Sufrir la crisis y a los “boqueteros”

La empresa Orengia y Conforti volvió a padecer un robo en sus instalaciones a través de un boquete por uno de los techos. El año pasado sufrieron 15 robos.

La empresa Orengia y Conforti volvió a sufrir durante el fin de semana un robo a sus instalaciones ubicadas en el barrio Las Heras.

En esta oportunidad, la planta ubicada en calle Azucena Maizanni 300, a metros de la intersección de la avenida Fortunato de la Plaza y la ruta 88, resultó blanco de un robo boquetero.

Los delincuentes ingresaron por uno de los techos y una vez en el interior causaron diversos destrozos y se llevaron algunos elementos de uso diario.

En lo que va del año ya padecieron un par de robos pero durante el año pasado sufrieron 15 hechos delictivos.

Uno de los dueños de la empresa marplatense Fernando Orengia comentó que “rompieron mucho mas de lo que se llevaron. Computadoras, horno de microondas y alguna impresora pero rompieron mucho, cortaron cables, etc”.

Se trata de una zona que, por la noche, se transforma en “tierra de nadie” y el empresario reconoció a PUNTONOTICIAS que “el año pasado sufrimos 15 robos”.

Es continuo que nos entren a robar cosas, causan destrozos o se llevan partes de equipos y maquinarias, incluso hemos hechos las denuncias y les hemos suministrado a la policía las imágenes que captan nuestras cámaras de seguridad de los autores de estos robos”, agregó.

Esta empresa familiar tiene casi 70 años de vida fabricando más de 30 modelos de máquinas, para cerrar envases de cualquier forma y tamaño, en cerrado normal, al vacío, o con intercambio de atmósferas, con exportaciones al mundo entero desde hace más de 40 años.

Robo boquetero a una empresa marplatense

En lo que va del año la firma Orengia ha sufrido más de una decena de robos. En esta oportunidad los delincuentes se llevaron elementos de diversas máquinas.

La empresa Orengia y Conforti volvió a sufrir durante el fin de semana un robo a sus instalaciones ubicadas en el barrio Las Heras.

En esta oportunidad, la planta ubicada en calle Azucena Maizanni 300, a metros de la intersección de la avenida Fortunato de la Plaza y la ruta 88, resultó blanco de un robo boquetero.

Los delincuentes violentaron una garita donde inutilizaron todo el sistema eléctrico que afectó el sistema de seguridad, para luego realizar un boquete e ingresar a la empresa.

En lo que va del año ya padecieron más de una decenas de hechos delictivos y en esta oportunidad, los delincuentes realizaron un boquete en una pared que da a la parte trasera del predio y una vez en el interior se alzaron con piezas de maquinarias.

Se trata de una zona que, por la noche, se transforma en “tierra de nadie” y el empresario Roberto Orengia reconoció a PUNTONOTICIAS que “este año ya perdimos la cuenta pero por lo menos nos han ingresado a robar unas diez veces”.

Es continuo que nos entren a robar cosas, causan destrozos o se llevan partes de equipos y maquinarias, incluso hemos hechos las denuncias y les hemos suministrado a la policía las imágenes que captan nuestras cámaras de seguridad de los autores de estos robos”, agregó.

Esta empresa familiar tiene casi 70 años de vida fabricando más de 30 modelos de máquinas, para cerrar envases de cualquier forma y tamaño, en cerrado normal, al vacío, o con intercambio de atmósferas, con exportaciones al mundo entero desde hace más de 40 años.

Golpe boquetero contra una empresa de transporte

Los delincuentes ingresaron por una vivienda abandonada que linda con el local robado.

Una empresa de Logistica sufrió en las últimas horas un robo donde los autores del hecho realizaron previamente un boquete en una pared para luego apoderarse de una importante suma de dinero en efectivo y en cheques.

El hecho se produjo en la firma “Transporte Ramón” ubicada en la avenida Libertad al 5900 donde autores desconocido protagonizaron un robo “boquetero”.

El propietario de la empresa constató lo sucedido al llegar al local y dio rápido aviso a la policía.

Los malvivientes efectuaron un boquete en la pared lateral que linda con el patio delantero de una finca en estado de abandono, e ingresaron directamente al sector de administración.

Previo haber revuelto su interior, el cielo raso y haber violentado la caja fuerte, se apoderaron de alrededor de 50.000 pesos en efectivo y una millonaria suma en cheques.

En el lugar intervino personal de la Policía Científica y de Seccional Cuarta.

Cabe destacar que la empresa cuenta con sistema de cámara privadas de seguridad en el exterior, pero que no abarcan el sector por dónde fue realizado el boquete.

 

Otro robo boquetero a una vivienda

Una vivienda ubicada en calle Pasteur al 1811 fue robada por delincuentes que ingresaron luego de efectuar un #boquete por los techos.

Es el segundo caso donde los malvivientes emplean la misma metodología para robar una finca. El anterior tuvo como víctima a un locutor de la ciudad.

En esta oportunidad, se produjo en la madrugada del domingo. Alrededor de las 4 de la madrugada un patrullero fue alertado por la central de emergencia 911 de un robo a una vivienda en calle Pasteur 1811, mientras sus moradores no se encontraban.

En el lugar se entrevistaron con la dueña de la vivienda que al regresar observó un gran desorden en toda su finca y de un agujero en la cielorraso del techo.

La víctima pudo constatar el faltante de una computadora y demás elementos de valor, ante lo cual intervino la Seccional Séptima de policía.

 

Otra vez boqueteros roban una escribanía y farmacia

Una escribanía ubicada en plena Peatonal San Martín al 2400 volvió a sufrir un robo boquetero por segunda vez en menos de un año. En setiembre de 2014 también habían sufrido el mismo modus operandis.

El hecho sucedió durante la madrugada y los malvivientes también robaron la farmacia San Martín ubicado debajo de la escribanía Severino.

Los delincuentes ingresaron al local de Farmacia San Martín y en la Escribanía a través de un boquete realizado en los fondos, hasta donde habrían llegado por un local lindante que está abandonado y donde antiguamente funcionó un tenedor libre.

Cabe recordar que, en agosto del año pasado, ambos locales sufrieron un robo de similares características y en aquella oportunidad se apoderaron de medicamentos, dinero y diversos objetos de valor.

En el caso de la escribanía, en setiembre de 2014 sufrió otro robo boquetero y en aquella oportunidad se alzaron con una suma cercana a los 500 mil pesos.