Tres horas esperando por una ambulancia

Un joven ciclista que fue atropellado este lunes en Luro y 184 permaneció tendido en la vía pública durante tres horas hasta que fue asistido y trasladado a un centro asistencial por una ambulancia.

Una situación similar se dio con un siniestro de tránsito en Fortunato de la Plaza y Goñi donde una mujer que sufrió algunas heridas cortantes debió esperar más de dos horas hasta que arribó la ambulancia.

Estos dos episodios reflejaron la gravísima situación por la que atraviesa Mar del Plata con el sistemas de emergencia 107.

Con la temporada de verano iniciada y a las puertas del arribo de miles de turistas para vacacionar en la ciudad, la Zona Sanitaria VIII y el SIES se encuentran acéfalas y sin autoridades designadas.

Mientras tanto, las empresas privadas Cardio y Vital que son contratadas por el municipio deben cubrir, además de sus zonas, la que corresponde a la Zona Snaitaria VIII, causando el correspondiente malestar y no dar a vasto con la demanda.

Cabe destacar que, mientras estas personas accidentadas esperaban por una ambulancia, en la sede de Zona Sanitaria VIII había cuatro unidades paradas e incluso en el 107 informaban que por una medida de fuerza no habría servicio hasta las 20 horas.

En ese sentido, desde hace más de un año los trabajadores de esa repartición vienen denunciando la falta de personal, de insumos y de unidades de traslado en condiciones.