La asamblea de vecinos autoconvocados, el colectivo Faro de la memoria y vecinos del sur de la ciudad de Mar del Plata realizaron una concentración y movilización en la Unidad Turística Fiscal Playa Bonita.
Durante la protesta exigieron al concesionario de la playa conocida como «Luna Roja», Horacio Ipucha, la restitución del sector público que se apropió «ilegalmente».
Asimismo se le reclamó por la destrucción del monolito recordatorio de la masacre de luna roja, que fuera destruido al principio de la temporada.
«También se mensuró con una cinta métrica la franja apropiada del Paso de Sirga, que son 15 metros que deben quedar libres desde las márgenes del arroyo y están ocupadas ilícitamente por el privado», señalaron los manifestantes.
Ademas, expresaron que en los últimos años realizaron varias movilizaciones, siendo la de ayer la cuarta, «y hacemos notar la falta de respuesta del municipio y la prácticamente ausencia del estado en el control de los espacios públicos».

Deja un comentario

Deja tu comentario