En el tratamiento de la ordenanza que autoriza los decks, el bloque de Acción Marplatense propuso un despacho alternativo. “Pedimos que se cumpla la ordenanza 21600 del año 2013, que puso en marcha el Programa Calles para la Gente, que fue inspirado por las experiencias del BID, que en ese momento trabajaba junto a Mar del Plata en la Plataforma de Ciudades emergentes y sostenibles”, explicó Horacio Taccone

Una mirada estratégica versus un pelotazo supone a los vecinos unidos detrás de un proyecto que comparten porque los definieron de común acuerdo; y el pelotazo es poner unos vecinos contra otros, por no detener un momento la pelota y pensar lo que le conviene al conjunto. La adicción a la grieta ahora les hace elegir unos vecinos por sobre otros”, señaló el edil de Acción Marplatense.

El concejal recordó que “en el programa Calles para la Gente se autorizaban, después de los debidos estudios, algunas mesas y sillas para algunos sectores de la gastronomía. Sin estructuras rígidas, sólo con sombrillas desmontables, sin calefacción a gas y sobre la uniformidad del mobiliario urbano autorizado por la Municipalidad para todos los casos” y continuó “una de las novedades de hoy es que cada frentista va a hacer más o menos lo que le parezca en términos de estética, de mobiliario, de materiales y de uso del espacio público. En otras palabras un aquelarre”.

Horacio Taccone se refirió especialmente al concepto de los decks, y preguntó “¿Le llaman decks a unas estructuras cerradas, con vidrios, metales o maderas, con techos, con instalaciones eléctricas, con calefacciones de cualquier tipo?” respondiendo que “se están contrabandeando bajo el dudoso concepto de deck verdaderos edificios precarios construidos por afuera de la línea municipal para cierto tipo de comerciantes, no para todos” 

Respecto del proyecto impulsado por el oficialismo, el concejal de Acción Marplatense señaló que  “el gobierno municipal se enamoró del salvavidas: se lo puso para que la gastronomía pueda enfrentar el Covid y ahora no se lo quiere sacar. Quiere pepetuar el recurso que tuvo sentido en la emergencia. Nadie se deja el salvavidas para siempre. Cuando se superó el problema hay que recuperar la normalidad y el camino” y finalizó remarcando que “la gastronomía gana cuando gana Mar del Plata, y ello solo sucede con estrategia, no con un pelotazo. Esto es un pelotazo cortoplacista del que nadie se va a querer hacer responsable cuando emerjan las consecuencias no queridas, las inseguridades e incertidumbres frente a los vientos, frente a las lluvias, frente a la basura. Frente a las dificultades del tránsito. Frente a los siniestros que dios quiera que no ocurran.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *