Desbaratan banda acusada de ingresar droga a cárceles mediante servicio de lavandería

La Justicia Federal marplatense desbarató una organización acusada de ingresar estupefacientes para su venta a internos de los penales de Batán y La Plata utilizando el servicio de lavandería de ambas cárceles y con la presunta connivencia de integrantes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

La Justicia Federal marplatense desbarató una organización acusada de ingresar estupefacientes para su venta a internos de los penales de Batán y La Plata utilizando el servicio de lavandería de ambas cárceles y con la presunta connivencia de integrantes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), informaron fuentes judiciales.

De acuerdo a la investigación realizada por la fiscal Laura Mazzaferri y el juez Santiago Inchausti, al menos desde 2008 y hasta abril de 2017 el principal acusado aprovechó su pasado como agente del SPB para firmar un convenio en el marco del Programa de Reinserción «Incluirse».

La empresa utilizaba de manera exclusiva las instalaciones de los penales, por lo que no tuvo que realizar una inversión de capital propio y, al mismo tiempo, aprovechaba la mano de obra precaria brindada por los internos que lavaban la ropa blanca quirúrgica a clínicas y sanatorios privados de Mar del Plata y de La Plata.

El acceso al área de lavandería -que por cuestiones funcionales exigía el ingreso de rodados con bolsones de ropa- habría sido el medio idóneo para que los sospechosos pudieran ingresar de manera oculta a la unidad penal estupefacientes que luego serían vendidos a los internos.

Según informó en su web el Ministerio Público Fiscal (MPF), por la gran cantidad de trabajo que desplegaba el área de lavadero, la firma comenzó a obtener alto rendimiento económico.

El rol del principal acusado fue clave: su labor dentro del SPB -desde 1990 hasta 2006, cuando fue declarado prescindible- le permitió obtener, mediante una contratación directa firmada por su madre, el beneficio de la explotación de las máquinas del área de lavandería de las Unidades X de Melchor Romero y XV de Batán y una vez posicionado en el lugar, organizar una sociedad delictiva.

Otra persona ejecutaría dentro de la cárcel de Batán las órdenes que el líder daba desde La Plata, encargándose incluso de gestionar los pagos de los reclusos.

En algunas oportunidades debía recurrir a otro implicado, quien a través de su financiera descontaba cheques de la empresa en cuestión y obtenía una ganancia propia al cobrar un 2 % del valor total de la suma a percibir.

Con este accionar beneficiaba a quien lideraba la asociación en el ocultamiento de su dinero.

Por otro lado, otro hombre ejecutaba de manera directa las órdenes pero en la cárcel de Melchor Romero, y habría sido también el contacto mediante el cual el SPB puso en conocimiento del líder de la banda que la firma de lavandería industrial estaba siendo investigada.

Por último, otra persona facilitó a través de su cooperativa el cobro de cheques que recibió la firma, sin tener que pagar los impuestos que son exigidos dentro del sistema financiero formal.

Las pertenencia del principal acusado al SPB le habría permitido quedar bajo el amparo de una connivencia por parte de algunos funcionarios que permanecieron en el organismo, y así poder ingresar a explotar el área de lavandería sin control alguno de cumplimiento de cargas sociales, jornadas laborales ni medidas de seguridad e higiene.

La Fiscalía encuadró los hechos en los delitos de asociación ilícita, lavado de dinero –con el narcotráfico entre los delitos precedentes- e infracciones a la ley penal tributaria.

A raíz de esto, en los últimos días el juez Inchausti ordenó la declaración indagatoria de un funcionario del SPB y de un ex director jubilado de la unidad de Batán y de un empleado civil de la firma de lavandería, acusados de los mencionados delitos y ahora debe resolver las situaciones procesales de los involucrados. (Télam)

Desbaratan banda que otorgaba préstamos con fines de usura

Los denominados préstamos «por goteo», o «gota a gota», son una modalidad de usura que pone en riesgo el patrimonio de los eventuales damnificados en caso de incumplimiento.

Agentes federales de la División Unidades Operativas de Investigación Criminal de Mar del Plata desarticularon una organización que se dedicaba al otorgamiento de micro préstamos de dinero en efectivo en la modalidad “gota a gota”, con fines de usura y lavado de activos, en las ciudades de Olavarría y Mar del Plata. 

Los denominados préstamos «por goteo», o «gota a gota», son una modalidad de usura que pone en riesgo el patrimonio de los eventuales damnificados en caso de incumplimiento. Este perverso mecanismo especula con las necesidades urgentes de los clientes, los cuales reciben a sola firma el préstamo en efectivo, sin necesidad de presentar aval o garantía alguna. Debido a que la organización se halla al margen de los lineamientos legales, no posee la capacidad de cursar una demanda en caso de falta de pago. Por lo tanto, acude a acciones violentas hacia los clientes, quienes pueden llegar a sufrir extorsiones, amenazas físicas, daños a bienes y amenazas de muerte a familiares, para exigir y recuperar la inversión realizada.

Las presentes detenciones están relacionadas a una investigación realizada en Noviembre del año pasado, en el cual se detuvo a siete personas de, en su mayoría, origen colombiana. Con relación a dicho procedimiento y luego de posteriores tareas investigativas llevadas a cabo por el personal policial, se logró localizar a otras tres personas en la ciudad de Mar del Plata que realizaban el mismo delito y quienes se presume que destinaban la ganancia hacia otros sujetos en la República de Colombia.

A raíz de ello, el Juzgado Federal Nº 1 de Mar del Plata, a cargo del Dr. Santiago Inchausti, Secretaría del Dr. Pedro Hooft, ordenó el allanamiento de tres domicilios en simultáneo, dos ubicados en Mar del Plata en las calles Wilde al 1900 y Daglio al 3300 y el restante en Olavarría, en la calle Tierra del Fuego al 1600; logrando la localización de las tres personas y el secuestro de 173.545 pesos en efectivo, 12 plantas de marihuana, 4 teléfonos celulares, 5 notebooks y demás documentación con anotaciones contables de interés para la causa. 

Los acusados, un hombre argentino y dos mujeres, una colombiana y otra argentina, junto a los elementos secuestrados, quedaron a disposición del magistrado interventor en la causa por la “Ley de Lavado de Activos”.

Desbaratan banda narco que operaba en la costa atlántica

Fue a partir de la detención de uno de los miembros de la organización tras ser interceptado con droga en el ingreso a Pinamar.

Una banda narco integrada por tres personas, que se dedicada a la comercialización de estupefacientes en distintas regiones de la costa atlántica, fue desbarata por la Policía de la Provincia de Buenos Aires en el marco del Operativo Sol 2018, luego de una serie de allanamientos realizados  a partir de la captura de uno de los miembros de la organización que fue interceptado en la entrada de Pinamar cuando se disponía a ingresar con cocaína que traía del conurbano.

La primera detención se produjo el domingo por la madrugada en el cruce de rutas 11 y 74 (ingreso a Pinamar) y estuvo a cargo de oficiales pertenecientes a la SubDDI Villa Gessel con la colaboración de la Policía Vial, quienes en poder del acusado, un hombre de 44 años,  secuestraron 800 gramos de cocaína.

Este sujeto, domiciliado en la localidad balnearia de Ostende, realizada viajes con frecuencia al conurbano bonaerense para conseguir la droga que luego fraccionaba y comercializaba en distintas zonas de la región.

A partir de su captura, la Policía comenzó con una ardua investigación que permitió constatar que el detenido operaba en conjunto con otro hombre y con una mujer.

Ante ello y, con aval judicial, los efectivos montaron los operativos que posibilitaron la captura del resto de los sospechosos y el desbaratamiento total de la organización delictual.

Los procedimientos se llevaron a cabo en las localidades de Chascomús, Castelli, Ostende y Villa Gessel, donde la Policía incautó medio kilo más de cocaína, trozos de marihuana y cuatro armas de fuego (un revólver calibre 38, una pistola calibre 22 y dos rifles). 

Los tres detenidos quedaron a disposición de la justicia.

Intervienen en la causa la UFID N° 6 de Villa Gesell a cargo de la Dra. Verónica Zamboni, y  la Ayudanta Fiscal de Estupefacientes de Villa Gesell a cargo del Dr. Sergio García

AFIP desactivó una banda que evadía impuestos en el sector pesquero

La investigación arrojó que los implicados actuaban en nombre de personas indigentes.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizó 23 allanamientos para desbaratar a una asociación ilícita fiscal del sector pesquero que utilizaba usinas de facturas apócrifas para evadir impuestos. Ya hay una orden de detención sobre un contador que sería integrante de la banda.
     La maniobra consistía en crear empresas y facturar en nombre de personas de bajos recursos económicos, quienes eran reclutados y que oficiaban de “prestanombre”, tanto como personas físicas como para crear empresas.
   La AFIP solicitó el embargo sobre cuentas bancarias y prohibición de moverhacienda de un feed lot, que es donde se invertirían las ganancias de estas maniobras, sobre las 7 personas que integrarían la asociación ilícita fiscal.
     Interviene el Juzgado Federal de Mar del Plata, que a su vez trabajó con un exhorto del Juzgado Federal de Concepcion del Uruguay.

 

Entraderas: desbaratan banda tras violento robo a pareja de ancianos

A raíz de una entradera sufrida por un matrimonio de ancianos el pasado viernes, se logró avanzar con una investigación y en las últimas horas detuvieron a cinco personas, luego de una serie de allanamientos.

Entre los objetos encontrados había un Handy con la frecuencia policial y se pudo constatar que mantenían contactos con un delincuente que cumple arresto domiciliario.

Durante una conferencia de prensa realizada en la Jefatura Departamental, el titular de la DDI comisario Darío Torres, y el fiscal Mariano Moyano, brindaron detalles del resultado de los allanamientos.

En total se realizaron cinco en diferentes domicilios de la ciudad dando como resultado la detención de cinco personas mayores de edad.

Personal de la comisaría Séptima con el apoyo del GAD, DDI y la División Drogas Ilícitas, secuestró armas de fuego objetos de valor que habrían sido robados a esta pareja de ancianos, teléfonos celulares, y una plantación de marihuana.

Todos los detenidos fueron trasladados a la UP 44 de Batan.