El papa Francisco nombró como «administrador apostólico» de la diócesis de Mar del Plata al obispo Ernesto Giobando tras la renuncia de Gustavo Larrazábal luego de poco más de un mes de su designación.

Larrazábal había sido nombrado para esta posición el 13 de diciembre de 2023 pero aún no había asumido oficialmente su cargo en la sede marplatense y estaba previsto que asumiera el 20 de enero próximo, en el marco de una celebración prevista para las 18 en la catedral de los Santos Pedro y Cecilia.

En un mensaje transmitido a través de Prensa del Arzobispado de San Juan, se dirigió a los feligreses. «Les comparto que luego de un proceso de discernimiento y oración realizado muy a conciencia, he llegado a la conclusión de que no es oportuno asumir el gobierno pastoral de la diócesis de Mar del Plata y le he presentado mi renuncia al Papa Francisco, quien con mucha comprensión la aceptó. Por esta razón, continuaré mi servicio como obispo auxiliar de nuestra Arquidiócesis. Unidos en oración por toda la Iglesia», señaló el mensaje.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede en su Boletín diario de este 17 de enero 2024 informa que el Santo Padre Francisco ha aceptado la renuncia de Monseñor Gustavo Larrazabal, al encargo de Obispo de Mar del Plata, y ha nombrado a Monseñor Ernesto Giobando, Obispo Auxiliar de Buenos Aires, Administrador Apostólico de la misma Sede Vacante.

Asimismo, el Santo Padre ha decretado que Larrazabal, siga como Obispo Auxiliar de San Juan de Cuyo conservando la Sede titular de Buslacena.

Al parecer, existirían denuncias en contra de Larrazábal por supuestos delitos de acoso y abuso de poder, registrados entre 2007 y 2013, formuladas por una mujer residente en la diócesis que iba a asumir.

Giobando, de 64 años, nació en Santa Fe de la Vera Cruz, entró a la Compañía de Jesús el 7 de diciembre de 1978, realizó los estudios eclesiásticos en la facultad de filosofía y teología de San Miguel y en el Colegio Máximo San José.

Ordenado sacerdote el 17 de noviembre de 1990, ha sido superior de la Residencia Regina Martyrum en Buenos Aires (2004-2013); Secretario Nacional del Apostolado de la Oración en Argentina (2004-2013) y director nacional del Movimiento Eucarístico Juvenil.

En 2014 el papa Francisco nombró al jesuita Ernesto Giobando como obispo auxiliar de Buenos Aires.

Además, fue encargado de la Pastoral de Adultos (1999-2013) en la arquidiócesis de Buenos Aires y es autor de diversas publicaciones sobre el matrimonio y la espiritualidad.

Giobando, quien conoce a Jorge Bergoglio desde los 15 años, se convirtió en el quinto obispo jesuita en la historia del Episcopado argentino.


Deja un comentario

Deja tu comentario