El Gobierno denunció a la administración de Macri por el envío ilegal de municiones a Bolivia

La presentación apunta tanto al ex presidente como a varios de sus ministros. Los acusa de haber colaborado con «la dictadura que recién había tomado el poder en el vecino país».

El Gobierno presentó hoy una denuncia contra el ex presidente Mauricio Macri y funcionarios de su administración por el presunto «envío ilegal de armamento y municiones a Bolivia» ante la Justicia en lo penal económico.

La denuncia lleva las firmas de los ministros de Justicia, Martín Soria, y de Seguridad, Sabina Frederic, así como de la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y apunta tanto a Macri como a «altas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional» durante su gestión.

La presentación acusa a la administración anterior de haber puesto «material represivo a disposición de la dictadura que recién había tomado el poder en el vecino país, encabezada por Jeanine Áñez, tras el golpe de estado realizado por las fuerzas armadas bolivianas contra el gobierno constitucional de Evo Morales».

«El hecho delictivo consistió en el envío irregular de armamento y municiones a Bolivia, a través de una adulteración en las cantidades y destinaciones declarados en las distintas instancias de control y, en particular, ante el servicio aduanero», afirmaron los funcionarios nacionales en su presentación.

La acusación surgió de la Cancillería de Bolivia, que la semana pasada dio a conocer una carta de 2019 en la que uno de los comandantes de la Fuerza Aérea Boliviana agradeció la «colaboración» al entonces embajador argentino, Normando Álvarez García, y le comunicó que había recibido una lista de de «material bélico».

En la denuncia, los ministros del Gobierno nacional detallaron la lista del armamento que según afirman fue «puesto a disposición de la dictadura boliviana» y que incluiría cartuchos de balas de goma, gases lacrimógenos y granadas de gas.

Además de Macri, en la lista de los denunciados están los ex ministros Patricia Bullrich (Seguridad), Oscar Aguad (Defensa) y Jorge Faurié (Relaciones Exteriores); el ex embajador ante Bolivia Normando Álvarez García; el ex Director General de Aduanas Jorge Dávila y el ex director ejecutivo de la ANMaC Eugenio Cozzi.

También figuran Gerardo José Otero, (ex directo de la Gendarmería Nacional Argentina); Rubén Carlos Yavorski (ex comandante mayor director de Logística de la Gendarmería) y Carlos Miguel Recalde (ex director de Operaciones de la Gendarmería).

La denuncia había sido anunciada horas antes por el ministro Soria, quien sostuvo que a Macri «el Código Penal le queda chico» y agregó: «Es la primera vez que vemos cómo un presidente argentino directamente colabora con la represión y con un golpe de Estado a un territorio hermano, como es Bolivia. Tienen la sangre del pueblo boliviano en sus manos».

Tras anticipar la presentación de la denuncia, Soria consideró «gravísimo» el accionar del gobierno de Macri en noviembre de 2019, cuando según denunció Bolivia envió armamento a ese país en medio de la destitución de Evo Morales.

El ministro de Justicia subrayó que el ex presidente va a «inaugurar los delitos contra la dignidad y la plaza de la Nación». «No se saca armamento o fuerzas militares de la Argentina a otro país así nomás, todo queda registrado; por eso, es abrumadora la cantidad de pruebas que hay. Creo que Mauricio Macri y sus ex funcionarios van a inaugurar los delitos contra la dignidad y la paz de la Nación», señaló Soria.

El ministro explicó que «cuando un funcionario arremete o altera la convivencia con un país hermano con el que se mantiene relaciones amistosas desde hace muchísimo tiempo atrás también es un delito».

«Cuando creíamos que Mauricio Macri y su mejor equipo de los últimos 50 años no nos podía dejar de sorprender, lo hicieron una vez más. Es evidente que el Código Penal ya les queda chico», manifestó Soria.

A la vez, el funcionario nacional señaló que en Bolivia «ya hay gente detenida» por estos hechos, entre quienes figura «el que firmó la nota de agradecimiento al embajador argentino por las 40 mil municiones anti tumulto». (NA)

Bullrich: «Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana»

Bolivia acusó al gobierno de Mauricio Macri de apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales en 2019, con el envío de material bélico al régimen de Añez.

La exministra de Seguridad y titular del PRO, Patricia Bullrich, buscó deslindarse del hecho denunciado por el Gobierno de Bolivia sobre el envío por parte de la gestión macrista de material bélico para reprimir las protestas de los partidarios de Evo Morales en noviembre de 2019, al señalar «nunca» había pasado por sus «manos» un «pedido de material para la Fuerza Aérea Boliviana».

«Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana», afirmó la presidenta del PRO mediante una publicación en sus redes sociales.

En cambio, la dirigente opositora recordó que el país colaboró con Bolivia «enviando gendarmes para proteger la Embajada de Argentina en La Paz».

Ayer Bolivia acusó al gobierno de Mauricio Macri de apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales en 2019, con el envío de material bélico al régimen de Añez, tras lo cual el presidente Alberto Fernández pidió disculpas «en nombre del pueblo argentino» en una carta enviada a su par de Bolivia donde le expresó su «dolor y vergüenza» frente a los hechos descubiertos.

En su publicación de hoy, Bullrich declaró que «se hizo todo lo contrario a lo que manifiesta el presidente (Alberto) Fernández» y sostuvo que «se ayudó a los funcionarios de Evo Morales» y «se resguardó la Embajada Argentina y a los periodistas que estaban bajo el asedio de los manifestantes».

Asimismo, la exfuncionaria dijo que el rol de Gendarmería fue «acompañar hasta la frontera» a «periodistas argentinos que estaban en peligro y a funcionarios del gobierno boliviano» y que «la llegada de los gendarmes argentinos en un avión Hércules» fue pública y se «transmitió en directo por todos los medios». (Telam)

Evo Morales llegó a la Argentina para «quedarse»

En «condición de asilado», según confirmó el canciller, Felipe Solá.

El expresidente de Bolivia Evo Morales aterrizó este jueves en horas de la mañana en la Argentina para «quedarse» en el país en «condición de asilado», confirmó el canciller, Felipe Solá.

   «Aterrizó recién en Ezeiza. Viene para quedarse en la Argentina, porque entra en condición de asilado y después pasará a tener la de refugiado», sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores y Culto.

   En declaraciones a TN, el funcionario nacional señaló que firmó en la noche del pasado miércoles los trámites para aceptarlo como asilado y precisó que en los próximos días solicitará su declaración como refugiado.

    A la vez, el jefe de la diplomacia argentina señaló que «no está previsto» un encuentro entre Morales y el presidente Alberto Fernández para este jueves, aunque no descartó la posibilidad de que haya «un llamado telefónico». 

   Evo Morales renunció el pasado 10 de noviembre a la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia en medio de una dura crisis que fue considerada por el actual mandatario argentino, Alberto Fernández, como «un golpe de Estado». 

   Al respecto, Solá consideró que el de la presidenta interina del país del Altiplano, Jeanine Añez «es un Gobierno de facto». (NA)

Alberto Fernández dijo que el canciller Faurie es «un hecho desgraciado en la historia de la diplomacia argentina»

De esta manera el presidente electo contestó a la prensa, en el marco de la presentación de un libro, al ser consultado sobre la postura y las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores por la crisis política, social e institucional de Bolivia.

El presidente electo Alberto Fernández dijo que el canciller Jorge Faurie es «un hecho desgraciado en la historia de la diplomacia argentina».

De esta manera Fernández contestó a la prensa, en el marco de la presentación de un libro, al ser consultado sobre la postura y las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores por la crisis política, social e institucional de Bolivia.

Tras agradecer nuevamente a los mandatarios latinoamericanos que ofrecieron ayuda al ex presidente boliviano Evo Morales, quien viajó a México, que le concedió asilo político, Fernández se pronunció con dureza sobre Faurie.

Ante una pregunta sobre el funcionario del gobierno de Mauricio Macri, el presidente electo afirmó: «Faurie es un hecho desgraciado en la historia de la diplomacia argentina».

Faurie dijo hoy que «no están los elementos para describir esto como un golpe de Estado» porque «las Fuerzas Armadas no han asumido el poder».

Y pidió una salida institucional a la crisis en Bolivia al sostener que «lo que no tiene que ocurrir es que alguien asuma un papel que no le asignó la Constitución». (Télam)

La Universidad de Mar del Plata pide restaurar la democracia e institucionalidad en Bolivia

La Universidad Nacional de Mar del Plata adhiere a la posición expresada por el Consejo Interuniversitario Nacional – CIN del cual forma parte activa, rechazando el Golpe de Estado en Bolivia.

La Universidad Nacional de Mar del Plata adhiere a la posición expresada por el Consejo Interuniversitario Nacional – CIN del cual forma parte activa, rechazando el Golpe de Estado en Bolivia y manifestando que la salida a la crisis pasa por restaurar de manera urgente la Democracia y la institucionalidad, rechazando toda forma de violencia.

Desde el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) de Argentina expresaron su solidaridad con el pueblo boliviano y el firme rechazo al golpe de estado que se llevó a cabo en el hermano país, donde se forzó las renuncias del presidente constitucional Evo Morales Ayma y el vicepresidente Álvaro García Linera.

«Asistimos con mucha preocupación al regreso de la tutela sobre nuestras democracias por parte de las fuerzas armadas y de seguridad que, de esta manera, subvierten su función constitucional y le dan la espalda a las decisiones de nuestros pueblos. Además, la actitud violenta de grupos que han desoído los llamamientos internacionales y del propio gobierno de Bolivia conmociona y avasalla todas las normas y principios de la vida democrática en la región latinoamericana», señalaron.

«Queremos instar al inmediato cese de hostilidades contra el pueblo y reclamar la inmediata salida a través de la vía constitucional, con democracia y respeto total a las leyes», agregaron.

Finalmente, solicitaron que los presidentes elegidos democráticamente en América Latina y el mundo condenen estas prácticas antidemocráticas y contribuyan al re establecimiento del dialogo y la paz social en el país hermano, con todas las garantías para que el pueblo pueda elegir con libertad.