Autoridades del sector turístico de localidades de la costa bonaerense admitieron que esta temporada de verano comenzó con «una merma» de visitantes respecto a años anteriores pero señalaron que con el crecimiento que hubo en la segunda quincena se «está cumpliendo con las expectativas» de un verano «atípico» signado por la situación económica.

Consultados por Télam, funcionarios de Pinamar, del partido de La Costa, Necochea, Mar Chiquita, Mar del Plata y General Alvarado coincidieron en que los picos más importantes de afluencia turística se dan durante los fines de semana dado que mucha gente «elige venir de viernes a domingo y pasar unos días de vacaciones».

El director de Turismo de Pinamar, Pablo Rodríguez, explicó a esta agencia que el Observatorio Turístico y Económico de la comuna «relevó un 84% de ocupación hotelera para esta primera quincena de enero.

En la localidad de Cariló alcanzó el 96% de ocupación, Ostende el 86%, Valeria del Mar 81% y Pinamar 76%, precisó.

El funcionario enfatizó que «es realmente un orgullo que tantas familias nos sigan visitando para construir sus recuerdos más lindos a pesar de la situación económica que nos afecta a todos».

El secretario de Turismo del partido de la Costa, Guillermo Favale, afirmó que transcurridos los primeros días de enero, «la temporada es de regular a buena, y está cumpliendo con las expectativas» en las 14 localidades que conforman este tradicional destino bonaerense.

«Por ejemplo, en la hotelería, si hacemos la medición actual en la última semana tuvo una ocupación del 53%. Si la comparamos con el año anterior, estamos hablando de la primera semana de enero era del 91%, por lo que tenemos una merma del 38%» detalló, al basarse en registros oficiales del municipio, los cuales marcan que en las cabañas la ocupación es total.

En el caso de Mar del Plata , el director del Ente Municipal de Turismo y Cultura, Bernardo Martin, dijo que fueron en total 666.083 las personas que eligieron la ciudad en la primera quincena del año.

La cifra representa un 5,7 por ciento menos que el arranque de enero en 2023, cuando el número de turistas fue de 706.175, puntualizó.

Por su parte, el secretario de Turismo de Mar Chiquita, Diego Ginestra, señaló que «la primera semana del año la comenzamos con una ocupación del 70 % y ya la segunda creció a un 75%. En los espectáculos, restaurantes y bares se nota mucha merma debido a la situación económica del país. Son vacaciones muy austeras donde la gente baja a la playa con sus viandas y hay muy poca afluencia de publico en locales gastronómicos», agregó.

El secretario de Turismo de General Alvarado, Alejandro Frezzia, sostuvo que «la primera quincena tuvimos una ocupación promedio del 72% y debido a la situación económica de la Argentina los comercios tienen una merma en sus ventas que va del 25 % al 40%».

«En esta segunda quincena ya contamos con una mejor ocupación del 75% con picos los fines de semana del 90% ya que la gente elije venir de viernes a domingo y así pasar unos días de vacaciones en el contexto socioeconómico que estamos viviendo», remarcó desde Miramar.

El secretario de Turismo de Necochea, Matías Sierra, dijo que «es una temporada especial y atípica donde las medidas tomadas en Nación no ayudaron mucho a lo que veníamos trabajando, donde hemos pasado de ocupaciones del 90 a 95 por ciento en años anteriores a tener hoy entre el 70 a 75 por ciento». (Télam)


Deja un comentario

Deja tu comentario