Diez años de electricidad segura con el Programa «Hábitat y Ciudadanía»

Con un acto celebrado en la Escuela de Enseñanza Técnica Nro.4 “Alfonsina Storni”, se cumplieron diez años del Programa “Habitat y Ciudadanía”.

Esta experiencia solidaria es llevada a cabo por representantes de la Facultad de Arquitectura, profesores y alumnos de la Escuela de Educación Técnica N°4 “Alfonsina Storni” y directivos de EDEA, y tiene como destinatarios grupos familiares en emergencia.

El proyecto, impulsado por profesionales de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Mar del Plata, encabezado por el Arq. Fernando Cacopardo, se comenzó a implementar en el año 2006 en el barrio Alto Camet, contando con la participación de EDEA y la Escuela Técnica N°4, para dotar a dichas viviendas de una instalación eléctrica segura.

El arquitecto Fernando Cacopardo afirmó que “la idea es básicamente un soporte de hábitat, que tiene la base en derechos humanos y ciudadanos, en ese proceso participa fundamentalmente la familia. Nosotros no le hacemos las casas a la gente, generamos un proceso en donde la gente hace su propio esfuerzo por salir del lugar donde están“, agregó.

El responsable del proyecto “Hábitat y Ciudadanía” destacó que “el cambio, el gran cambio, es salir, exactamente, de una construcción precaria, de madera, con todos los problemas que significa para la salud, a una estructura básica de piso, cubierta, instalación eléctrica, baño con desagüe y lo que es muy importante, la conexión eléctrica que se acaba recién de colocar un pilar. Lo que es también un paso gigante para la familia, respecto de sus derechos. O sea, respecto de la formalidad, de figurar con un nombre y apellido y de abrir un camino, después, para la legalización de tierras”.

Asimismo, desde la empresa eléctrica destacaron el trabajo que lleva adelante el arquitecto Cacopardo y su equipo, y el de los alumnos de la Escuela Técnica “Alfonsina Storni” que “tienen la posibilidad de desarrollar en la práctica lo que aprenden en la escuela todos los días”.

Por otra parte, señaló el gerente de Relaciones Institucionales, Carlos Gastiazoro, que “este tipo de proyectos debe ayudar para que entre todos se tome conciencia de cómo viven algunas personas y también para darse cuenta que, en forma conjunta, podemos llevar adelante iniciativas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de la gente”.

La empresa eléctrica y la Escuela Técnica “Alfonsina Storni” firmaron en julio del año 2005 un convenio a través del cual EDEA coopera técnicamente con dicha escuela. Esto posibilitó que los alumnos, bajo supervisión de personal docente, pudieran poner en práctica sus conocimientos realizando las instalaciones eléctricas de cada una de las viviendas, dotándolas de los elementos de seguridad y protección correspondientes, entre ellos un disyuntor diferencial.