Woman hands holding red heart, health care, donate and family insurance concept, world heart day, world health day, Valentine's day concepts

Buenos Aires, 6 de marzo de 2023 ‚Äď La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte a nivel mundial en ambos sexos.

Las estad√≠sticas vitales publicadas por el Ministerio de Salud¬†indican que en Argentina la principal causa de muerte se debe a la enfermedad cardiovascular; incluso, en el a√Īo 2020 durante la pandemia COVID 19, la muerte por enfermedad cardiovascular fue responsable del 27,3% del total de las muertes, superando a la causa infecciosa.

Así lo advirtieron desde la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) y la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) en el marco del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora el 8 de marzo.

A pesar de esta realidad, la percepci√≥n del riesgo de enfermedad cardiovascular es baja en la poblaci√≥n, en particular entre las mujeres. En el a√Īo 2006 el √Ārea Coraz√≥n y Mujer ‚ÄėDra. Liliana Grinfeld‚Äô realiz√≥ una encuesta de percepci√≥n de enfermedad cardiovascular a mujeres residentes en la ciudad de Buenos Aires y AMBA y en esta qued√≥ expuesto que el 53,8% de las mujeres consideraba a los tumores como la principal causa de muerte y s√≥lo el 20% consideraba a la enfermedad cardiovascular.

En el a√Īo 2021, el mismo grupo repiti√≥ la experiencia ampliando la encuesta a mujeres de todo el pa√≠s a trav√©s de la participaci√≥n de los Distritos Regionales de la Sociedad Argentina de Cardiolog√≠a con resultados semejantes y en ella la discrepancia entre percepci√≥n y realidad a√ļn persist√≠a: el 62% consider√≥ al c√°ncer como principal causa de muerte y s√≥lo el 34,9 % a la enfermedad cardiovascular.

‚ÄúEstos datos contrastan con la realidad de las estad√≠sticas vitales argentinas donde la enfermedad oncol√≥gica fue la causa de muerte en el 17,4% de la poblaci√≥n. La brecha entre percepci√≥n y realidad probablemente sea multicausal. En las √ļltimas d√©cadas, se han descripto importantes diferencias biol√≥gicas entre mujeres y hombres, as√≠ como diferencias en las respuestas al estr√©s‚ÄĚ, sostuvo la Dra. Ver√≥nica Crosa, m√©dica especialista en cardiolog√≠a, Directora del √Ārea Coraz√≥n & Mujer ‚ÄėDra. Liliana Grinfeld‚Äô de la Sociedad Argentina de Cardiolog√≠a (SAC).

‚ÄúAhora se comienza a comprender el papel que tienen los factores gen√©ticos, moleculares, celulares y fisiol√≥gicos, incluidos del sexo y el g√©nero, as√≠ como los determinantes sociales de la salud y la influencia del medio ambiente en la salud de la mujer. Las mujeres se encuentran subrepresentadas en todos los aspectos de la investigaci√≥n, desde el laboratorio hasta las investigaciones de poblaci√≥n, y esto ha impactado negativamente en la implementaci√≥n de medidas efectivas en las pol√≠ticas de salud. Incluso, la falta de representaci√≥n femenina en los estudios lleva inherente posicionar los datos pertenecientes a los hombres como el est√°ndar de oro‚ÄĚ, afirm√≥ por su parte la Dr. Roberto Nicol√°s Ag√ľero, m√©dico cardi√≥logo, especialista en Medicina Nuclear, Subdirector del √Ārea Coraz√≥n & Mujer ‚ÄėDra. Liliana Grinfeld‚Äô de la Sociedad Argentina de Cardiolog√≠a.

Por ejemplo, los s√≠ntomas cl√°sicamente descriptos para el infarto corresponden a un perfil masculino y la creencia arraigada de que las mujeres se presentan con m√°s frecuencia con s√≠ntomas llamados at√≠picos conlleva un trasfondo exculpatorio seg√ļn el cual las mujeres se presentan de manera equivocada, sin ajustarse a las expectativas.

Por otra parte, la mayor√≠a de los estudios no han hecho una distinci√≥n clara entre g√©nero y sexo basando la definici√≥n en el sexo al nacer, excluyendo del an√°lisis al universo de la diversidad y a la mujer transg√©nero. ‚ÄúEn este escenario se torna imperioso mejorar la concientizaci√≥n de la mujer respecto de su riesgo, pero tambi√©n dise√Īar estrategias de educaci√≥n en la comunidad de profesionales que asiste a estas mujeres, as√≠ como implementar pol√≠ticas de salud orientadas a disminuir la brecha existente‚ÄĚ, agreg√≥ la¬†Dra. Crosa.

Al igual que el hombre, la mujer se ve expuesta a los llamados ‚Äúfactores de riesgo tradicionales‚ÄĚ como la hipertensi√≥n arterial, la diabetes, la obesidad, el sedentarismo y el tabaquismo. De acuerdo con los datos de la Cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2018 la obesidad estuvo presente en el 55% de las mujeres encuestadas mientras que la diabetes se registr√≥ en el 12,7% de la poblaci√≥n y, ambas, se encuentran en aumento respecto de los datos previos del 2005. Por otra parte, el colesterol elevado (29%) y la hipertensi√≥n arterial (34%) se mantienen en las mismas cifras desde el 2005.

La mujer también se ve expuesta a otros factores de riesgo ligados a la historia gineco-obstétrica como el antecedente de haber tenido hipertensión del embarazo, diabetes gestacional, parto prematuro, bebes de bajo peso para la edad gestacional, y abortos frecuentes, todos ellos asociados a mayor riesgo de padecer enfermedad cardiovascular futura, al igual que la menopausia precoz.

Por otra parte, ciertas enfermedades que predominan en la mujer como las enfermedades autoinmunes y el cáncer de mama también constituyen factores de riesgo por sí mismos o por los tratamientos asociados. La depresión es otro factor de riesgo fuertemente asociado a enfermedad cardiovascular y esta entidad también es más frecuente en la mujer.

Recientemente, se han reconocido ciertos factores de riesgo para enfermedad cardiovascular no convencionales ligados más al género femenino como la violencia de género, las condiciones socioeconómicas desfavorables y el bajo nivel educativo, que se asocia a peores condiciones laborales, maternidad y crianza monoparental con postergación y descuido de la propia salud.

‚ÄúA medida que mejore nuestro conocimiento acerca de la influencia que estos factores tienen sobre la salud cardiovascular de la mujer, desde los espacios acad√©micos se requerir√° una comunicaci√≥n y educaci√≥n continua para disminuir la brecha de conocimiento de los profesionales de la salud y as√≠ llegar a la poblaci√≥n objetivo‚ÄĚ, consign√≥ el Dr. Ag√ľero.

Recientemente la Sociedad Americana del Corazón (AHA) ha delineado un llamado a la acción para las enfermedades cardiovasculares en las mujeres, haciendo hincapié en la necesidad de revisar la epidemiología, la concientización, evaluar el acceso a la salud y la prestación de una atención médica equitativa. Los pilares de este llamado a la acción se basan en: Crear conciencia, Optimizar la prevención y la atención clínica, Apoyar la investigación, Involucrar a las comunidades, Abogar por los determinantes sociales de la salud, Monitorear el progreso.

Por este motivo, el √Ārea Coraz√≥n y Mujer ‘Dra. Liliana Grinfeld’ de la Sociedad Argentina de Cardiolog√≠a (SAC) y su brazo comunitario, la Fundaci√≥n Cardiol√≥gica Argentina (FCA), lleva adelante acciones destinadas a concientizar a la mujer. Este mes de marzo se propone difundir el mensaje ‘Dale a tu coraz√≥n’, incentivando a la mujer a tomar conciencia de la necesidad de brindar a su coraz√≥n tiempo, descanso, cuidado, ejercicio, calma, amor y atencion para disminuir su riesgo de padecer enfermedad cardiovascular.


Deja un comentario

Deja tu comentario