Acreedores aceptan prórroga de las negociaciones, pero reclaman diálogo «inmediato» con el Gobierno

El Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos, que está liderado por los fondos internacionales BlackRock, Ashmore y Fidelity, celebró la extensión de las negociaciones.

   El Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos, que está liderado por los fondos internacionales BlackRock, Ashmore y Fidelity, celebró la extensión de las negociaciones con la Argentina por la deuda, pero reclamó una discusión «directa e inmediata entre las partes».

   «La Argentina anunció que extenderá por segunda vez su oferta de canje inicial, y los medios de comunicación informaron que la Argentina no realizará los pagos de intereses vencidos de sus bonos», indicaron los bonistas.

   En ese sentido, consideraron positivo que la Argentina «haya expresado una intención de trabajar con los acreedores, pero las acciones hablan más que las palabras. Durante el último mes, la Argentina no ha tenido prácticamente ninguna comunicación sustancial con sus acreedores». (NA)

Con fuerte respaldo político, Diputados aprobó y envió al Senado el proyecto sobre deuda externa

El proyecto del Poder Ejecutivo reunió 224 votos a favor, dos en contra y una abstención, en un recinto que al momento de la votación registraba 29 ausencias.

La Cámara de Diputados aprobó y envió al Senado el proyecto de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Externa, con una amplia mayoría de votos producto del consenso alcanzado con las principales bancadas opositores.

El proyecto del Poder Ejecutivo reunió 224 votos a favor, dos en contra y una abstención, en un recinto que al momento de la votación registraba 29 ausencias.

Tras largas negociaciones, el interbloque de Juntos por el Cambio anticipó anoche su apoyo a la iniciativa a cambio de la creación de una mesa de trabajo para abordar el endeudamiento de las provincias.

El proyecto consiguió además los respaldos de los interbloques referenciados en gobiernos provinciales y en el sector de legisladores «’lavagnistas’, desde donde llegó también la abstención de un legislador socialista.

Con esta iniciativa, que la semana que viene sería convertida en ley por el Senado, el Gobierno busca apuntalar las negociaciones del ministro de Economía, Martín Guzmán, con los acreedores con miras a reprogramar los vencimientos que tiene que afrontar este año la Argentina, estimados en más de 64.000 millones de dólares.

Entre otras cuestiones, el proyecto impulsado por el Gobierno contempla otorgar el aval al Poder Ejecutivo para «efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los Títulos Públicos de la República Argentina emitidos bajo ley extranjera».

Durante el debate, que se extendió por más de cuatro horas, el presidente de la comisión Presupuesto y Hacienda, el oficialista Carlos Heller, dijo que «si bien esta ley no es necesaria para llevar adelante la negociación», servirá para “la fuerza negociadora” que desarrollará el ministro Guzman».

 

Subió el riesgo país y cayeron bonos luego de la conferencia del ministro de Economía

Los mercados de deuda reaccionaron en forma negativa a la conferencia de prensa brindada por Martín Guzmán.

Los mercados de deuda reaccionaron en forma negativa a la conferencia de prensa brindada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, en la que anunció el envío de un proyecto de ley al Congreso en el marco de la renegociación de la deuda externa.

El índice de Riesgo País elaborado por el JP Morgan subió casi 100 puntos, frente al desplome de bonos en dólares.

El indicador que compara el rendimiento de los bonos argentinos con los del Tesoro de los Estados Unidos (considerados de riesgo nulo) avanzó 92 unidades y se posicionó sobre los 1.924 puntos básicos.

La de este martes fue la segunda mayor suba del Riesgo País desde la asunción del presidente Alberto Fernández.

El anterior salto significativo se había producido el 3 de enero último, cuando ese indicador avanzó 114 puntos y finalizó en 1.947 unidades.

La suba del riesgo país grafica el temor de los inversores respecto de la capacidad de pago de un país y establece el costo para el acceso al crédito.

El riesgo país subió ante una caída generalizada de los bonos en dólares, que perdieron hasta 4,1 %.

Guzmán dijo que la situación que supone más dificultades, en las gestiones para modificar los términos para el pago de la deuda, es la que plantean los títulos en moneda extranjera.

«La Nación no está pagando el capital sobre la deuda en dólares. Sobre la deuda en pesos, como las condiciones de mercado han cambiado, allí no vemos en lo inmediato ningún problema, al contrario vemos una dinámica virtuosa», señaló.

Dijo que se logró refinanciar los vencimientos en pesos y continúa pagando intereses en pesos.

El funcionario habló de una «prórroga de jurisdicción» que permitirá que los actuales bonos bajo ley Nueva York mantengan esa condición al ser reestructurados. (NA)

Balance: la deuda en los dos años de gestión de Macri.

   En estos dos años, la deuda subió tanto en términos nominales con respecto al PBI.
        Según información publicada en la web del Ministerio de Finanzas, la deuda pública bruta (es decir, la deuda total que debe pagar el Estado Argentino sin tener en cuenta si ya tiene garantizado como cancelar ese pasivo) ascendía a U.$S.307.295 millones en junio de 2017 (último dato oficial disponible) lo que equivale a 56% del PBI argentino.
        Cuando asumió Macri en diciembre de 2015, el monto era de U.$S.253.989 millones, un 46% del PBI. Es decir en un año y medio, la nueva gestión aumento un 20% el monto total (que debe pagar el Estado argentino en términos nominales y subió diez puntos el peso de la deuda en relación al PBI.
        Sin embargo, entre junio y diciembre de 2017, el gobierno continuó emitiendo títulos y bonos, esto lleva el total de la deuda bruta hasta U.$S.342.000 millones. Así entonces el aumento en dólares en los dos años fue alrededor del 35%.
        Entre comienzos de 2016 a octubre de 2017 las emisiones realizadas por la administración nacional ascienden a U.$S.138.262 millones. De este total el 78% corresponde a deuda en moneda extranjera contraída por la administración nacional, las provincias y el sector privado (U.$S.108.506 millones entre enero 2016 y diciembre de 2017, el 80% corresponde al Estado nacional, un 10% a las provincias y un 9% al sector privado.
        El gobierno de Macri inició el año 2018 con un megaendeudamiento de U.$S.9.000 millones, a tasas de interés que llegan al 6,95% anual. La emisión fue liderada por Citigroup, Deutsche Bank Securities, HSBC, BBVA y Santander.
        Tenemos que decir también que el gobierno dice que para controlar la inflación, el mayor instrumento que utiliza la entidad que dirige Federico Sturzenegger son la Lebac. Al 29 de noviembre de 2017 el stock ascendía a 1,162 billones de pesos, un 130,5% de la base monetaria. Es decir que el Central tiene hoy más pasivos que dinero circulante en la economía.
        Otra dificultad que se le suma a esta administración: el déficit comercial U.$S.8.471 millones. Este año 2017 exportaciones U.$.S58.428 millones, subió un 0,9% 549 millones de dólares con respecto al año anterior. Importaciones U.$S.66.899 millones, aumento 19,7% 10.988 millones de dólares.
        Más endeudamiento interestado, hace pocos días el 30 de enero el gobierno toma 16.000 millones de Pesos del ANSES (otra vez toca el dinero de los jubilados, no fue suficiente la nueva ley previsional, aprobada en el mes de diciembre de 2017).
 
INFLACION, SALARIOS REALES Y DEUDA PUBLICA: Extracto del trabajo realizado por el Lic. Héctor Giuliano 19-1-18
        Los aumentos de los Salarios no son la causa sino la consecuencia de la Inflación.
        Los Sindicatos no reclaman incrementos de sueldo con fines de lucro ni de sobre-mejoras sino tratan sólo de recuperar la pérdida de poder adquisitivo que la Inflación conlleva.
        Los Salarios pierden siempre con respecto a la Inflación por triple motivo:
        1 – Porque los aumentos son pactados normalmente por debajo de la Inflación y/o apelando a proyecciones futuras irreales sin recupero de los costos de la Inflación pasada.
        2 – Porque los aumentos, cuando se efectivizan, lo hacen de forma parcial frente a la Inflaciónacumulada de los últimos doce meses y en cuotas, por lo que no implican un recupero real total del poder de compra consumido durante el período inter-actualizaciones.
        3 – Porque la Inflación carcome el poder adquisitivo de los salarios día a día mientras que la percepción de los sueldos se produce mensualmente: un desfasaje financiero en contra del asalariado porque esto no se cubre durante el mes ni mucho menos durante todos los meses en curso hasta que se produzca el próximo ajuste de los ingresos, como es el caso típico y agraviante de los jubilados/pensionados (que se venían aumentando cada 6 meses – ahora cada 3 y sub-indexados – sin recupero de los meses transcurridos). Y que se trata del mecanismo exactamente inverso al que siguen las ganancias especulativo-financieras, que se benefician en forma cotidiana y/u horaria.
        Cuales son las principales causas de la inflación:
        1 – La demarcación impune de precios por parte de las Empresas a través de toda la cadena de valor y/o comercialización del Mercado, fundamentalmente determinadas por los grandes grupos económico-financieros que controlan la formación de precios sectoriales.
        2 – El aumento de Precios y Tarifas de Servicios Públicos que establece el gobierno y que se transfieren al sistema de precios, de modo que el ciudadano recibe el peso de tales aumentos en forma directa como usuario y en forma indirecta por el traslado a precios que efectúan las empresas.
        3 – El aumento de la Presión Tributaria del Estado – Nacional, Provincial y Municipal – además de los recargos que se producen por medio de todos los mecanismos de gastos por trámites administrativos, aranceles, sellados, intereses, recargos, multas, etc. Y también se trasladan a los precios.
        4 – Otras causas: devaluación de la moneda nacional (el Peso) frente a las divisas extranjeras (básicamente el dólar) se trasladan a los precios. La tasa de interés, cuya incidencia también se traslada a los precios, que las empresas agregan a los costos financieros. Los costos bancarios, gastos, comisiones, tasas, recargos de distinto tipo, etc.
        Según la teoría financiera del gobierno tan discutible como contradictoria: la hipótesis de la causa de fondo de la Inflación es el elevado Gasto Público, que éste provoca al Déficit Fiscal creciente de la Argentinay que este déficit tiene que cubrirse con Deuda Pública, cuando en los hechos la Deuda y sus intereses son el principal rubro del Gastos y Déficit Fiscal.
        De esta manera, lo que se está ocultando es que no es la Emisión Monetaria, la causa de la inflación sino la Deuda: no debiera existir inflación si el aumento de los medios de pago – vía impresión de dinero – tiene como correlato el Crecimiento de la Economía, teniendo como destino de los fondos el financiamiento de proyectos productivos y/o obras públicas e Infra-estructura en lugar de usarse para seguir sosteniendo el gasto financiero del Estado.
FORO ARGENTINO DE LA DEUDA EXTERNA, REGIONAL MAR DEL PLATA.