Proponen sumar herramientas a las normas vigentes para garantizar controles sobre las embarcaciones portuarias

Desde el año 2000 a la actualidad se han hundido cuarenta y cuatro barcos pesqueros y noventa y cinco familias han perdido a un ser querido por ir a cumplir su trabajo. La iniciativa es de la diputada provincial Alejandra Martínez.

La diputada provincial Alejandra Martínez, presidenta del Bloque Convicción Peronista, se referió al proyecto de Declaración que presentó en la Cámara Baja provincial para solicitar al Poder Ejecutivo bonaerense, la inmediata y urgente modificación del decreto mediante el cual se creó el Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata.

Ante las diputadas y los diputados presentes en el Recinto de sesiones, la legisladora marplatense sostuvo que “nuestra iniciativa requiere a las autoridades provinciales que sumen a la normativa vigente todas las herramientas de control que sean necesarias para impedir más muertes”.

Desde el año 2000 a la actualidad se han hundido cuarenta y cuatro barcos pesqueros y noventa y cinco familias han perdido a un ser querido por ir a cumplir su trabajo. Esto no puede seguir pasando. Las familias de los trabajadores portuarios deben tener la garantía que los barcos están en condiciones”, remarcó.

A un año y dos meses del hundimiento del pesquero el Repunte, Martínez sostuvo que “teniendo en cuenta la militancia de las familias en busca de respuestas ante las muertes evitables, requerimos modificar la reglamentación vigente porque no queremos ningún hundimiento más”.

Alertan que medidas del gobierno perjudicará a buques de Mar del Plata

Los Armadores indicaron que de avanzar la medida le producirá un quebranto a la flota de fresqueros y le imposibilitará integrarse a la pesquería por resultarle antieconómico.

La Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura alerta que los buques fresqueros de Mar del Plata se verán directamente perjudicados si avanza el plan de manejo en los términos que está impulsando la Subsecretaría de Pesca de la Nación para su discusión en el Consejo Federal Pesquero.

Como está planteada, la iniciativa limitará el acceso al caladero para este tipo de flota, disminuirá horas efectivas de pesca, reducirá la cantidad de kilos por cajón y, además, acotará el total de capturas por buque, agudizando la crisis económica que viene afectando al sector.

En los últimos años, el langostino se ha transformado en una de las pocas alternativas rentables para los barcos de la ciudad; pero ahora se pretenden modificar resoluciones vigentes que han permitido una explotación exitosa y creciente.

Debemos recordar que la Resolución 65/2016, dictada por el ex secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación en el comienzo de la presidencia Macri, Ricardo Negri, ya fija una serie de límites a la operatoria, las cuales han funcionado en pos de sostener la calidad del recurso que llega a tierra.

Por ejemplo, los barcos fresqueros tienen un límite máximo de operación de 96 horas, contadas entre el inicio efectivo de la pesca hasta su finalización. Asimismo, deben realizar a bordo el tratamiento adecuado que mantenga la calidad y frescura del producto en cajones con hasta 18 kilogramos de langostino.

Los fundamentos de la mencionada resolución no solo no han variado, sino que se ha confirmado el acierto en virtud del constante crecimiento en volumen y calidad de las capturas. De las 17.800 toneladas descargadas en 1998, se pasó a 241 mil en 2017. En este marco, no existe motivo biológico, ni jurídico para modificarla.

Entendemos que cualquier alteración de las reglas de juego a veinte días del inicio de la temporada en aguas nacionales afectan no solo a la seguridad jurídica de las empresas, sino también a su competitividad e inversiones. Además, genera problemas con las tripulaciones, distorsiona contratos cerrados con frigoríficos del sur y la logística.

De avanzar en el seno del Consejo Federal Pesquero una resolución que cerciore los derechos a los buques fresqueros de Mar del Plata, le producirá un quebranto a la flota y le imposibilitará integrarse a la pesquería por resultarle antieconómico.

En definitiva, esto desabastecerá a las plantas de tierra que no cuentan con barcos propios, contradiciendo el espíritu de la Ley Federal de Pesca, que busca favorecer “…el desarrollo de procesos industriales ambientalmente apropiados hacia la obtención del máximo valor agregado y el mayor empleo de mano de obra argentina”

El puerto da prioridad a buques afectados a la búsqueda del submarino

Así lo determinó el Consorcio Portuario. En tanto, la Armada puso un equipo de psicólogos a disposición de los familiares de la tripulación.

El Consorcio Portuario Regional Mar del Plata dispuso la prioridad de amarre y disponibilidad de espacios en sus instalaciones para todas las embarcaciones que estén o puedan quedar afectadas en lo inmediato al operativo de búsqueda y rescate del submarino ARA San Juan, con el que autoridades navales perdieron contacto desde el pasado miércoles.

Estas condiciones se mantendrán durante todo el plazo que demande este despliegue especial de embarcaciones militares y civiles ordenado y coordinado por la Armada Argentina.

PSICÓLOGOS A DISPOSICIÓN DE LOS FAMILIARES

La Armada Argentina puso en Mar del Plata un equipo para mantener informadas y contenidas a las familias de los tripulantes del submarino desaparecido y envió psicólogos para que ayuden en la tarea.

«Gran parte de los familiares de los tripulantes ya están aquí. Estamos atendiendo cara a cara y por teléfono a uno por uno de los familiares de los 44 tripulantes para darles contención y explicarles qué estamos haciendo, para que sean los primeros en enterarse», explicó el Capitán Rodolfo Ramallo, jefe de la División de Prensa de la Armada.

Muchos de los familiares están en la misma Base Naval e incluso pasaron allí la noche. También se acercaron al lugar otros submarinistas para dar su apoyo.

 

Removerán 14 buques inactivos del puerto de Mar del Plata

Las embarcaciones, algunas semi hundidas, bloquean la operatoria en extremos de las secciones 4ª y 5a de la terminal local.

Técnicos de Prefectura Naval Argentina iniciaron los primeros controles para determinar estado de cascos y pasos a seguir hacia el inicio del operativo de desguace y remoción de buques inactivos y semi hundidos que obstruyen más de 100 metros de frente de amarre en las secciones 4ta y 5a del puerto local.

Estas tareas responden a gestiones iniciadas por el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata para que en esta etapa se retiren 14 embarcaciones, la mayoría de las cuales tiene propietarios identificados que deberán afrontar la totalidad de los gastos que impliquen estos trabajos.

Recuperar la plena disponibilidad de todos los espacios operativos del puerto es objetivo central y para conseguirlo resulta fundamental avanzar con la remoción de todos los cascos que están abandonados, hundidos y ya sin posibilidad de volver al servicio”, destacó el presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, Martín Merlini.

Los buques pesqueros María Luisa I, San Pablo, Wiron IV, Mellino II, Ribazón Dorine, Mar Azul,  Chiarpesca 58, Mister Big, Chiarpesca 57, Chiarpesca 902 y Chiarpesca 903 serán removidos a costo de sus dueños, que ya gestionan ante Prefectura Naval Argentina la documentación que habilitará la disposición final de estos cascos. También, sin desembolso alguno del Consorcio ni el Estado, serán desguazados tres cascos cuyos titulares se desconocen.

En estas mismas condiciones, dentro de este operativo y a partir del visto bueno del Ministerio de Transporte de la Nación, la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables nacional ya inició los trámites para que similar destino tenga la draga Mendoza 259 C, que años atrás participó aquí de obras de mantenimiento de esta terminal y, considerada fuera de servicio, está amarrada en la Base Naval.

Personal especializado de Prefectura Naval Argentina revisó los pesqueros Young In N°33, Neptuno y Depemás 81, inactivos y con distintos grados de deterioro. Considera viable el reflotamiento de estos cascos mediante uso de bombas de achique.  Como ninguno de estos buques tiene propietario identificado e incluso hay casos de interdicción aduanera, desde el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata y la delegación local de Aduana ya se iniciaron las acciones necesarias para cumplimentar con el trámite de abandono de estas unidades en favor del Estado.

Cumplido el trámite administrativo se las cortará y reducirá a chatarra en el mismo lugar donde están en la actualidad. Esta revisión técnica también permitirá evaluar si alguno de estos cascos puede ser trasladado y sumergido en el parque subacuático Cristo Rey, un espacio preparado para el buceo submarino frente a las playas del Faro, decisión que dependerá del propietario.

Merlini recordó que el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata busca recuperar espacios operativos, en particular para amarres, y en tal sentido se intimó a titulares de buques hundidos o inactivos que los retiren y cumplan con la disposición final de esos cascos. “Se los notificó que deben liberar esos lugares”, dijo. Y remarcó que los gastos que demande el operativo será “100% a cuenta de los armadores”.

El plan integral del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata contempla medidas para optimizar operatividad y recuperación de espacios. Ante la problemática de buques inactivos y semi hundidos en su jurisdicción y con ánimo de facilitar soluciones prevé tarifas especiales para las empresas propietarias de esas embarcaciones durante el tiempo que lleve el operativo de desguace; también sanciones económicas para aquellas intimadas y que no atiendan estos pedidos y hasta intervención de la Subsecretaría de Pesca de la Nación, para conocer el destino de esos permisos de pesca y tomar las medidas correspondientes con sus actuales titulares.

San Antonino: demoran la zarpada de los barcos en memoria a la tripulación

Piden a las empresas armadoras consideración en memoria de la tripulación del barco siniestrado.

La Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca determinó realizar una demora de 24 hs en las zarpadas de los buques del puerto marplatense.

A través de un comunicado, apelan a la consideración de las empresas armadoras, en memoria y respeto del compañero Capitán Claudio Zerboni y su tripulación, a raíz del doloroso naufragio del buque San Antonino.

Así mismo se deja librado a la decisión individual de cada tripulación en los distintos puertos del litoral marítimo, descartando el acompañamiento a la misma.