hasta el 31 de diciembre.

   Además, se menciona la negociación de la quita de las retenciones a las exportaciones del petróleo y el congelamiento de la tarifa del litro de combustible, por lo menos, hasta los primeros días de octubre.

   La razón de esta demanda del Gobierno hacia las petroleras se justifica en que el valor del litro del combustible que hoy tienen los surtidores es de cuando el valor del barril del petróleo cotizaba por arriba de los USD 60, por lo que el margen todavía sigue mayor.

Además, el precio del barril del Brent, que es el se utiliza en el mercado local, ayer quedó por debajo de los USD 30, por lo que aún tiene mucho margen.

   En octubre, en tanto, se revisará el precio de los impuestos que impactan en el precio final de las naftas y el gasoil y en ese momento, eventualmente, podría haber impacto en los surtidores. 

YPF aumenta el precio de los combustibles

Sube entre 13 y 15 centavos por actualización impositiva.

La petrolera YPF incrementó 0,2% las naftas súper y premium como efecto del traslado a precios en los surtidores de la actualización del impuesto al Dióxido de Carbono.

«Solo trasladamos a la nafta súper e Infinia el aumento que decidió el gobierno al impuesto al CO2», explicó esta noche una fuente de la compañía en referencia a uno de los items de la carga impositiva que se complementa con la tasa a los combustibles líquidos, cuya aplicación fue postergada hasta el 31 de marzo próximo.

Este leve incremento en la nafta conforma el primer movimiento de precios en el marco del congelamiento vigente.

«El impuesto se incrementó un 0,2% y su impacto en el precio fue trasladado al consumidor, no hubo margen para un aumento para los combustibles que siguen congelados», explicaron las mismas fuentes en referencia al impacto de 13 y 15 centavos.

La petrolera que conduce Guillermo Nielsen tiene una participación del 57% en el mercado de combustibles líquidos, lo que condiciona la política de precios del resto de las marcas como Shell, Axion o Puma, las que en las próximas horas también reacomodarán sus valores por el impuesto.

(Télam)

Extienden el congelamiento de los precios de los combustibles hasta el 29 de febrero

La decisión fue oficializada este jueves en el Boletín Oficial por medio del Decreto 118/2020.

El Gobierno nacional decidió hoy extender hasta el 29 de febrero próximo el congelamiento en los precios de los combustibles, con lo que suma una herramienta al combate contra la inflación mientras los estacioneros advierten que hay un «atraso» en los valores de hasta el 16 %.

La decisión fue oficializada este jueves en el Boletín Oficial por medio del Decreto 118/2020 firmado por el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

El decreto presidencial también retrasa hasta marzo la actualización de los impuestos que rigen sobre los combustibles líquidos, con la intención de que se mantengan los precios en los surtidores durante todo febrero.

Por la aplicación de diez aumentos a lo largo de todo el 2019, los precios de los combustibles, las naftas y el gasoil, se incrementaron en promedio un 41,8 %, es decir, doce puntos por debajo de la variación que registró el Índice de Precios al Consumidor.

El Gerente de la Confederación de Entidades de Hidrocarburos (CECHA), Guillermo Lego, consideró hoy que la continuación del congelamiento de nafta es bueno para la gente porque mantiene los precios, pero «es malo para el estacionero».

En declaraciones a El Destape Radio, el empresario señaló que «una pauta del atraso del precio de la nafta fue la intención de YPF de aumentar un 5 %, que frenó el presidente» Alberto Fernández en diciembre pasado.

El empresario señaló que la alícuota del impuesto que pagan los combustibles tiene un atraso de, en torno, el 20 % o 22 %.

«Sin el congelamiento, la nafta súper que está en 53 se iría a 57. La premiun se iría de 61 a 70, aproximadamente», afirmó Lego.

En ese sentido, afirmó que los precios tendrían, en promedio, un atraso de entre el 15 % y el 16 % en todo el país. (NA)

Alberto Fernández le pidió a YPF dejar sin efecto el aumento de combustibles

El presidente decidió suspender el aumento del 5 % para no sobrecalentar los precios.

El presidente Alberto Fernández le pidió esta tarde a YPF dejar sin efecto el aumento en los precios  de los combustibles.

La medida, que había sido comunicada a las estaciones de servicio, iba a provocar un alza del 5 % en los surtidores, pero el jefe de Estado resolvió dejarla sin efecto para no sobrecalentar los precios.

Fernández le trasmitió al titular de YPF, Guillermo Nielsen, la inconveniencia de avanzar con ese ajuste.

Con la decisión del Gobierno, por ahora el resto de las petroleras no subirían los precios, ya que YPF controla casi el 60 % del mercado. (NA)

Con diciembre llegó otro aumento de los combustibles

Se trata del segundo aumento luego del fin del congelamiento de precios que se mantuvo durante 90 días.

Los combustibles aumentaron hoy un 6 % tras la suba del 5 % que hubo a principios de noviembre.

Se trata del segundo aumento tras el fin del congelamiento de precios que dispuso el Gobierno tras las PASO, el cual duró 90 días.

En la semana, el Gobierno había oficializado en el Boletín Oficial el alza del precio de los biocombustibles (que incrementa el costo para las empresas) y la suba de los impuestos a los combustibles líquidos (ICL) y al dióxido de carbono, lo que implicaba un incremento en surtidor de entre 2 y 3%. El resto del alza que se realizó hoy es el aumento neto de las estaciones de servicio.

En un mercado normalizado (con precios cercanos al valor de paridad de importación), el precio del litro de nafta está compuesto en un 38% por el valor del petróleo, otro 38% es la carga impositiva y el 24% restante son costos logísticos, marketing y margen de ganancia. Según los analistas, los precios actuales todavía están atrasados un 3%, con el valor del Brent a US$62.

Desde que terminó el congelamiento de los precios, el porcentaje final del incremento de los combustibles depende de las empresas, aunque en la práctica es YPF quién fija el rumbo, ya que tiene casi el 60% del despacho de naftas y gasoil.

En 10 días, asumirá un nuevo gobierno y todavía es una incógnita saber qué hará con el mercado de combustibles, aunque el presidente electo, Alberto Fernández, ya anticipó que se buscará aplicar un pacto social para congelar los precios por al menos seis meses.