En una nueva edición del Plan Forestar, que lleva adelante el Ente Municipal de Servicios Urbanos (EMSUR), durante este año se plantaron más de 1300 árboles con una variedad de más de 30 especies.

La mayoría de los ejemplares son provenientes del vivero municipal forestal, donde se ratificó el espíritu de esta iniciativa que busca forestar, reforestar y generar un recambio en el arbolado a lo largo y ancho de la ciudad.   

En rigor, se plantaron 1360 ejemplares, en 55 barrios del Partido de General Pueyrredon, con una variedad que incluyó 37 especies exóticas y nativas y entre las que se encuentran plátanos, fresnos, acer sacharinum, lagestroemias, ceibos, jacarandás, talas y tecomas.   

En el transcurso del 2023 se trabajó con vecinos, sociedades de fomento, instituciones sociales, eclesiásticas, deportivas, ONG, escuelas y empresas que colaboraron en las plantaciones, y cuyos referentes serán los encargados del cuidado de esos árboles, en particular, durante sus primeros cuatro años de vida.  

En ese sentido, se fortaleció el trabajo con las sociedades de fomento, alcanzando a 22 entidades, que representaron el 35% del total de árboles colocados. 

Además, se llevaron a cabo jornadas de plantación con nueve escuelas primarias y tres jardines de infantes públicos y privados.

Como desde sus inicios, en cada encuentro se brindan charlas sobre la preservación de los ejemplares arbóreos, control de hormiga y frecuencia de riego, beneficios ambientales del bosque urbano y asesoramiento técnico. 

Plan Forestar

El Plan Forestar está orientado al concepto de sostenibilidad, teniendo en cuenta como objetivos fundamentales alcanzar un nivel de vida amigable con el ambiente en equilibrio con las condiciones económicas y sociales y sin comprometer los recursos para las generaciones futuras. En ese sentido, se trabaja en el recambio de especies, en la forestación y reposición de la masa forestal, como así también en el relevamiento del estado del arbolado urbano del Partido de General Pueyrredon.

Desde la perspectiva de la educación ambiental, en tanto, a través de las forestaciones se busca crear conciencia en la comunidad, con hincapié en los más chicos, en torno al arbolado urbano y sus beneficios ambientales. Tanto es así que a menudo esta actividad se da en el marco de las visitas a las instituciones educativas que lleva adelante el Programa Prevenir que impulsa el EMSUR.


Deja un comentario

Deja tu comentario