El intendente municipal Guillermo Montenegro y el obispo Gabriel Mestre encabezaron, este lunes, la tradicional ceremonia de bendición de aguas y quedó formalmente inaugurada la temporada 2022/2023 en Mar del Plata.

El acto se desarrolló en la Plazoleta Ing. Lagrange, en el Paseo Jesús de Galíndez, en Playa Varese y contó con la presencia del Ente Municipal de Turismo, Bernardo Martín y funcionarios municipales e invitados especiales.

Allí, el Obispo de Mar del Plata llamó a la población a pedir «fuerza a dios, cada uno desde su fe en particular, para que en Mar del Plata y Batán podamos jugar el partido de la fe, de la esperanza y el amor que nos lleve en serio al trabajo, la producción, al diálogo y al encuentro».

«Pedimos a dios que bendiga a nuestra ciudad, a todos los trabajadores y a los turistas que no visitarán durante el verano», dijo antes de finalizar con la oración del Padrenuestro.

Por su parte, el intendente Guillermo Montenegro, dijo que «Mar del Plata es la ciudad que une a todos los argentinos» y apeló a «seguir buscando encuentros en estos momentos tan complejos«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *