Un grupo de investigadores de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), junto al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) y Prefectura, realiza una campaña en las inmediaciones de Mar del Plata, en el marco de un proyecto para detectar plásticos con imágenes satelitales ópticas y de radar.

De acuerdo a una publicación de La agencia Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTyS), la iniciativa forma parte de un plan de trabajo de la Agencia Espacial Europea que tiene como objetivo desarrollar un producto satelital capaz de monitorear la presencia de macroplásticos, es decir piezas de un tamaño mayor a cinco milímetros, en el agua.

Sobre el resultado de las primeras investigaciones, los especialistas detectaron una gran presencia «desechos provenientes de la actividad pesquera, como cajones de pescado, redes y tanzas».

También, se registraron «residuos derivados de la actividad turística como botellas y bolsas plásticas, que forman parte de la basura costera que luego finaliza mar adentro», enfatizaron los especialistas.

Según indicaron los profesionales, se realizaron pruebas con un espectro-radiómetro en la zona, un instrumento que permite medir la radiación que emiten los diferentes elementos de la superficie, cuyos datos servirán para avanzar en la validación de la información brindada por los satélites.

«En primer lugar, depositamos a modo de referencia, una serie de cajones plásticos para que floten y luego capturamos imágenes con satélites ópticos, con el objetivo de desarrollar un algoritmo para poder identificar y hacer un seguimiento de los restos plásticos existentes en el agua, a través del escaneo satelital y contribuir a la planificación de campañas para la extracción de los mismos», explicó Sebastián Heredia, especialista perteneciente al área de Gerencia de Vinculación Tecnológica (Conae).

A su vez, el especialista indicó «la idea también es luego sumar imágenes del satélite SAOCOM, ya que, con información conjunta de lo que son los radares de aperturas sintéticas y los satélites ópticos, se va a poder obtener mayor información articulada», agregó el especialista.

Por su parte, el ingeniero agrónomo Pedro Rivolta, quien forma parte del equipo, destacó que «este tipo de campañas son importantes porque los descartes plásticos son cada vez mayores, y la idea de este monitoreo no sólo es aportar soluciones, sino que se puedan aplicar normas o leyes para poder controlar esta situación». (Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *