En la Misa de Clausura de la 49 Marcha de la Esperanza y frente a miles de peregrinos que acompañaron a la Virgen desde la Gruta de Lourdes, el padre obispo agradeció y felicitó a los caminantes por su fervor y amor a la Virgen. “María es la capitana del partido de la alegría de Dios”. También saludó a las personas que siguen la transmisión por las redes y radios del obispado.

Bajo el lema «Madre, ruega por nosotros», se realizó la edición 49 la Marcha de la Esperanza en Mar del Plata el día de la Virgen, el 8 de diciembre y la salida fue desde la Gruta de Lourdes.

El recorrido fue el habitual. Comenzó en la Gruta de Lourdes, Magallanes 4051, desde allí se caminó hasta la parroquia San Antonio, en Elpidio González 203.

Luego se dirigieron a la parroquia Jesús Obrero, en Lisandro de la Torre 790, de ahí a la parroquia San José, en Matheu 3351 y la anteúltima parada -alrededor de las 19- fue la Asunción de la Santísima Virgen en Santa Fe 2973, para llegar aproximadamente a 20.30 a la Catedral, donde se ofició una misa en las escalinatas presidida por el padre obispo Gabriel.

En su homilía el padre obispo Gabriel dijo: “en el día de la Inmaculada estamos clausurando la Marcha de la Esperanza número 49. Y lo hacemos en la fiesta de la Virgen junto a todos los peregrinos y lo invito a que podamos jugar junto 3 partidos. El partido de Dios. El segundo puntito es el partido de María y el tercero es el partido de la alegría».

«Con la fuerza de Dios y la intercesión de María juguemos juntos el partido de la alegría que nos viene de Dios. La alegría del Evangelio y alegría que el Ángel le trasmite justamente a María. Dejemos que María sea la capitana de nuestra vida», resaltó ante los fieles.

Finalmente, Mlnesñor Mestre señaló: “María es la capitana del partido de la alegría de Dios” y nos enseñe a jugar el partido de Dios y el partido de la alegría siempre y en toda circunstancia».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *