De sur a norte de Argentina, miles de personas salieron a festejar el triunfo de la Selección Nacional de Fútbol, y las principales ciudades se tiñeron de celeste y blanco luego de sufrir un vibrante partido frente a equipo de Países Bajos en los cuartos de final del mundial de Qatar.

En la Ciudad de Buenos Aires, una gran cantidad de hinchas rodeó el Obelisco apenas se consumó la victoria por penales de la selección, lo que aseguró su pase a la semifinal de Qatar 2022.

Al igual que cuando la selección derrotó a Polonia y superó la fase de grupos, y cuando venció a Australia en octavos de final, una marea humana vestida de celeste y blanco se acercó al mítico monumento porteño, ubicado en la céntrica Plaza de la República.

La Policía de la Ciudad desplegó, desde antes de inicio del partido, un amplio operativo de seguridad en las inmediaciones y dispuso un vallado sobre la avenida Corrientes.

El nombre de Lionel Messi se destacó en las espaldas de las y los eufóricos simpatizantes que, felices con el resultado, avanzaron sobre la zona con orgullo por «la Scaloneta», haciendo sonar bombos, cornetas y trompetas. Muchos de ellos lucieron gorros tipo Piluso, rostros maquillados con los colores celeste y blanco y banderas argentinas colgadas del cuello.

Mientras tanto, en las inmediaciones de las pantallas gigantes instaladas por el Gobierno porteño en la plaza Seeber, de las avenidas Del Libertador y Sarmiento, el Parque Centenario y el Parque de la Ciudad, podía verse el mismo espectáculo festivo inspirado en la victoria del seleccionado argentino de fútbol.

En Córdoba y desafiando los 41 grados de temperatura, numerosas y ruidosas caravanas de vehículos, provenientes de distintos barrios, se desplegaron por las calles y avenidas de la ciudad capital, para festejar el triunfo de Argentina.

En tanto, numerosos peatones y grupos de familias comenzaron a confluir en la zona comercial del Patio Olmos, en avenida Vélez Sarsfield y boulevar San Juan, en pleno centro capitalino, portando banderas, bombos, carteles y cánticos alusivos al «Dibu héroe…»; «vamos, vamos Argentina que llegamos a la final…», en tanto el cuadro era similar en los bares de los alrededores.

Luego de un sufrido partido, bajo un cielo amenazante y con altísimas temperaturas los rosarinos peregrinaron desde distintos barrios de esa ciudad hacia el Monumento Nacional a la Bandera para unirse al júbilo compartido de una multitud que superó la masividad de anteriores festejos.

La lluvia no se hizo esperar y treinta minutos después del gol de Lautaro Martínez que colocó al seleccionado argentino en la semifinales, unos chaparrones empaparon a la concurrencia que lejos de amedrentarse, festejó y cantó más fuerte para «bancar a Lionel».

Llantos, gritos y abrazos se repartieron por igual entre amigos, familiares y desconocidos frente a la proa del emblemático Monumento.

En un jolgorio como no se vio en otros triunfos del seleccionado albiceleste, la tierra de Lionel Messi, Ángel Di María y Lionel Scaloni festejó un épico triunfo más en el camino a la Copa del Mundo.

En tanto, miles de mendocinos y turistas colmaron de alegría y colores celeste y blanco las calles del centro de la ciudad capital y de San Rafael, al sur de Mendoza, en un sólo grito de aliento por el triunfo obtenido por la selección argentina en Qatar 2022.

Todo fue festejo albiceleste entre familias enteras de mendocinos por el kilómetro cero y las principales avenidas de la capital provincial, como la avenida Hipólito Yrigoyen y Rotonda del Mapa en San Rafael, al sur de Mendoza con la confianza puesta en el próximo partido de la semifinal.

Al festejo popular, se sumaron otros tantos cientos de turistas de distintas localidades que vieron el partido contra Países Bajos en Mendoza, en medio del fin de semana extra largo.

En la ciudad de Mar del Plata, más de 120 mil personas eligieron ver el partido en el «Fan Fest» ubicado en la zona de playa de Paseo Las Toscas.

Pasadas las 14 horas tanto turistas que visitan «la feliz» en este fin de semana extra largo, como locales se apostaron en esa zona de playa donde en esta oportunidad se contó con una pantalla 360° para ver un nuevo partido de la «Scaloneta».

Para soportar las altas temperaturas de 30° muchos se acercaron con heladeras y bebidas frescas, sombreros, lonas, reposeras y sombrillas además de vuvuzelas y miles de banderas celestes y blancas.

Bajo una bandera gigante con los colores de Argentina que rezaba «Dibu te amamos» Guido Azzaretti de Junín quien llegó con su familia a Mar del Plata en este fin de semana largo dijo a Télam «este sufrimiento que pasamos nos hace sentir que nuestro equipo es el mejor y que se la juega al mil por mil».

Por su parte Amalia y Raquel dos amigas de Olavarría con sus gorros celestes no dudaron en decir «este escenario fue el ideal para ver el partido que nos llevó con emoción y angustia por momentos a la semifinal de este mundial de Qatar».

Los habitantes de Bahía Blanca, la ciudad de Lautaro Martínez y Germán Pezzella, salieron también a festejar el triunfo con camisetas de la selección, gorros, banderas y rostros con los colores celeste y blanco.

Los festejos se llevaron a cabo en el Teatro Municipal, el el centro de la ciudad.

Con canticos alusivos acompañados por las bocinas de los vehículos los festejos además se extendieron por otras calles de la ciudad.

Festejos similares había en localidades cercanas como Punta Alta, Tres Arroyos, Monte Hermoso, entre otras.

En Tierra del Fuego, una multitud salió esta tarde a las calles de la ciudad de Ushuaia a festejar ante el asombro de turistas nacionales y cruceristas extranjeros que pueblan el Fin del Mundo durante el fin de semana largo.

El pasaje de Argentina a semifinales, tras la definición por penales, fue festejado sobre todo en el centro de la ciudad, con puntos de mayor concentración en la avenida San Martín y la Plaza Cívica, sobre la costa del Canal Beagle.

El encuentro del seleccionado fue seguido en distintos puntos de aliento, como el ex casino convertido en centro de capacitación para la industria del conocimiento, y en el shoping «Paseo del Fuego», donde se instalaron pantallas gigantes.

(Telam)

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *