El programa Cuota Simple, que sustituye a Ahora 12, entró en vigencia este jueves y estará vigente hasta el próximo 31 de mayo, con el objetivo de fomentar el consumo brindando la posibilidad de financiar compras en tres y seis cuotas fijas -quedando discontinuadas las 12, 18 y 24 cuotas- con tarjetas de crédito bancarias y «con la tasa más baja del mercado», destacaron desde el Ministerio de Economía y de la Secretaría de Comercio.

La tasa es del 85% del interés de los plazos fijos que establezca el Banco Central (BCRA) para 30 días, actualizándose de forma automática al tercer día hábil posterior a que el BCRA eventualmente la modifique.

Es decir, con el porcentaje subsidiado por el Estado, la tasa de Cuota Simple sería de 93,5%.

El área de Comercio reglamentó Cuota Simple a través de la resolución 50/2024 publicada el último viernes en el Boletín Oficial.

Una de las modificaciones de Cuota Simple es que únicamente ofrecerá modalidades de tres y seis cuotas, discontinuando las de 12, 18 y 24 cuotas.

«En el marco de las políticas impulsadas por el Ministerio de Economía, mediante las cuales se promueve un Plan de Estabilización para terminar con el déficit fiscal y llevar adelante una desregulación de la economía que libere a las fuerzas productivas del peso del Estado, resulta oportuno y conveniente las distorsiones que pueda implicar el programa», argumenta la resolución sobre la eliminación de dichas opciones de cuotas.

Además, según los antecedentes del programa predecesor (Ahora 12), las tres y seis cuotas son las más elegidas por los consumidores, totalizando un 80% de las transacciones, por lo que se acordó optar por estos plazos.

La medida surge a raíz del trabajo compartido entre el BCRA, las instituciones bancarias y el área de Comercio, con el objetivo de promover el desarrollo económico, incentivando la inversión productiva y la demanda de bienes y servicios a través del otorgamiento de facilidades de pago en cuotas fijas.

Con Cuota Simple, cuyo alcance es nacional y está disponible todos los días de la semana en tiendas físicas y virtuales adheridas, los consumidores podrán realizar sus compras en cuotas dentro de un universo que abarca 30 categorías de productos de fabricación nacional, incluyendo línea blanca, indumentaria, calzado y marroquinería; celulares 4G, muebles, bicicletas, motos, servicios educativos, colchones y libros.

También abarca anteojos y lentes de contacto; artículos de librería, juguetes y juegos de mesa; servicios técnicos de electrónica y electrodomésticos para el hogar; neumáticos, kits de conversión de vehículos a GNC, repuestos de autos y motos, instrumentos musicales y computadoras, notebooks y tablets.

Del mismo modo se incluyen artículos de iluminación, televisores y monitores; perfumería, pequeños electrodomésticos, servicios de preparación para el deporte, equipamiento médico, maquinaria y herramientas; espectáculos y eventos culturales; elementos durables de cocina; servicios de reparación de autos y motos; y kits para la conexión domiciliaria a los servicios públicos de agua y cloacas.

Por otro lado, quedaron afuera del programa Cuota Simple los rubros de materiales y herramientas para la construcción (con productos como cemento, ladrillos, chapa, aberturas, pintura, caños y cerámicos), al igual que turismo (pasajes, alojamientos y paquetes de viajes), balnearios, cuidado personal (peluquerías y centros de estética) y servicios de instalación de alarmas.

En tanto, en el rubro de motos se eleva el precio máximo de productos abarcados por el programa a $ 1.300.000; anteojos y lentes de contacto a $ 97.000; equipamiento médico a $ 1.160.000; y espectáculos y eventos culturales a $ 62.000.

(Télam)


Deja un comentario

Deja tu comentario